Cuando la verdad se multiplica y se diluye en la falsedad

Enredos y en redes: de espalda a la veracidad

"La privacidad ya no es una norma social". Marck Zuckerberg, fundador de Facebook.

El comienzo del proceso de hominización hace millones de años, dio inicio a una de las experiencias más extraordinarias sobre el planeta que nos abriga. En ella sellamos nuestra huella y aventuramos un destino cada vez más controlado y paradójicamente en peligro de extinción por la propia forma de vida "inteligente" que ostentamos. Desde los primeros movimientos protozoarios que dan origen a la vida animal, se hace evidente el prodigio de la comunicación como factor originario de la vida. Más tarde el hombre desarrolla un elaborado y sofisticado proceso de lenguaje como medio que le garantizo la sobrevivencia y el perfeccionamiento a estadios superiores, cada vez más sofisticados. En él, los signos y las imágenes, representadas en los más variados soportes (como las cuevas de Altamira en España, los papiros de Egipto, las tablas de Moisés escritas en arameo, los pergaminos chinos, los libros de Gutenberg, las pirámides aztecas, mayas y los enigmáticos petroglifos del imperio Inca, hasta la actual representación de la síntesis del código binario), constituyeron una gran herramienta de rigor del mensaje que han permitido advertir su contenido de manera rápida y eficaz. Se establecieron formas cada vez más instruidas y elaboradas del pensamiento la ciencia y tecnología que al lado de cada gran descubrimiento civilizatorio, desde la revolución agrícola del 'neolítico' hasta la revolución industrial y tecnológica de hoy día, han permitido el desarrollo sostenido de formas de vida, que cada una de ellas, desencadenaron una explosión demográfica y el consiguiente universo de necesidades.

En este orden del establecimiento civilizatorio, el planeta cuenta hoy con más de siete millones de seres humanos que buscan con afán participar del inconmensurable conocimiento generado para garantizar la sobrevivencia y el poder. En este escenario de peligrosa explosión demográfica, en el año 2007, Marck Zuckerberg, funda la red social Facebook en español y sentencia: "La privacidad ya no es una norma social". Desde que la CIA decide hacer de uso público y civil el internet, se han multiplicado las modalidades de interrelación por esta vía, conocidas hoy como redes sociales. A través de las múltiples formas adquiridas por las redes (Facebook, twitter, Instagram, wasap y otras), nos comunicamos y apreciamos con normalidad y rutina sus bondades y servicios que nos hacen percibir la experiencia de la omnipresencia, característica asociada otrora a dioses y divinidades. Hoy la vida camina al lado de las llamadas redes sociales y con ellas un sinnúmero de expectativas que despiertan incógnitas y mantienen a los científicos de las ciencias sociales, preocupados y en alerta debido al desconocimiento de sus efectos y envergadura a nivel planetario. Sus bondades caminan de espalda por la incertidumbre que las redes sociales generan, toda vez que a diario se descubren usos deleznables o violatorios del principio de la privacidad y la veracidad poniendo en riesgo no solo a individuos y particularidades sino a naciones y al planeta mismo al intentar su dominio y control único.

Estas controversiales redes sociales hoy permiten el contacto de manera global y con ello la capacidad de informar, omnipresente, cualquier acontecimiento desarrollado y sus consecuencias en el mismo tiempo en cualquier lugar. Esta prodigiosa cualidad las ha convertido en herramienta de desarrollo de la ciencia y multiplicador de la cultura global, no obstante, paradójicamente, también en instrumentos que al servicio de operadores económicos, políticos y militares hegemónicos e imperiales, las podemos calificar de peligrosas armas de manipulación masiva. Con ellas y en manos de estos operadores, se están usando para el manejo e instigación del pensamiento y la voluntad de grandes masas pasivas y crédulas, que no se percatan en las bambalinas de las redes, de sus verdaderas intenciones y enredos en busca de la manipulación de opinión que a través de estudios sicométricos permiten pasar de la omnipresencia a la omnipotencia con sus claras intenciones neocolonizadoras a través de sofisticadas técnicas de propagación de información falseada de engaño abierto y descarado; los "fake news", la pos verdad y los falsos positivos, que nos retrotrae a la presagiada concepción del "hermano mayor" en el visionario libro de George Orwell, "1984", en la que se alertaba en el año 1948, el peligro del totalitarismo y el pensamiento único. Sin ir más lejos, un reciente artículo de Bloomberg (Bloomberg LP Limited Partnership es una compañía estadounidense que ofrece software financiero, datos y noticias. Tiene una tercera parte del mercado, similar a Thomson Reuters.​según Wikipedia), ha revelado como un grupo secreto de Facebook permitió crear un ejército de troles a favor de gobiernos, como medio de propaganda tendiente a manipular elecciones, a la vista del mundo entero debido al papel que ha desempeñado Facebook como plataforma de propaganda política, cuyo objetivo es manipular voluntades para imponer por ejemplo presidentes como es el escandaloso caso de la campaña de Donald Trump en EEUU y otros.

Por eso la realidad es que Facebook y las redes no son un simple espectador en materia de política. Lo que nos oculta Zuckerberg es que su compañía colabora activamente con partidos y dirigentes con claras tendencias de dominación neocolonial, haciendo uso de numerosos troles que propagan información falseada («fake news») e ideologías extremistas, léase "supremacía blanca". Este es el verdadero mundo de las redes y sus enredos y propósitos imperiales que todo usuario debe conocer. Es así como los thing than utilizan la big data, y el conjunto de datos que suministran los usuarios del Internet, por medio de aplicaciones y redes sociales, localizando patrones y tendencias dentro de esos datos, que luego, son usados para tele dirigir las opiniones y voluntades usando la resemantización de la industria del conocimiento y el entretenimiento con los fines ya señalados.

La disciplina dedicada a los datos masivos se enmarca en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), debemos dar a los medios de comunicación y las redes un sentido que permitan convertirlos en medios de información y transformación de la semántica hegemónica dominante. Los medios de comunicación y las distintas redes sociales, constituyen hoy en día, el escenario de la confrontación por excelencia en la histórica lucha por la justicia, la igualdad que hoy por hoy pasa por el resguardo y celo de la veracidad. Hoy hablamos de guerra de cuarta generación para referirnos al uso de las distintas formas que los medios de transmisión de contenidos con claras intenciones dominantes y colonizadoras usan. En este escenario el papel de la comunicación alternativa se convierte en una pieza fundamental de defensa y ofensiva en la develación de las intenciones dominadoras de los enredos de las redes y sus perversos usos.
 

zelada.miguel@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 445 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /medios/a262630.htmlCd0NV CAC = Y co = US