Oposición argentina pretende impedir llegada de Maduro y Díaz-Canel intentando sabotear cumbre de la Celac

Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel.

Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel.

El Gobierno argentino rechazó un intento de la oposición para evitar la llegada al país del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para participar de la cumbre de CELAC.

La oposición presentó incluso una denuncia contra Maduro y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, buscando que sean juzgados en Argentina.

Tras haberse anunciado la fecha de la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), para el martes 24 de enero, en Buenos Aires, dirigentes del partido opositor argentino Juntos por el Cambio, liderados por el ex presidente Mauricio Macri, habían firmado un documento que declaraba al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, como "persona non grata", así como también a los presidentes Miguel Díaz Canel (Cuba) y Daniel Ortega (Nicaragua), luego de ser acusados por incurrir en supuestas violaciones a los derechos humanos.

En vísperas de la visita del mandatario venezolano a Buenos Aires, en el marco de la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la CELAC, la oposición argentina arremetió contra Nicolás Maduro y exigió su "detención inmediata" en caso de visitar el país. El presidente, junto a otros líderes de la región, ya confirmó su asistencia a la convocatoria.

La cumbre de la CELAC en Argentina reunirá a mandatarios y altos jerarcas de los 33 países que, tras el regreso de Brasil, volvieron a integrar el foro latinoamericano y caribeño. Uno de los invitados que confirmaron presencia es el presidente venezolano, resistido por sectores de la derecha argentina.

En efecto, diputados del opositor Propuesta Republicana (PRO)—el partido al que pertenece el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) y el más votado dentro de la coalición opositora Juntos por el Cambio— presentaron un proyecto de ley para declarar a Maduro como persona non grata, tras entender que tiene "responsabilidad en violaciones de Derechos Humanos".

El jefe del bloque, Cristian Ritondo, dijo en Twitter que la iniciativa fue presentada "en contra de recibir con los brazos abiertos" a Maduro, a quien calificó como "amigo del Gobierno" argentino.

Su publicación reunió decenas de comentarios de internautas, entre ellos, algunos que le exigieron "memoria" y le recordaron que su sector había reconocido como presidenta electa a Jeanine Áñez en 2019, quien actualmente se encuentra cumpliendo condena por el delito de terrorismo, tras el golpe en Bolivia contra Evo Morales.

Patricia Bullrich, también dirigente de PRO, exigió a través de su cuenta de Twitter la detención del mandatario en caso de visitar Argentina. Bullrich comparó la una hipotética detención de Maduro con la detención del dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990) en Londres, en 1998.

Asimismo, el Foro Argentino para la Democracia en la Región (FADER) integrado por miembros de la oposición argentina y venezolana, denunció a Maduro ante la justicia argentina a Maduro y a los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Cuba, Miguel Díaz Canel. La derecha argentina busca que los mandatarios sean juzgados en Argentina por los que considera "delitos de Lesa Humanidad".

El bloque de diputados nacionales del partido opositor argentino Unión Cívica Radical (UCR) también se sumó a la posición de sus homólogos y aseguró que la presencia de los mandatarios en el país es una "provocación" a las "democracias de Latinoamérica".

Los embates de la derecha argentina no fueron respaldados por el Gobierno de Alberto Fernández. Su portavoz, Gabriela Cerruti, respondió que Argentina "es parte del concierto de naciones democráticas que trata de aportar a las soluciones, que trata de discutir en foros internacionales lo que hay que discutir y que por supuesto va a recibir a uno de los presidentes que cada país elige democráticamente".

Consultada por el diario Clarín sobre el caso de Venezuela, Cerruti apuntó que en el país caribeño "han llegado a hacer cosas absurdas" como "reconocer a un señor de la oposición que se paró en una plaza y dijo ser el presidente y de repente otros países empezaron a reconocerlo". "Si eso no es un golpe ¿qué es un golpe?", cuestionó.

La Celac es una organización de integración del continente americano, en la cual no participan ni Estados Unidos, ni Canadá, impulsada por el presidente Hugo Chávez, y creada en 2011 con el objetivo de afianzar las relaciones y la unión entre los países de la región y que busca trascender a la Organización de Estados Americanos (OEA) muy influida por estos dos países norteamericanos, principalmente EEUU, que ha impulsado una política injerencista, imperialista y golpista sobre los países que no se alínean a su política.

En la actualidad la presidencia pro témpore de la organización la lleva Argentina, país que entregará su liderazgo en la próxima cumbre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3157 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter