Elecciones regionales en Francia: La derecha avanza, Le Pen fracasa y Macron se debilita

Un centro de votación en Le Puy-en-Velay, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes

Un centro de votación en Le Puy-en-Velay, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes

Credito: Afp

21-06-21.-El primer turno de las elecciones regionales y departamentales francesas de este domingo en Francia, marcadas por una abstención récord, ha dado varias sorpresas, según los resultados provisionales. El Reagrupamiento Nacional (extrema derecha), el partido de Marine Le Pen, ha obtenido unos resultados decepcionantes, bastante inferiores a los previstos, mientras que la derecha (Los Republicanos y sus aliados) ha logrado captar alrededor de un tercio de los votos y tiene buenas posibilidades de retener las regiones donde ya gobernaba. El partido de Emmanuel Macron, La República en Marcha (LREM) ha confirmado la debilidad que se apuntaba.

El triunfo más destacado de los conservadores se ha producido en la región norteña de Altos de Francia. Allí Xavier Bertrand, el actual presidente, se ha impuesto con claridad a la ultraderecha y está muy bien colocado para ganar la segunda vuelta, el próximo domingo. Bertrand es un aspirante declarado al Elíseo, por lo que su victoria puede ser un trampolín.

En Provenza-Alpes-Costa Azul, la ultraderecha saca menos ventaja de la prevista a los conservadores, aliados con Macron
La otra región que despertaba mucho interés es Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA). Allí el Reagrupamiento Nacional ha superado a los conservadores -en la alianza con el partido de Macron-, en apenas seis puntos. Pero antes de los comicios todo indicaba que la ultraderecha quedaría por delante de manera muy holgada. Es muy probable, pues, que en la segunda vuelta se produzca una agregación de votos para impedir, como ya sucedió en el 2015, que los ultraderechistas lleguen al poder.

Los resultados se han visto muy condicionados por una abstención espectacular, cercana al 70%, nunca vista en unas elecciones desde que se instauró la V República, en 1958. Está por ver si ese desinterés se convierte en una movilización mayor en la segunda vuelta, algo improbable. En estas circunstancias, estas elecciones difícilmente pueden prefigurar lo que ocurrirá en las presidenciales del año que viene.

El presidente de la República votó en Le Touquet, en el Paso de Calais, donde posee una casa y está empadronado. El primer ministro, Jean Castex, lo hizo en Prada de Conflent, en el departamento de los Pirineos Orientales, donde era alcalde hasta que fue designado al frente del Gobierno.

Muchos franceses desconocen qué competencias tienen las regiones y departamentos
La altísima abstención registrada puede explicarse también por el amplio desconocimiento que tienen los franceses sobre las competencias de sus regiones y departamentos. Francia es un país muy centralizado y de gobierno vertical. Todo el mundo es consciente de que las elecciones que de verdad importan son las presidenciales. La masiva deserción de las urnas muestra la indiferencia total ante unas estructuras político-burocráticas que pocos ven verdaderamente útiles.

Las regiones francesas –13 metropolitanas y 5 de ultramar– poseen muchos menos poderes que los länder alemanes o las comunidades autónomas españolas. La propia Constitución de 1958 da pocas pistas. En su artículo primero se afirma, sobre la República Francesa que “su organización es descentralizada”. Pero más adelante, en su título XII, sobre “las colectividades territoriales” (municipios, departamentos y regiones), se remite a leyes orgánicas y otras normas.

El representante del Estado, el prefecto, siempre tiene la última palabra como garante de "los intereses nacionales"
Está claro que la definición de la autonomía no es una prioridad. En el artículo 72 se advierte que el representante del Estado –los prefectos departamentales y regionales– tiene la última palabra como garante de “los intereses nacionales” y sobre “el control administrativo” y “el respeto de las leyes”.

Las principales competencias de las regiones francesas tienen que ver con los transportes, la construcción y mantenimiento de los liceos (institutos de enseñanza), la formación profesional, la ordenación del territorio y el desarrollo económico y la competitividad. Los 101 departamentos concentran su actividad en el ámbito de la ayuda social a la infancia, a discapacitados y a ancianos, así como la construcción y mantenimiento de los collèges (escuela media) y la gestión de equipamientos culturales como bibliotecas y archivos

La inmensa mayoría de franceses, que han recuperado la libertad de movimientos tras 15 meses de pandemia, ha considerado que no valía la pena interrumpir su ocio dominical y molestarse en ir a votar a unos políticos cuyo trabajo valoran poco, en unas instituciones cuya misión en gran medida desconocen.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1746 veces.


La fuente original de este documento es:
LVG (https://www.lavanguardia.com/internacional/20210620/7544375/apatia-gana-francia.html)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter