¿Quién detiene el terrorismo Globovisivo?

La artimaña político fascista que ha venido manipulando todos estos años la oposición golpista, ha teniendo una respuesta dura y certera, como lo merecen, por parte del Gobierno Nacional; el cual no ha dado tregua al demoler una tras otra cualquier cantidad de calumnias, mentiras descaradas y lo peor: el miedo terrorista difundido a través de los “medios de comunicación” hacia la población que los escucha y ve. En especial por canales como Globovisión, palanca necesaria de una oposición golpista que nunca cesó de conspirar, ni dejará de hacerlo, desde aquel 11 de abril de 2002.

Sin embargo pareciera que el tiempo para ellos se detuvo desde aquella fecha del golpe de Estado. El presidente Chávez fue rescatado por su pueblo y nuestra Fuerza Armada, para desgracia de estos miserables, que sólo mostraron sus garras durante poco menos de dos días y ya Venezuela iba hacia un régimen fascista peor que el de Pinochet en Chile.

 Pues Globovisión no se dio por enterado que se había desmontado una maquinaria infernal, y que de un plumazo desbarató todos los poderes asignados por la Constitución, nada menos que en un pacto social entre el pueblo y el Estado. Votado y refrendado.

Ha seguido la propaganda fascista instalada en este canal, día a día. El cúmulo de opinantes “expertos” que salen y entran de sus salas de entrevistas, emitiendo juicios que llegan a la injuria, como lo están haciendo con oficiales de la Fuerza Armada Bolivariana al tildarlos de narcotraficantes consumados, no tiene límites.

Hay un grupo grande de televidentes de este canal (y sus mismos periodistas) que viven el “mundo Globovisión” como creer que el castillo de la Bella Durmiente en Disney es verdadero. Existe para ellos una realidad paralela al verdadero país. Eso se llama disociación psicótica.

El resultado que se proponen obtener es influir, al receptor del mensaje, de tal manera que pierda su capacidad de juicio y confundirlo del tal forma que termine por renunciar a cualquier análisis crítico, del mensaje del que es receptor, causándole así la enfermedad mental ya citada

Se crea en el subconsciente del individuo una realidad ficticia en la que «todos» los males, y por ende «todo» lo negativo que le sucede, proviene de una sola causa o de una sola persona. Establecido el patrón mental en el subconsciente del individuo, este llega a una etapa que le induce a creer que eliminando la causa de los males que le aquejan, habrá de alcanzar la felicidad absoluta (1)

Dos directivos de ese canal, y socios del mismo, se encuentran prófugos de la justicia venezolana. Todavía no entiendo quien dirige ese canal o si será que dichos prófugos tienen vía libre para hacerlo desde el exterior.

Zuloaga está acusado por especulador y otros crímenes y su compinche Nelson Mezerhane estafó cínicamente a los ahorristas del banco Federal, y la Nación (que somos todos) ha tenido ya que pagar a los ahorristas burlados casi ¡mil millones de dólares!

Se estuvo comentando que el Estado estaba en la obligación de resarcir ese dinero a través de los activos de este maleante, sin embargo ya de las supuestas acciones del 40% de Globovisión, ni se habla.

¿Tenía ese mandato legal el Gobierno Nacional o no? ¿Hasta cuando se burlan en nuestra cara estos criminales?

Se imaginan cuantas casas u hospitales se pudieron haber construido con ese dinero que estafó  Mezerhane?

Una revolución, si es verdadera, no se puede dar el lujo de que este atropello se ejecute sin ninguna repercusión para los causantes de tantos males.

Ya no les basta con elaborar “argumentos” que sólo son una sarta de mentiras preconcebidas y ejecutadas fríamente desde sus salas de redacción. Sino que no les importa para nada su audiencia, sólo la perversidad de ver sepultada una forma de gobernar que odian irracionalmente.

(1) http://www.analitica.com/bitblioteca/ruiz_iriarte/disociacion_psicotica.asp

luisortega69@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2559 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor