Bush impide testificar a dos ex funcionarias

10 de julio de 2007 . - El presidente estadunidense, George W. Bush, invocó nuevamente este lunes el "privilegio del Ejecutivo" para impedir el testimonio de dos ex funcionarias de la Casa Blanca citadas por el Congreso para declarar sobre el caso de los ocho fiscales federales despedidos el año pasado.

Harriet Miers, ex jefa de los servicios jurídicos de la Casa Blanca, y Sara Taylor, ex asistente de Karl Rove, uno de los principales consejeros de Bush, fueron citadas para comparecer ante dos comités legislativos sobre estos despidos considerados como una censura política.

En un mensaje dirigido a los presidentes demócratas de dos comités, uno del Senado y otro de la Cámara de Representantes, el sucesor de Miers, Fred Fielding, bloqueó el procedimiento, al destacar que las dos ex funcionarias sólo testificarán en privado, sin prestar juramento y sin registro.

Criticada por impedir varios testimonios y documentos sobre el caso del despido de ocho fiscales federales, pero también sobre el programa de escuchas telefónicas sin permiso de un juez, la Casa Blanca ya había invocado el privilegio del Ejecutivo, que permite al presidente negarse a proveer documentos o testimonios exigidos por otro poder del Estado si considera que es vital mantener su confidencialidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4461 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas