Cine movil Huayra aprueba el reimpulso cinematográfico rural y popular en tres estados

Encuentro regional sobre “El activismo político de Huayra en la cultura comunicacional y audiovisual del 2019”

Encuentro regional sobre “El activismo político de Huayra en la cultura comunicacional y audiovisual del 2019”

14 de julio de 2019.- El encuentro regional sobre “El activismo político de Huayra en la cultura comunicacional y audiovisual del 2019” realizado el pasado 22 de junio aprobó el reimpulso de un paquete de proyectos emblemáticos para la promoción de la cinematografía popular en Venezuela.

El reimpulso asumiría el año programático 2020, que se extendería desde el 1 de octubre de 2019 hasta el 30 de septiembre de 2020.

Un Comité (Yanely Egurrola, Juan Hernandez, Javier Xavier) conformado para la instalación de este encuentro regional de reimpulso del activismo Huayreño incluyó una solicitud para que la coordinación del Cine Móvil proporcione un calendario de reingreso de ciertas áreas emblemáticas a esta iniciativa regional; Montañismo (cine documental), Cine Club (cine móvil), Radio (laboratorio de TV) y Ruta audiovisual Archivo de cine).

Los informes de las diversas áreas: ; Montañismo (cine documental), Cine Club (cine móvil), Radio (laboratorio de TV) y Ruta audiovisual Archivo de cine) coincidían en que la exclusión de Huayra del gabinete cultural en el área de Cine por la coordinadora de la plataforma regional Maritza Rangel del CNAC en 2016 para apoyar el proyecto de formación de formadores para cine móvil había lesionado al Huayra lo que lo llevo a una reducción drástica de su personal operativo y a una parálisis casi administrativa hasta el actual encuentro en junio de 2018.

El Comité de reimpulso del cine móvil Huayra expuso que los recientes cambios políticos y culturales en la relación económica de Huayra con diversos organizamos interesados en impulsar la cultura cinematográfica sugiere presentar en los proyectos emblemáticos correspondientes, a más tardar 90 días después de la realización de este encuentro, una estrategia clara y concisa para brindar certidumbre a las mesas de discusión operativas en Huayra, en consonancia con el objetivo compartido de evitar Impactos negativos en la cinematografía huayreña.

La estrategia debe incluir:

Garantizar compromiso entre las regiones y Huayra que promueva los intereses del cine móvil y la cinematografía popular regional, incluido el fomento del crecimiento del sector comunal y alternativo independiente del control gubernamental, como se indica en la agenda de la coordinación del encuentro;

Crear un cronograma de reinicio seguro de un equipo humano al cine móvil Huayra en Caracas a los niveles anteriores que sobrelleve la reducción de personal administrativo del Cine Móvil Huayra en Caracas y en las operaciones regionales, incluido talleristas y colaboradores

Diseñar un proyecto presupuestario real que se adecue a la oferta de trueques propuestos para responder a los proyectos emblemáticas a reiniciar para el año 2020 de apoyo y desarrollo cinematográfico que ayuden a los activistas huayreños de Aragua, La Guaira y Caracas y posiblemente Lara y Zulia.

Huayra administraría los activos representados en donaciones, aportes etc. para promover las iniciativas de apoyo económico a la construcción de nuevas formar de hacer cine reduciendo a cero o eliminar los fondos en la cuenta bancaria de colaboración a misiones gubernamentales, consejos comunales, redes populares de cine, televisoras comunitarias, etc. a nivel nacional para consolidar una línea presupuestaria que priorice lo cooperativo y la ayuda mutua para el reimpulso del cineclubismo y el apoyo al activismo de las rutas audiovisuales patrimoniales que se usarían para identificar y comprometer a la próxima generación de líderes huayreños.

Por lo tanto, esta estrategia vendría a ser la resolución aprobada por el encuentro regional acontecido este pasado 22 de junio y que esperamos se convierta en línea de acción del cine móvil Huayra para el 2020

Para concluir es necesario recalcar que la administración actual del cine Móvil Huayra es inexistente ya que la debacle presupuestaria del Huayra auspiciada por el CNAC al suspenderse el proyecto de formación de formadores para cine móvil en 2016 impidió incluso formalizar legalmente las nuevas directivas del CineMóvil, es decir no hay ni para para una notaría y menos tener una cuenta bancaria sostenible lo cual ha generado drásticos recortes para el desarrollo cinematográfico y las relaciones interinstitucionales, situación muy similar a la que nos aconteció con el CNAC en 2002 para el rodaje de “El Misterio de la Batalla” y con CONATEL en 2007 para la serie documental “Las Minas, una identidad oculta”.
.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2317 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /medios-alternativos-y-comunitarios/n344510.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO