Desmontando dos mentiras; y una crítica constructiva

En un foro de CEDICE en esta semana, uno de los ponentes, furibundo activista "académico" contra el Gobierno actual y ferviente vendedor de ideologías del capitalismo más exacerbado y favorecedor de todo esquema a favor del capital privado preferiblemente transnacional, afirmó contra la evidencia numérica que: "Venezuela es un caso desastroso para los académicos, porque desde 1960 hasta el presente la tasa de expansión de la economía es menor a la de crecimiento de la población".

Esta afirmación, de plano constituye una doble mentira emitida con desparpajo, con intención de atacar políticamente al gobierno actual con supuestos argumentos técnicos que no son tales. Es una doble mentira, una explícita y otra implícita, que pasamos a explicar: es una mentira abierta porque no es cierto que en el lapso indicado por este "sesudo" analista (1960-marzo 2012) " la tasa de expansión de la economía es menor a la de crecimiento de la población".

En efecto, el crecimiento real del PIB, descontada la inflación y ponderado por la población; según cifras del PIB real 2011 informado por el BCV y la población según censos del INE de los dos años límites del lapso citado, ambas proyectadas al primer trimestre de 2012 con base en la data ya conocida; es de 0,83%; es decir que, aunque muy pequeño, sí ha habido un crecimiento real por persona de la economía venezolana.

Pero esa falsa afirmación esconde una mayor mentira, una falacia con intencionalidad política, que es achacar a la gestión del Presidente Chávez el aludido "desastre" en palabras del "sesudo" analista. Sin embargo, en los ya más de 13 años de gestión del gobierno actual, ese indicador, el crecimiento real descontada la inflación del PIB, ponderado por el crecimiento poblacional; denominado PIB real por persona, ha crecido un 32,05% hasta marzo 2012; lo que deja de manifiesto la verdad que oculta la manipulación numérica arriba citada.

Dado que el crecimiento real del PIB por persona está prácticamente igual al del año 1960 y dado que con el Presidente Chávez ese indicador ha crecido más del 32%; tal hecho indica que en los 38 años previos a la toma de posesión de nuestro Presidente, lapso atribuible a las gestiones, políticas y enfoques económicos que defiende el "sesudo" analista; ese mismo indicador cayó en la misma proporción en que ahora ha crecido con el Presidente Chávez y su gestión.

Ahora, la crítica constructiva: ya parecido argumento fue usado en unas preguntas presentadas al Presidente Chávez en su más reciente comparencia ante la Asamblea Nacional, sólo que referido al año 1970; cuestionario que respondimos y esas respuestas las difundimos ante personas vinculadas al Alto Gobierno y al sistema Nacional de Medios Públicos, con la intención de que se refutaran las falsedades y manipulaciones implícitas en esas preguntas; material que fue totalmente desaprovechado.

En cambio, en los factores de la Oposición se revela una bien orquestada campaña sistemática y bien cubierta desde el punto de vista de los medios de comunicación, para difundir este tipo de argumentaciones con falso ropaje de "autoridad académica", con cuerpos enteros de publicaciones o incluso algunas diarias dedicadas por entero al tema económico, al igual que programas de televisión y radio más sitios WEB especializados; ante los cuales nosotros no respondemos con presteza, suficiencia técnica, oportunidad, cabalidad e igual difusión.

Como ejemplo, cito sólo la primera plana y artículo a página completa, gráficos incluidos, de la edición dominical más reciente del principal diario impreso de Oposición de circulación nacional; que sostuvo este parecido argumento con respecto al salario real; sin que hubiera la menor reacción de las autoridades ni de los medios de comunicación nuestros, a pesar de tener ya el material que mencionamos arriba, que desmonta también ese argumento.

Lo dicho revela dos cosas: que la Oposición sí tiene una campaña concertada y bien instrumentada en relación con planteamientos económicos; y que de nuestro lado o no sabemos, o no queremos o no podemos contrarrestar dicha campaña, ¿o serán todas las tres opciones anteriores?

Me consta que no somos los únicos que percibimos y sufrimos el problema; ya que otros analistas mucho más calificados que nosotros también me manifiestan la misma impotencia; hasta el extremo de que profesionales de altísimo nivel en cargos de primera línea de nuestros órganos y entes me han manifestado haberse estrellado ante la inexcusable y negligente barrera de los consabidos "1300 caracteres, espacios incluidos" al enviar por iniciativa propia trabajos analíticos bien fundamentados destinados a contribuir en algo a paliar el bombardeo del enemigo; trabajos que por lo demás requieren conocimiento, tiempo y esfuerzo de detección, recopilación, análisis y redacción; que deberían hacer y no hacen las tan cacareadas “salas situacionales” que se limitan a recortar e imprimir y repartir notas de prensa de otros.

Mientras tanto, en la batalla mediática, ese segundo teatro alternativo, Walter dixit, el volumen diario de contenidos es abrumador; y nosotros sólo hablando de temas políticos, también muy importantes; pero los temas económicos impactan mucho más, sobre todo sin son emitidos por supuestas personas con autoridad técnica y apoyadas con cifras, aunque sean falsas o manipuladas.

Para colmo, cuando de nuestro lado, algo se dice en relación con temas económicos, se dice mal, de manera poco clara; insuficiente, sin precisión expositiva y de forma descoordinada, y en muchas ocasiones con errores en cifras o conceptos; valga el ejemplo reciente de la nota de AVN, repetida en otros medios que confundió la inflación acumulada con la inflación anual, y afirmó que la inflación acumulada de los 13 años previos al Presidente Chávez fue de sólo el doble que la de éste último; cuando la realidad es que la inflación acumulada de los 13 años y 3 meses previos a Chávez es 10,45 veces, casi diez y media veces mayor a la inflación acumulada de la gestión de nuestro Presidente. Así, el efecto de la nota periodística y su titular errado fue contraproducente.


josegpinat@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2527 veces.



José Gregorio Piña


Visite el perfil de José Gregorio Piña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: