(VIDEO) Suman casi 8.000 los fallecidos por terremotos en Türkiye y Siria pudiendo afectar a 23 millones de personas

La estatal Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD) de Türkiye informó este miércoles que la cifra de fallecidos por los terremotos que devastaron el sur del país el lunes pasado ascendió a 7.108, mientras que en Siria se reportan 812 muertos.

En su más reciente reporte, la AFAD detalló que las personas que resultaron con heridas suman 40.910, mientras que son más de 8.500 las personas rescatadas en 10 provincias del país.

Türkiye y Siria fueron sacudidos el lunes pasado por dos poderosos temblores, de magnitud 7.8 y 7.5 en forma respectiva, a los que le siguieron centenares de réplicas, que afectaron a más de 13 millones de personas.



La AFAD indicó en su comunicado que más de 96.670 equipos de búsqueda y rescate se encuentran en el campo trabajando en salvar vidas.

"Como resultado de las negociaciones con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Türkiye, 5.309 personas provenientes de otros países con el propósito de ayudar fueron enviadas al área del desastre", indicó.



La agencia estatal mencionó que fueron instaladas un total de 70.818 tiendas de campaña para albergar a familias de sobrevivientes que se quedaron sin bienes.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan consideró el martes pasado que este es "uno de los mayores desastres no solo de la historia de la República Turca sino también de nuestra geografía y del mundo".



Siria denuncia que sanciones exacerban catástrofe

En Siria, las autoridades no habían actualizado este miércoles el balance de víctimas. El martes pasado dieron cuento de un total de 812 muertos por los sismos.

El ministro sirio de Asuntos Exteriores y Expatriados, Faisal Al-Mekdad, calificó como "grande" la catástrofe del terremoto que azotó a su país, situación que se hace más difícil de combatir debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.).

"Las sanciones impuestas por Estados Unidos y los países occidentales a Siria exacerbaron la tragedia y la catástrofe, y llamamos nuevamente a todos los pueblos y países del mundo para que brinden la asistencia requerida al pueblo sirio para enfrentar esta catástrofe humanitaria", expresó el canciller al canal Al-Mayadeen.

Primera ayuda internacional

Las malas condiciones meteorológicas en la región de Anatolia complican las labores de rescate y ensombrecen las perspectivas de los supervivientes, que se calientan en tiendas o junto a hogueras improvisadas.

La ayuda internacional a Turquía debe empezar a llegar el martes con los primeros equipos de socorristas procedentes de Francia y Catar.

El presidente estadounidense, Joe Biden, prometió a su homólogo turco «toda la ayuda necesaria, sea la que sea».

El contingente francés pretende llegar hasta Kahramanmaras, en la zona del epicentro, una región de acceso difícil y sepultada bajo la nieve.

China anunció el martes el envío de una ayuda de 5,9 millones de dólares, que incluirá grupos especializados en el socorro en entornos urbanos, equipos médicos y material de urgencia.

Según Erdogan, 45 países ofrecieron ayuda.

En cambio, el llamado lanzado por el gobierno de Siria recibió por ahora respuesta de Moscú, su aliado, que prometió equipos de socorro «en las próximas horas», además de 300 militares rusos que ya se encuentran en el lugar para ayudar en el rescate.

La ONU también reaccionó, pero insistió en que la ayuda debe llegar a toda la población siria, incluida la parte que no está bajo control de Damasco.

La Media Luna Roja siria instó a la Unión Europea a levantar las sanciones contra el régimen.

Dormir a la intemperie

Los balances a un lado y otro de la frontera no dejan de aumentar y, teniendo en cuenta la magnitud de la destrucción, pueden seguir la misma tendencia.

Solo en Turquía, las autoridades contabilizaron casi 5.000 inmuebles derrumbados.

Además, la caída radical de las temperaturas conlleva un riesgo suplementario de hipotermia para los heridos y las personas atrapadas en los escombros.

Durante el lunes, se registraron hasta 185 réplicas, además de las dos sacudidas principales: una de 7,8 en medio de la noche (04H17 locales) y la otra de magnitud 7,5 al mediodía.

Las réplicas continuaron durante la madrugada del martes. La más fuerte, de magnitud 5,5, ocurrió a las 6H13 locales (3H13 GMT) a 9 km al sureste de Gölbasi (sur de Turquía).

Las autoridades turcas habilitaron gimnasios, escuelas y mezquitas para albergar a los supervivientes. Pero por temor a nuevos sismos, muchos habitantes prefirieron pasar la noche al raso.

«Todo el mundo tiene miedo», aseguraba en Sanliurfa (sureste de Turquía) Mustafa Koyuncu, un hombre de 55 años que pasó la noche con su mujer y sus cinco niños en el coche familiar.

Es el terremoto más importante en Turquía desde el ocurrido el 17 de agosto de 1999, que causó la muerte a 17.000 personas, un millar de ellas en Estambul.

Con información de Telesur / Agencias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1635 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter