(VIDEO) Taiwán prepara a sus ciudadanos para el caso de guerra con China

Ciudadanos de Taipéi buscan refugio durante el simulacro  Lam Yik Fei

Ciudadanos de Taipéi buscan refugio durante el simulacro Lam Yik Fei

Credito: Blomberg

02-09-22.-Taiwán prepara sus refugios antiaéreos y ensaya con sus ciudadanos. La creciente tensión entre China y Estados Unidos por la visita de la presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, y la invasión rusa de Ucrania hacen temer de nuevo la posibilidad de un ataque del Ejército chino a la isla democrática. De hecho, mientras se acerca la hora de la llegada de la incómoda invitada, esta noche, Pekín hace volar sus cazas y lleva buques de guerra cerca de la línea divisoria no oficial.

La capital, Taipéi, cuenta con más de 4.600 refugios en los que la gente puede ponerse a salvo si los misiles chinos empiezan a volar. En total pueden dar cobijo a unos 12 millones de personas, más de cuatro veces su población. No son búnkeres construidos expresamente, sino espacios que ya existen bajo tierra tales como aparcamientos, estaciones de metro o centros comerciales subterráneos.

Las autoridades taiwanesas llevaron a cabo durante la semana pasada varios simulacros de ataques aéreos y movilizaron a su ejército para maniobras de defensa rutinarias. Según la agencia local CNA, por primera vez en 45 años, el ejercicio anual Wanan requirió la participación de los civiles, que fueron evacuados de las calles a los refugios. El objetivo era concienciar y preparar a la población ante posibles agresiones militares ahora que las relaciones con China están caldeadas.

En la capital las sirenas sonaron el lunes a la hora de comer. Las calles de la ciudad se vaciaron y las tiendas cerraron durante 30 minutos. Mediante una app recientemente desarrollada, los taiwaneses podían localizar el refugio más cercano al que dirigirse y la policía evacuaba a conductores y pasajeros de vehículos. Las entradas a los refugios están marcadas con una etiqueta amarilla, del tamaño de una hoja A4, con el número máximo de personas que puede acoger.

Una campaña en las redes sociales y carteles en la ciudad les explicaba cómo proceder. "Cuando todos reciban el mensaje de texto, que no cunda el pánico", pidió la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, en Facebook el día del ejercicio. "Ciudadanos, por favor, evacúen de acuerdo con las indicaciones", añadía Tsai quien ha hecho del aumento de la capacidad de defensa su máxima prioridad y ha dicho que solo su pueblo puede decidir su futuro.

China considera a Taiwán como territorio propio y ha incrementado la actividad militar en el aire y los mares que la rodean. Sobre todo ante la posible visita de Pelosi, que ha encendido la diplomacia. La portavoz de la Cancillería china Hua Chunying aseguraba este martes que la isla (y toda la región) se enfrenta a "consecuencias desastrosas" si "Estados Unidos gestiona mal la situación en el estrecho". Es "difícil imaginar una acción más temeraria y provocadora" que la visita de Pelosi, afirmaba Hua.

"En los últimos años, los aviones militares chinos han hostigado con frecuencia a Taiwán, y la guerra entre Rusia y Ucrania estalló en febrero de este año", afirmaba el alcalde de Taipéi, Ko Wen Je, a los periodistas, refiriéndose a las preocupaciones de que podría estallar un conflicto similar en el este de Asia. "Todas estas cosas nos hacen comprender la importancia de estar atentos en tiempos de paz y debemos estar preparados si hay una guerra".

Las fuerzas armadas de Taiwán están llevando a cabo simulacros en todo el país para informar a la población sobre qué hacer en caso de un ataque por parte de China. La guerra de Rusia en Ucrania y el aumento de la actividad militar china en el estrecho de Taiwán acrecentó la preocupación.

Las autoridades están obligadas por ley a mantener los refugios limpios y abiertos, pero no es necesario que estén abastecidos de suministros como comida y agua. Algunos investigadores parlamentarios en junio pidieron que se proporcionara lo necesario para sobrevivir allí. Wu Enoch, del gobernante Partido Democrático Progresista, aseguró que los ciudadanos deben tener preparados equipos de supervivencia con medicinas e incluso herramientas para construir un baño improvisado.

Debemos estar preparados si hay unaguerra
Ko Wen Je Alcalde de Taipéi

Después de una década de ruido de sables en el Estrecho de Taiwán que separa la isla democrática de China, muchos taiwaneses parecen resignados a vivir con la amenaza de una invasión china y han recibido con buen ojo los simulacros. "Las tensiones entre Rusia y EE.UU. han hecho Taiwán más insegura, con el simulacro me siento más segura", decía una taiwanesa a la agencia de noticias de la isla CNA.

"Tener un refugio es muy necesario. No sabemos cuándo puede llegar una guerra y son para mantenernos a salvo", compartía Harmony Wu, de 18 años, a Reuters cerca de una estación de metro de Taipéi. "La guerra es brutal. Nunca la hemos vivido, así que no estamos preparados", añadía. Y una amiga que le acompañaba, respondía a la misma agencia: "No estoy estresada. Sigo con mi vida como de costumbre. Cuando suceda, sucederá", decía Teresa Chang, de 17 años.

*Con información de La Vanguardia, DW y Agencias









Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter