12 de abril

En el Día de la Comunicación Popular en Venezuela: Aporrea bloqueada, medios comunitarios sin autonomía, Ley de Comunicación Popular inaplicada

En el Día de la Comunicación Popular en Venezuela, uno de los medios populares y alternativos digitales más destacados y emblemáticos, Aporrea.org, es víctima de bloqueo y censura estatal dentro del país, como práctica abusiva de sectores institucionales burocráticos y enemigos del Poder Popular

En el Día de la Comunicación Popular en Venezuela, uno de los medios populares y alternativos digitales más destacados y emblemáticos, Aporrea.org, es víctima de bloqueo y censura estatal dentro del país, como práctica abusiva de sectores institucionales burocráticos y enemigos del Poder Popular

Credito: Aporrea.org

Este día 12 de abril es el Día de la Comunicación Popular (y de su Ley). Los medios comunitarios, populares y alternativos fueron una de las expresiones democráticas más vigorosas de las comunidades y los movimientos sociales en la revolución bolivariana, durante el período de Chávez. Al menos hasta 2012 se desplegaron y gozaron de bastante autonomía en sus funciones y orientación editorial, aunque la mayoría carecía de fuentes de financiamiento propias, bajo condiciones autosustentables, pero el Estado en esos años les brindaba un soporte sin excesivos condicionamientos.

Sin embargo, en los años más recientes, esa autonomía se fue perdiendo cada vez más, supeditándose al partido de gobierno y a la maquinaria estatal burocrática. Aquellos que pretendieron disputar su independencia fueron quedando marginados del apoyo estatal para mantener sus habilitaciones o reponer sus equipos e instalaciones. Quien no se domestica se expone a la inanición y al bloqueo. Incluso, las vocerías de los medios comunitarios y alternativos han llegado a ser suplantadas por los miembros del poder constituido, por el Ministerio de Comunicación o por instituciones como Conatel. Algunos medios siguen siendo expresión de sus comunidades o movimientos populares; pero muchos otros han bajado los niveles de la denuncia, la crítica y la cobertura de las luchas, y han sido cooptados por el poder partidista y estatal, desdibujando su condición de Poder Popular.

Un poco de historia sobre Aporrea y la Comunicación Popular

En un día como hoy, recordamos los medios comunitarios y alternativos que se destacaron o surgieron en la coyuntura de la lucha contra el golpe de Carmona, con militares, partidos y medios de la derecha: Antiescuálidos.com, la Radio Alternativa de CCS y la Perola fueron emblemáticos en ese entonces, además, por supuesto, de las "radio bemba" y los mensajitos de texto.

Aquella Radio Alternativa, por cierto, fue cerrada por Conatel, producto de la disputa de su frecuencia por factores burocráticos que poco después rompieron con la revolución. En esa radio mantenían un programa el coordinador de Aporrea, Gonzalo Gómez, junto con Juan García y con el difunto Paulino Núñez: "La Deuda o la Vida", de la Red Venezolana Contra la Deuda.

Unos días antes del golpe del 11 de abril, que ya se veía venir, surgió un espacio de articulación del movimiento popular antigolpista de los barrios caraqueños: la Asamblea Popular Revolucionaria, que se organizó autónomamente para enfrentarlo y para la defensa de la revolución bolivariana y de la Constitución de 1999. La Asamblea Popular Revolucionaria realizó un ejercicio de comunicación popular antigolpista, en la madrugada del 11 A, con la edición y reparto de unos 100 mil volantes en las barriadas y calles de la capital, para convocar a la formación de un "tapón popular" en defensa de Miraflores y de la presidencia. De ahí surgió Aporrea y se desarrolló en la etapa post golpe y contra el sabotaje petrolero, con noticias obreras, comunitarias, campesinas, populares y de las corrientes de izquierda nacionales e internacionales, con espacios para el debate libre y democrático entre revolucionarios. Hoy estamos a poco más de un mes de nuestro 17 aniversario, que se cumplirá el 14 de mayo de 2019 (aparecimos el 14 de mayo de 2002).

 

Imagen de Aporrea en los días de su 3er Aniversario en mayo de 2005
Credito: Aporrea.org

Aporrea bloqueda y la comunicación popular debilitada

Sí, nos bloquearon, a pesar de nuestra trayectoria revolucionaria y democrática, de nuestro carácter de herramienta comunicacional de los trabajadores y el pueblo, de nuestro aporte pionero a la organización nacional de los medios comunitarios y alternativos en Venezuela, y también, paradógicamente, a pesar de haber sido distinguidos con varios premios a la Comunicación Popular y Alternativa. Hoy, 12 de abril, día declarado oficialmente y por los propios medios comunitarios como el Día de la Comunicación Popular, Aporrea sigue bloqueada dentro de Venezuela por el Estado burgués. Esto sucede porque hay autoridades que no toleran la autonomía de los movimientos sociales, de las corrientes revolucionarias y de los medios que difunden los debates que escapan a su control, a pesar de la retórica cotidiana sobre el "Poder Popular" y las celebraciones festivas para "honrar" en las tarimas y con la propaganda hueca, lo que es pisoteado en la vida.

Nadie da explicaciones, ni Conatel, ni CANTV ni el Ministerio de Comunicación (MIPPCI). Aporrea permanece bloqueada desde el 11 de febrero, por lo que van ya dos meses de bloqueo arbitrario de nuestro portal de noticias y opinión. Y esto sucede siendo una página plural de izquierda, antimperialista, antiintervencionista, al servicio de las luchas obreras y populares. Sucede sin que importe que ahí publican también sus artículos dirigentes del PSUV y constituyentes, que participan en el debate democrático de esta cartelera del pensamiento crítico. Mal servicio le hace este bloqueo de facto a la libertad de información y de expresión, a los derechos democráticos de miles de usuarios que la utilizaban o la siguen utilizando bajo fórmulas para evadir la censura. Ningún aprecio muestra ese silenciador estatal irregular por el derecho de centenares de autores y autoras que buscan ejercer la democracia participativa y protagónica, que buscan compartir o contrastar criterios. Es muy grave que se pueda desconocer y se pretenda inutilizar una de las más grandes bases de datos sobre los últimos 17 años del país, gran cantidad trabajos académicos y expresiones culturales cuyos enlaces y referencias bibliográficas quedan cortados.

En el transcurso de este tiempo hemos recibido y hemos venido publicando numerosas expresiones de solidaridad y apoyo, pronunciamientos a favor del desbloqueo de Aporrea o en repudio a esta mala y abusiva práctica institucional, tanto de usuarios como de autores y autoras, de movimientos y organizaciones sociales, de personalidades destacadas, de organizaciones de orientación de izquierda a escala nacional e internacional. En vista de la persistencia del bloqueo, creemos necesario el redoble de la campaña solidaria y de exigencias a las instituciones de gobierno presuntamente responsables de este ataque contra uno de los ejemplos más distinguidos de la comunicación alternativa y popular en Venezuela e incluso a nivel mundial.

Los activistas de la comunicación popular, a tono con nuestra tradición de lucha y con los principios de la Ley que diseñamos para la defensa de la comunicación popular y alternativa, tenemos algo tenemos que decir frente a éste y otros hechos de censura y violación de la libertad de expresión, en nuestro propio bien y por nuestro futuro como comunicadores populares, como movimientos sociales, como ciudadanos, como pueblo soberano.

Seguimos a la orden de todos los medios comunitarios, populares, libres y alternativos, para la difusión e intercambio de nuestros respectivos contenidos, así como para la defensa mutua de nuestros derechos como comunicadores y comunicadoras.

Igualmente, debemos ser solidarios, por principios democráticos, con todo medio que sea objeto de censura o de bloqueo similar.

Tomamos distancia, sin embargo, de todo aquel medio que, ante las amenazas intervencionistas contra el país, se preste como espacio mercenario para la promoción de la injerencia y de la invasión.

Repudiamos, al mismo tiempo, el uso que se pueda hacer de los medios de comunicación del Estado contra los derechos y las luchas del pueblo.

Nuestro llamado

A quienes utilizan (a pesar de todas las trabas) nuestra página como fuente de información cotidiana dentro y fuera del país…

A los autores y autoras que se expresan, difunden y debaten sus opiniones a través de Aporrea…

A los luchadores y luchadoras de la clase trabajadora, agrupamientos de los barrios populares, comunidades campesinas, corrientes anticapitalistas y antiimperialistas, defensores de los derechos democráticos y garantías constitucionales…

Les llamamos a acompañarnos activamente en la difusión de los mecanismos informáticos recomendados para evadir el bloqueo arbitrario realizado contra Aporrea, a respaldarnos y acompañarnos en nuestro reclamo a las instituciones involucradas, a participar en los "tuitazos" y campañas a través de las redes sociales, a multiplicar la solidaridad nacional e internacional en defensa de la libre comunicación y particularmente de la comunicación popular y alternativa.

No podemos dejar pasar por alto en esta oportunidad, la solidaridad con Julian Assange, que contribuyó a informar a la humanidad sobre las acciones encubiertas del imperialismo, con la publicación de la base de datos contenida en Wikileaks. Exijimos su liberación.

Ley de Comunicación Popular inaplicada

Finalmente, queremos llamar la atención, en este día, sobre la inaplicación de la Ley de Comunicación Popular y la ausencia de su reglamento, después de varios años de su promulgación, hecho que deja rezagada a esta forma de comunicación frente a las hegemonías mediáticas: la privada nacional y transnacional, y la corporativa-burocrática del Estado, que se imponen sobre las iniciativas comunicacionales que surgen desde las comunidades, los movimientos y la sociedad.

Esta ley fue elaborada con aportes surgidos de encuentros nacionales de los comunicadores y comunicadoras populares a lo largo de varios años e impulsada con movilizaciones realizadas entre 2012 y 2015.

En función de ello, deseamos compartir un material formativo y reflexivo relacionado con los fundamentos contenidos en la exposición de motivos de dicha Ley y con los conceptos que guían nuestra línea editorial colectiva, que presentaremos a continuación.

¡Viva la genuina comunicación popular y alternativa, libre e independiente!

¡No al bloqueo y al condicionamiento estatal de nuestros medios como instrumentos de poder popular! #DesbloqueenAporrea

¡Reforcemos la solidaridad con la comunicación popular y alternativa como rostro de nuestra identidad!

 

Pendón de Aporrea en su segunda etapa, posterior al 2005
Credito: Aporrea.org
 

La Ley de Comunicación Popular, nuestra perspectiva como Pueblo Comunicador frente a las hegemonías mediáticas

(Presentación de Gonzalo Gómez en talleres para comunicadores y comunicadoras populares, basada en el preámbulo y contenido de la Ley)

La Ley de Comunicación del Poder Popular se apoya en el Art. 5 de la CRBV:

"La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público".

Para el ejercicio de la soberanía se requiere de la comunicación.

La comunicación, según la exposición de motivos de la Ley, es una de las actividades humanas de mayor importancia en la sociedad actual, pues de ella depende, en gran medida...

  • Nuestra consciencia político social (individual y colectiva)

La apropiación privada de los medios de comunicación implica la posibilidad de:

  • la aplicación implícita de la censura, a conveniencia de las minorías dominantes
  • el desarrollo de contenidos para la justificación ética y moral del sistema de explotación y de dominación
  • la consecuente tergiversación de la verdad y la manipulación de la información
  • la deformación de la opinión pública en función de los intereses de sectores dominantes
  • administración del pensar y los saberes por las élites que controlan la comunicación, filtro de la cultura y opiniones del pueblo
  • uso de la comunicación al servicio del lucro capitalista y su mercado

Pero esto mismo también ocurre con el dominio de los medios públicos desde el aparato del Estado, instalando dos cercos mediáticos:

  • uno capitalista, privado
  • otro burocrático-corporativo de Estado, dominado por sus funcionarios

Esto lleva a que la comunicación pública y privada se ejerza...

  • a voluntad de parcialidades
  • sin dejar fluir la legítima voz de los pueblos
  • obstaculizando y limitando la expresión de la soberanía popular

Como dice el preámbulo de la Ley:

"Para lograr una comunicación plena y libre, debemos avanzar en la transformación de la sociedad, tomando como punto de partida la naturaleza cultural, comunicativa y lingüística del pueblo, caminando a la par del Estado que condiciona objetivamente el desarrollo de las fuerzas productivas; por lo cual, en una sociedad dividida en clases, el debate sobre la comunicación es un debate propio de la lucha de clases, escenificada entre unos pocos opresores con un gran poder mediático y una gran masa de oprimidos (indignados) con muy reducida posibilidad de comunicar y difundir masivamente sus angustias y reclamos".

Porque... "la comunicación no es un acontecer abstracto que puede despegarse de las condiciones concretas y necesidades colectivas; es parte del gran debate de las ideas, en el cual deben participar en igualdad de condiciones todos los sectores de la sociedad".

Esto no es plenamente posible sin desarrollar un nuevo sistema público de comunicaciones en manos del Poder Popular, de las comunidades, de los movimientos sociales, de los distintos tipos de organizaciones que se da el pueblo para sus actividades en distintos campos (cultural, deportivo, científico, recreativo, político, etc.). No se da sin la participación de los ciudadanos y ciudadanas.

Hoy tenemos una situación regresiva, a pesar de los avances que hubo durante la mayor parte de la revolución bolivariana. Una situación en la que el pueblo tiene difícil acceso a la comunicación para expresar su propia voz, su sentir y su pensar, tanto en los medios públicos como en los privados:

  • Concentración de grandes medios en manos privadas (con tendencia al predominio de medios supeditados a las transnacionales).
  • Concentración de grandes medios manejados por funcionarios del Estado, sin acceso pleno para la diversidad del pueblo.
  • Surgimiento de nuevas hegemonías comunicacionales privadas desde factores del poder del Estado en vez de construir el sistema de comunicación del Poder Popular.
  • Pequeños y débiles medios populares, alternativos y comunitarios.

Necesitamos un espacio mucho más democrático, participativo y protagónico (realmente):

  • Donde el pueblo empoderado de su espacio social, asuma la conducción del proceso de comunicación liberadora.
  • Con un nuevo modelo comunicacional propio de su entorno sociopolítico,
  • Bajo nuevas formas de gestión popular de sus propios medios de comunicación.
  • Con herramientas de producción de contenidos comunicativos en manos del Poder Popular (comunidades, organizaciones y movimientos sociales...).
  • Democratizando el derecho de acceso justo a la comunicación (por la diversidad y pluralidad del pueblo y de la ciudadanía).
  • En el marco de la lucha por la construcción de una nueva sociedad sin explotación ni opresión: el socialismo.
  • Desde las propias voces del pueblo como colectivos de comunicación popular.
  • Sin depender de las hegemonías de la comunicación privada ni de las burocracias.

"La comunicación privada a la que estamos acostumbrados, se usa aún para domesticar el espíritu de los pueblos escondiendo en el discurso los valores dominantes oligárquicos; donde las burocracias ejercen también su poder para convencernos de un correcto uso de los presupuestos, escondiendo tras algunas obras una infamante corrupción, haciendo uso para sus nefastos fines, incluso desde las estructuras del propio Estado, de nuestros medios públicos de comunicación".

"...Se hace necesaria una democratización de las oportunidades en el acceso al espectro radioeléctrico, a las tecnologías de la información y comunicación, y a los medios de financiamiento y sustentabilidad, para lograr el normal desenvolvimiento de la Comunicación Popular".

Comunicación Liberadora... Comunicación Popular...

"La Comunicación Popular es una iniciativa revolucionaria, la cual debe brindar un lenguaje no alienado ni alienante, creando la posibilidad de participar libre y mundialmente, en la transformación de la sociedad. Su surgimiento y desarrollo sólo será posible en igualdad de condiciones, construyendo espacios, medios y modos de exhibición libre de sus propuestas y logros".

"El Nuevo Modelo de Comunicación promete una comunicación inclusiva, libre y abierta, crítica, autocrítica y contestataria, emancipadora y no burocrática de la creación y recreación de la cultura y la vida cotidianas, donde se expresen ampliamente la memoria colectiva y el rico imaginario popular como expresión auténtica de libertad y soberanía; priorizando la ética antes que la estética, el hecho en vez del supuesto, la realidad y no la ilusión, la verdad al engaño, convirtiendo la comunicación en una forma superior de lucha de los pueblos para el logro de sus propias metas y objetivos a través del desarrollo y difusión de contenidos escritos, visuales, auditivos, audiovisuales, multimedia y cualquiera otros, como expresiones propias de la voz del pueblo, en uso legítimo de su poder constituyente y soberano, insurgiendo como Pueblo Comunicador".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5119 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /medios-alternativos-y-comunitarios/n340642.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO