"Queremos que incluya unas 5.000 personas con una cuantía de 700/800 euros para los adultos".

Entrevista a Sergi Raventós sobre el Plan Piloto de la Renta Básica Universal en Catalunya

Sergi Raventós es Director de la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal de la Generalidad de Catalunya

Sergi Raventós es Director de la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal de la Generalidad de Catalunya

Credito: Jornades de disseny del Pla Pilot.

11 de mayo de 2022.-

ENTREVISTA A SERGI RAVENTÓS SOBRE EL PLAN PILOTO DE RBU EN CATALUNYA

"Queremos que incluya unas 5.000 personas con una cuantía de 700/800 euros para los adultos"

11 de mayo de 2022,.

Artículo original en catalán

Martí Caussa (M. C.) ¿Cuál es el origen del plan piloto de Renta Básica en Catalunya. ¿Qué partidos la apoyan y cuáles no?

Sergi Raventós (S. R.) Se hace difícil situar un posible origen del Plan Piloto pero hay que señalar el proceso de difusión de la Renta Básica (RB) que llevan años realizando organizaciones como la Red Renta Básica que es la sección oficial de la Basic Income Earth Network, y que en los últimos tiempos se ha visto muy intensificado durante la pandemia de covid-19 por un conjunto de circunstancias: entre otros por posicionamientos de personalidades como el Secretario General de la ONU, el Jefe de Estado del Vaticano o la editorial del Financial Times.

En clave más catalana surgieron también manifiestos favorables a la RB de varios colectivos y entidades en Catalunya durante el confinamiento. En aquellos meses tan inciertos económicamente surgieron posicionamientos en el ámbito de los trabajadores y trabajadoras de la cultura, del sector social, de personas activistas del feminismo, del movimiento LGTBI, de personas psiquiatrizadas y también de entidades importantes como el Consell Nacional de la Joventut de Catalunya (CNJC).

En clave más de partidos políticos, en las elecciones al Parlamento de Catalunya del 14 de febrero de 2021 se presentaron tres partidos que incluían la Renta Básica Universal en su programa: Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), En Comú Podem (ECP) y la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

Por parte de la CUP hubo conversaciones con la Red Renta Básica para poder valorar la posibilidad de llevar adelante un Plan Piloto de Renta Básica en Catalunya.

Uno de los puntos del acuerdo de investidura al que llegaron en marzo ERC y la CUP era la puesta en marcha de un plan piloto, de cuyo diseño, seguimiento y evaluación se encarga la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal.

La Oficina del Plan Piloto se creó el 22 de junio de 2021 y se presentó oficialmente el 15 de diciembre en el Palau de la Generalitat. El 9 de febrero se constituyó el equipo técnico encargado de su diseño, en el que estamos trabajando ahora mismo, formado por un economista, un jurista, una socióloga y una analista de datos. También hay soporte administrativo y un técnico en comunicación.

Contamos con un Consejo Asesor que está compuesto por personas del ámbito académico, representantes de entidades sociales e impulsoras de los manifiestos que antes he mencionado, y pronto esperamos tener un Comité Ético y un Comité Científico, encargados de acompañarnos en el diseño del plan piloto y aportar su experiencia.

Del resto de partidos, sabemos también que hay algunos militantes y políticos favorables a una RBU dentro de Junts y al PSC

En los últimos tiempos el apoyo a la propuesta de una Renta Básica ha ido ganando cada vez más terreno y está apoyado por diversos sindicatos alternativos y de izquierda sindical y entidades representativas del Tercer Sector como ECAS (Entidades Catalanas de Acción Social).

En qué consistirá y cuándo se implementará. Qué dotación presupuestaria tiene

El Plan Piloto se encuentra en la fase de diseño durante el año 2022. En cuanto a la implementación, tiene una duración limitada de dos años (2023-2024), más dos años adicionales que servirán para evaluar sus impactos. Participarán unas 5.000 personas. Cuando finalice el plan haremos públicos los resultados. Desde la Oficina del Plan Piloto estamos haciendo un esfuerzo considerable de transparencia a la hora de publicar y comunicar los materiales del desarrollo del plan, que compartimos y debatimos con todo tipo de agentes sociales: partidos, sindicatos, entidades, asociaciones de defensa de derechos sociales...

Antes del verano publicaremos la propuesta definitiva de diseño, que incorporará las aportaciones y mejoras realizadas por la sociedad civil, el mundo académico y diversos sectores profesionales, con los que llevamos meses reuniéndonos.

Los primeros pagos empezarán a efectuarse en enero de 2023. A partir de ahí haremos el acompañamiento y la evaluación de cuáles son los impactos sociales y económicos de la política de asignar una renta básica individual e incondicional durante dos años. Somos conscientes de que, por ser un Plan Piloto, tendrá limitaciones, aunque solo sea por el hecho de tener una limitación temporal de dos años.

El presupuesto dependerá de los importes que se determinen en el diseño y de las personas beneficiarias que finalmente reciban la renta básica, pero con las cuantías que estamos manejando (700 € para adultos y 300 € parar menores) para las 5000 personas se pueden realizar unas estimaciones.

¿Las personas migrantes con NIE tendrán derecho? ¿Y las que no lo tienen?

Las personas migrantes serán receptoras de la RBU en nuestro plan piloto. Por eso hablamos claramente de "residentes acreditados". Actualmente, el equipo técnico está investigando el mejor mecanismo para hacerlo. Nos estamos reuniendo con entidades especializadas en la defensa de estas personas para que nos ayuden a facilitar que no queden excluidas. Éste es uno de los temas a los que estamos dedicando más atención pues sabemos que en la mayoría de las prestaciones condicionadas existentes estas personas han quedado excluidas.

Qué conclusiones se han podido sacar de los planes piloto que se han hecho en otras partes

Desde los años 60 hasta la actualidad en EE UU y Canadá ha habido varias oleadas de planes piloto y experimentos de Renta Básica. En estos momentos se habrán realizado más de 200 experimentos con diversas cuantías y diferencias entre unos y otros en todo el mundo. Se han realizado planes piloto en Finlandia, Países Bajos, EE.UU, India, Barcelona...

Las conclusiones por lo general han sido siempre positivas. En todos los proyectos piloto que se han realizado se ha demostrado una mejora del bienestar personal como consecuencia de la reducción del estrés y la ansiedad. Esto se ha traducido en menos trastornos mentales y hospitalizaciones. Al tener garantizada la existencia material, se han reducido las deudas, se ha reducido la pobreza y en muchos de estos experimentos los receptores dedicaron más tiempo a mejorar su formación o incluso a emprender nuevos negocios. Todo esto son beneficios que revertían sobre la propia comunidad. Como consecuencia la confianza en las instituciones públicas aumentaba.

En países en vías de desarrollo, como Kenia, India o Namibia, se registró una reducción de la pobreza, de la malnutrición infantil, del crimen, un aumento de las escolarizaciones y de la actividad económica de las mujeres. Todo esto demuestra que las críticas a los planes piloto están en realidad vacías, realizadas antes de conocer el resultado y tienen más de ideología que otra cosa.

Sergi Raventos

Sergi Raventós

¿Qué especificidades tiene el plan piloto de Catalunya y de qué aspectos está previsto realizar el seguimiento?

El Plan Piloto de Catalunya en principio tiene una dimensión y cuantía bastante considerables. Dos características que le diferencian de la mayoría de planes pilotos realizados hasta ahora. El número de participantes del que estamos hablando es de unas 5.000 personas en el grupo de tratamiento y esto es mucho más de lo que se ha hecho en la mayoría de Planes Piloto que en muchos casos eran de unos pocos cientos de personas. Por otro lado, en cuanto a la cuantía monetaria de la Renta Básica, estamos haciendo cálculos de cuantías en base al umbral de la pobreza en Catalunya (700-800 € para adultos y unos 300 para menores). En la mayoría de planes piloto, las cuantías también eran inferiores. Por ejemplo en un país rico como Finlandia la cuantía era de 560 €.

El grueso de pilotos que se han hecho ha mostrado que la incondicionalidad y la individualidad (no por familias o unidad de convivencia) de la Renta Básica tienden a generar resultados satisfactorios y positivos: reducir la pobreza y las deudas, mejorar alimentación, reducir la estrés, mejorar rendimiento escolar, aumentar la confianza en las personas y las instituciones, promover el emprendimiento...

La mayoría de pilotos se han basado en "la aleatorización controlada" (randomized control trial o RCT) en la que se identifica a una población determinada entre la que se sortea y se asigna aleatoriamente quien formará parte del grupo de tratamiento (que recibirán la prestación) y los de control (que no la recibirán). Esta metodología ha sido muy positiva y está muy valorada científicamente.

Pero también nos gustaría contemplar la tercera característica asociada a la RBU: la universalidad. ¿Qué pasará si en una comunidad entera o un municipio la recibe todo el mundo y no sólo unos cuantos individuos sin contacto ni vínculo entre ellos?

Para ello sería necesario asignar la renta básica al conjunto de una determinada localidad (o localidades) y a partir de ahí se podrían observar los impactos, no sólo a nivel individual, sino sobre todo los efectos institucionales o en los servicios públicos y las dinámicas comunitarias y socioeconómicas agregadas.

Parece lógico esperar que una RBU tenga ventajas para la mayoría de la población, pero también se habla de sectores (¿20 %?) que no las tengan: cuáles se prevé que sean estos sectores y cómo se prevé realizar un seguimiento

No son exactamente "sectores", sino que estamos valorando que un 10% o un 20% de las rentas superiores no reciba la Renta Básica Universal en estos territorios o municipios. El objetivo sería visualizar de algún modo un modelo de RB que comporte una redistribución de la riqueza y una disminución de las desigualdades sociales dado que dentro del Plan Piloto no podemos realizar una reforma fiscal.

La finalidad de esta exclusión es reflejar más o menos la reforma fiscal necesaria para financiar una Renta Básica y por la que ese 20% estaría tasado con impuestos de una forma mucho más progresiva que actualmente y recibiría menos de lo que le tocaría pagar. Es una forma de simularlo.

Has explicado en otros sitios que sin reforma fiscal progresiva la RBU no tiene capacidad de redistribuir riqueza. ¿El plan piloto contempla alguna medida redistributiva dentro de las ciudades donde se implemente?

No lo contempla por motivos legales que superan con creces la capacidad de intervención de la Oficina del Plan Piloto. De ahí que estemos valorando excluir de la renta básica al 20% más rico, como he mencionado en la pregunta anterior. Sí que esperamos ver que, como consecuencia de la RBU, exista una cierta nivelación social.

En el momento de implantar la RBU de forma general, cuál crees que sería la secuencia mejor: primero reforma fiscal, primero RBU, hacerlas simultáneamente, otras combinaciones...

Seguramente debería hacerse primero la reforma fiscal, para obtener la financiación, y después implementar la RBU. Aparte de una reforma del impuesto sobre la renta para avanzar hacia un sistema más progresivo que consideramos esencial, también existen otras formas de financiación de la RBU, como nuevos impuestos ecológicos a las industrias de combustibles fósiles, dentro del marco actual de transición ecológica; o a las empresas de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, ya que la robotización o automatización hará que muchos trabajadores se queden en paro a medio plazo, al tiempo que los nuevos trabajos requieren una mayor calificación profesional, lo que hará que mucha gente quede excluida de estos puestos de trabajo.

También existe margen para obtener financiación de otros impuestos que ya existen y que podrían aumentar su recaudación, como el impuesto sobre la riqueza, en la línea de las propuestas de Piketty, Saez y Zucman, o el impuesto de sociedades. Cabe recordar que hace poco la OCDE ha llegado a un acuerdo para establecer un impuesto de sociedades mínimo del 15% a nivel global, o que recientemente el gobierno de EE UU ha propuesto una reforma del impuesto sobre la renta para establecer un mínimo del 20 % en las personas con ingresos por encima de los 100 millones de euros. Llevamos décadas de reducción de impuestos a los más ricos y de aumento generalizado de las desigualdades y nos encontramos en un contexto en el que, después de muchos años, la legitimidad de una mayor imposición a las personas con más recursos crece constantemente.

Hay cálculos hechos de cuándo costaría implementar la RBU: ¿nos los puedes recordar brevemente?

Para el Reino de España los cálculos los han hecho principalmente los miembros de la Red Renta Básica: Jordi Arcarons, Daniel Raventós y Lluís Torrens. Estos economistas han realizado diversas simulaciones de distintas formas de financiación de la Renta Básica. Ahora están preparando un libro que aportará muchísimas variantes a partir de una rica base de datos. Y con un impuesto a la riqueza. En general se basan en los siguientes criterios:

- La RB sustituye a cualquier otra prestación pública (pensiones, subsidios, becas...) monetaria inferior a la Renta Básica, o sea se eliminaría si se cobrara la RB. En caso de que fuera superior a la cuantía de la RB, la prestación se elimina hasta la cantidad de la RB y el resto se seguiría percibiendo en los términos actuales. Y quien reciba una prestación superior se quedaría con la misma situación de partida.

- El criterio para la cantidad de la RB es que sea al menos igual al umbral de la pobreza.

- Con datos del año 2010, el coste total de una RBU en el Reino de España se situaría en torno a los 280.000 M€. Sin embargo, este coste no es un coste adicional respecto a la situación actual, ya que parte de este importe corresponde a prestaciones que ya existen y que quedarían suprimidas con la RB. Según sus estimaciones, este importe sería de unos 92.200 M€ (un 9,2% del PIB). Además, proponen suprimir los mínimos personales familiares y otras deducciones del IRPF, que tienden a beneficiar más a las personas con rentas altas, obteniendo así unos 153.500 M€ (un 15,3% del PIB). Así, el coste neto de la RBU se situaría en torno a los 34.300 M€, un 3,4% del PIB, este sería el gasto adicional que requeriría implantar la RBU en comparación con la situación actual.

Lo que hace falta, evidentemente, es voluntad política.

Cómo crees que convendría plantear la necesaria reforma fiscal: a) inicialmente limitada a financiar la RBU; b) para financiar el conjunto de las necesidades sociales urgentes (RBU, sanidad, enseñanza, vivienda, dependencia, transición ecológica,...)

En los cálculos y simulaciones econométricas antes mencionadas se contempla únicamente la primera posibilidad. Si mañana se implantara la RBU, no se contempla ni el descuento de un céntimo por la sanidad ni la educación pública ni ningún servicio social. Tampoco se contempla la reducción o supresión de partidas que sería muy bueno reducir o suprimir como, por ejemplo, la casa real y el ejército. Pero son propuestas de financiación que hacen explícita una idea: con los números salen las cuentas, por tanto, no es un problema de dinero, será otro, el que sea, pero no de dinero. Y se especifica, además, que sale ganando el 80% de la población por debajo del 20% más rico en renta. Solo el 20% más rico en renta sale perdiendo. Ahora los propios autores están estudiando la combinación del IRPF con un impuesto a la riqueza para financiar la RB. Ya se sabe: la desigualdad en riqueza es mucho mayor que en renta.

Pero una cosa debe quedar clara una vez más: la RBU no soluciona todos los problemas. Se ha dicho de distintas formas, pero quizás ésta lo resuma muy brevemente: la RBU es una medida de política económica, no toda una política económica. Una política económica abarca muchos temas: política fiscal, política monetaria, política laboral... Hoy en día muchas políticas del ámbito de la salud, servicios sociales, vivienda, etc. están dirigidas a solucionar problemas de urgencia. Algunas de estas urgencias se solucionarían con una RBU, y así se podría redirigir el rumbo de actuación y los esfuerzos de las políticas públicas para enfocarlos en lo más estructural y particular de su ámbito.

Ahora bien, lo que parece evidente es que la RBU sí sería una medida de política económica de importancia decisiva y podría dar respuesta a una parte de los problemas de nuestra sociedad y lo fundamental: garantizaría la existencia material de las personas y por tanto aumentaría la libertad de poder decidir otras formas de vivir.

5/05/2022

Sergi Raventós es director de la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal de la Generalidad de Catalunya



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1246 veces.


La fuente original de este documento es:
Viento Sur (https://vientosur.info/entrevista-a-sergi-raventos-sobre-el-plan-piloto-de-rbu-en-catalunya/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter