Padre piadoso

Condenado a 55 años de reclusión el sacerdote católico que asesinó a su propio hijo

nSurGente.- El sacerdote de la archidiócesis mexicana de Texcoco, Dagoberto Valle Arriaga, fue sentenciado ayer a 55 años de reclusión después de que el 14 de septiembre de 2005 matase a su hijo para evitar ser descubierto y que le retiraran su orden sacerdotal. La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) aportó las pruebas necesarias para descubrir el asesinato del joven Óscar Emmanuel Valle Hernández, hijo del cura y de la feligresa María Félix Hernández.

De acuerdo con las investigaciones y la causa penal 91/06, Dagoberto Valle citó a su hijo en la avenida R-I, en el municipio de Ecatepec.

Sin explicación alguna, Dagoberto Valle trasladó a Óscar Emmanuel al estado de Guanajuato, donde determinó asesinarlo y abandonar su cuerpo en un lugar despoblado por el rumbo de Acámbaro.

Una vez que las investigaciones lo pusieron al descubierto, el cura asesino fue detenido y puesto a disposición de las autoridades ministeriales, quienes con los elementos de prueba suficientes determinaron consignarlo al Juzgado Primero Penal de Primera Instancia en el penal de Chiconautla.

En sus declaraciones, el sacerdote aceptó haber procreado en concubinato a Óscar Emmanuel, a quien asesinó para evitar que le fuera interrumpida su orden sacerdotal si se llegaba a conocer la verdad.

Dagoberto Valle Arriaga también fue sentenciado a pagar una multa de 109.980 pesos por reparación de daño material.

Fuente: La Jornada


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5915 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n99303.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO