La comunicación popular frente a los nuevos desafíos políticos en Latinoamérica

Estuvimos leyendo en el portal del ministerio del Poder Popular para la Comunicación que entre el 20 y 23 de octubre se realizará en La Paz, Bolivia el Primer Encuentro de Medios y Periodistas del Abya Yala en lucha contra la desinformación y además es un espacio propicio para seguir desarrollando la importancia de la comunicación popular en nuestros países; este encuentro reunirá a comunicadores, periodistas independientes, comunicadores populares, comunitarios, blogueros, tuiteros, estudiantes y además de integrantes de organizaciones sociales y estudiosos del fenómeno de la información, es una oportunidad única donde el debate estará abordado entre comunicadores populares y periodistas de medios independientes que desde una perspectiva alternativa buscan romper con el bloqueo informativo impuesto por el aparato burgués comunicacional.

Este tipo de iniciativas la aplaudimos con verdadera alegría porque representa a una acción urgente en defensa de la comunicación liberadora como lo expone el intelectual mexicano Fernando Buen Abad, las ideas concretas y las acciones sin intermediación burocrática son las que harán que la comunicación popular se masifique entre la población y deje de ser una utopía o un mecanismo institucional que se pierde en la nada, de aquí debe salir las estrategias para atacar toda la violencia comunicacional que estamos sufriendo de manera más atroz en los últimos años, es ahora de desnudar inteligentemente la comunicación burguesa y es aquí donde nos hacemos eco de las reflexiones del periodista español Pascual Serrano donde de forma contundente afirma que ¨con el espectáculo, el sexo, el entretenimiento, la frivolidad, la trivialidad, los grandes medios transmiten su mensaje, porque su mensaje es la ausencia de mensaje ya que ellos requieren mantenernos sumidos en la nada¨ es por eso que la misión de los comunicadores es compleja pero definitoria y, la formación es la clave, se deben instruir en los aspectos periodísticos a los comunicadores populares para lograr construir un modelo alternativo de comunicación popular que sea atractivo al colectivo.

Y el aspecto crítico debe surgir desde lo siguiente: no se está haciendo comunicación popular, en el sentido del uso de los medios. Existe un gran un avance significativo, pero el avance tiene que ver con la cantidad de medios alternativos y comunitarios que antes no estaban al servicio de la gente y hoy lo están. Son miles de emisoras alternativas, pero no logran el efecto, no logran derrotar la comunicación del capital, se debe ser más efectivo que el panfleto no nos siga engañando pensando que estamos cumpliendo con lo popular y revolucionario. Tomemos en cuenta lo concreto, tanto como lo subjetivo, con el propósito revolucionario de que la comunicación popular sirva para elevar el nivel de la conciencia, para perfeccionar la lucha y para garantizar la batalla cultural en el seno de la sociedad. En esta la batalla cultural no podemos admite eufemismos, reformismo o contradictorias posturas; nuestros medios los medios de comunicación populares y revolucionarios y los medios de comunicación que están defendiendo la revolución latinoamericana tienen un papel supremo como herramientas organizadoras para ayudar a multiplicar las fuerzas revolucionarias a partir de poner en común un programa de acción emancipador. No se puede desperdiciar recurso alguno. No se puede perder un minuto, es ahora o nunca, la comunicación popular es nuestra herramienta necesaria que jamás se nos olvide.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 798 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter