(VIDEO) ONU aprueba envío de ayuda a Perú para enfrentar derrame de petróleo en zona costera

La Organización de Naciones Unidas (ONU) confirmó este viernes el envío de ayuda a Perú para evaluar los daños ocasionados y enfrentar las consecuencias del derrame de petróleo ocurrido el pasado 15 de enero en las inmediaciones costeras de Lima (capital) por parte de la refinería La Pampilla.

La respuesta de la ONU llega luego de que el Gobierno peruano solicitara asistencia para enfrentar la catástrofe, la cual según detalla el Ministerio del Ambiente de ese país, afecta a unas 20 playas y dos ecosistemas protegidos: los Islotes Grupo de Pescadores, y la Zona Reservada de Ancón, hábitat de especies como lobos marinos, el pingüino de Humboldt, la nutria marina y diversas aves.

Un comunicado emitido por el la oficina de las Naciones Unidas en el país suramericano sostiene que "se han activado de manera inmediata los protocolos de atención de emergencias a fin de poner a disposición del Gobierno [peruano] el apoyo técnico a través de una misión de expertos en desastres ambientales".



El grupo de especialistas llegará a Perú en los próximos días como parte de un despliegue asistencial liderado por la Unidad Conjunta de Medio Ambiente (JEU por sus siglas en inglés), la cual a su vez está integrada por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Se trata de evaluar el impacto provocado por el derrame de unos 6.000 barriles de crudo en la playa del distrito de Ventanilla, y el cual ha ocasionado la contaminación de casi 1.1 millones de metros cuadrados de mar; además de implementar medidas de respuesta rápida para atenuar los impactos del siniestro.



Ahondó el Ministerio de Medio Ambiente que el crudo continúa extendiéndose hacia el norte, alcanzando la localidad de Chancay, una zona de acantilados que se sitúa a 78 kilómetros de la capital

Por su parte, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), perteneciente a la cartera ambientalista, develó que el propio día del accidente, la refinería La Pampilla, operada por la compañía española Repsol, habría reportado un vaciado de 0.16 barriles de hidrocarburo (25 litros), en un espacio de apenas 2.5 metros cuadrados, cifra muy por debajo de la comprobada tras las investigaciones.



De ahí que la cancillería peruana haya responsabilizado a Repsol por el incidente ocurrido en Ventanilla, provincia del Callao, y exigió a la compañía resarcir el daño causado al medio ambiente de manera inmediata.

El cual se produjo luego de que el tsunami causado por la erupción volcánica en Tonga alcanzara el litoral peruano justo en el momento en el que el barco petrolero descargaba ese combustible; y como consecuencia de una ola que provocó una subida en el nivel del mar de aproximadamente 70 centímetros.

Esto trajo consigo que el mar penetrara varias decenas de metros, y provocara además el fallecimiento de dos personas en la zona norteña de Lambayeque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1498 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter