Perú: voces de la rebelión

Compartimos la entrevista con Flor Nolasco Pantoja, Coordinadora del Comité de la victoria del MNP (Lima) y Toribio Durand, Analista político y militante de la Región Sur del MNP, que realizó Panorama Internacional, el programa de la Liga Internacional Socialista.

¿Contanos cómo se está viviendo la situación política en Lima?

Flor Nolasco Pantoja

Flor: Bueno compañeros, Lima a raíz de las diferentes movilizaciones ha alcanzado un alto grado de politización logrando movilizar a los sectores juveniles, universitarios y a todo el sector popular enfrentado a las políticas neoliberales de la derecha, la ultra derecha y el centro, descascarándolos y en su contubernio de la CONFIEP y los medios de comunicación que no apuestan por cambios estructurales a favor del ciudadano de a pie. En la Ciudad de Lima ahora se puede mostrar un fuerte grado de resistencia popular, cambiando un clima de insurgencia y levantando, como bandera principal, la asamblea constituyente. Hoy, 16 de noviembre, se eligió a la mesa directiva del Congreso, superando los 62 votos, encabezada por Francisco Sagasti, del partido morado que representa a intereses de la ultra derecha, privatistas y coloñistas, y que a su vez se convirtió en la recomposición del neoliberalismo en nuestro país.

¿Por qué se llega a la renuncia de Merino y esta crisis en Perú?

Toribio Durand

Toribio: Esta crisis en Perú ya viene arrastrándose hace años, además de la crisis capitalista que también va creando ciertas contradicciones internas, cierto resquebrajamiento entorno al modelo. También vemos que se va acumulando el tema de la corrupción de Odebrech. El partido fujimorista, el partido Aprista, el mismo ollantismo "con el programa de la gran transformación", terminan negociando por una hoja de ruta y co-gobernando con la derecha neoliberal. En ese marco ya había varios antecedentes, con un gobierno de PPK que se eligió, pero que también se le comprueban actos de corrupción y deja el cargo al año y 8 meses de gobierno. PPK se queda sin bancada y asume Vizcarra como hijo político. Se conforma nuevo gobierno, de recomposición de la derecha. Vemos prácticamente que esta crisis no tenía sentido. ¡Merino en un nuevo gobierno en el marco del 26 de enero, que es un Congreso que convoca a una elección extraordinaria con un Congreso fujimorista y lobista, que fue prácticamente cerrado y las movilizaciones en las calles ya venían gritando ¡Afuera el Congreso!

La lucha se da a raíz de una acumulación de acciones y de conflictos sociales, que va generando la propia derecha, y una disputa entre la derecha sobre quién es el nuevo representante del neo liberalismo, si es Merino o si es el Congreso. Pero la gente ya no estaba contenta, había un descontento muy grande. Y En ese marco se genera la renuncia de Merino, a raíz de varios sucesos acumulados en todo este proceso social.

Las movilizaciones están siendo muy grandes: ¿es nacional el proceso? ¿La juventud está jugando un rol en todo esto?

Toribio: Vemos que la gente sigue movilizada en las calles, todavía estamos en las calles en todo el sur, desde Tacna, Moquegua, Arequipa, Puno, Cuzco. Las movilizaciones en nuestro país son muy masivas y muy grandes. Hace años que no vemos este tipo de convocatorias. El sector juvenil universitario, los trabajadores y trabajadoras, las amas de casas, los jóvenes que trabajan, y toda la población se ha tirado a las calles a movilizarse a responder al gobierno neo liberal. Están hartos de este modelo que no ha solucionado y no ha reformado nada de lo que el pueblo quiere. Estamos mal en educación, mal en vivienda, la gente no tiene donde vivir. Estamos mal en el sector salud, en el sector laboral, con una economía paupérrima. Este gobierno fue elegido porque la crisis se profundiza más, pero en vez de equilibrar se profundiza más la crisis, llevándonos a un colapso. Podemos ver que la gente sigue movilizada, sigue en las calles, y la crisis se profundiza más.

La juventud ha jugado un papel importante en la caída del gobierno de Merino el gobierno neoliberal. Ha levantado la consigna "Nueva Constitución, Asamblea Constituyente". Yo creo que tenemos una juventud politizada, que quiere transformar el país desde las estructuras. Ya no quiere cambios de forma, sino de fondo, cambios que reviertan la situación de nuestro país. La juventud ha jugado un papel extraordinario, sigue todavía en las calles movilizándose. ¡Se vienen las elecciones del 11 de abril y no va a acabar ahí, porque la gente va a buscar cambios, movilizándose, agitando al pueblo, levantando al pueblo y poniéndole la espalda a la derecha, diciéndole que no nos representa más y queremos ya un nuevo país y refundar una nueva patria en vía del bicentenario.

¿El repudio a la vieja política es generalizado? ¿En qué sector social tiene más peso?

Flor: Toda la población peruana tiene repudio a la vieja política neoliberal, a la constitución del 93 de Fujimori, bajo la cual han gobernado diferentes gobiernos y ha servido para sostener el modelo y la corrupción institucionalizada, llevando al fracaso la prevención sanitaria, colapsado el sistema de salud público. Eso se suma a las grades falencias de otros sectores como educación, vivienda, estabilidad laboral, la agricultura, etc. La movilización se encuentra focalizada en los sectores juveniles y populares, siendo masivas las convocatorias en la ciudad de Lima.

¿Cómo siguen los próximos días la situación desde la capital del país?

Flor: Frente a los resultados del congreso, la derecha confió que calmaría a la población en las calles, pero la población salió contundente y multitudinariamente a movilizarse. Y así demostramos que no queremos maquillajes del modelo neoliberal, pero si exigimos cambios de la constitución para refundar el Perú. Siguiendo con la jornada nacional de lucha juntamente con la CGTP, nos movilizaremos en defensa del trabajo, la salud y la vida, y por la democracia popular y la asamblea constituyente. Los trabajadores y trabajadoras somos los llamados a ser parte de esta lucha resistiendo hasta que caiga la derecha caviar y neoliberal.

¿Cuál es la perspectiva más probable? ¿Adónde va la situación?

Toribio: La gente está todavía en las calles, pide cambios de fondo, cambios estructurales, arenga nueva constitución, asamblea constituyente. Vemos que este gobierno elegido por el congreso, que es un gobierno de recomposición de la derecha, no va a estar a la altura de lo que exige la población. Tengamos en cuenta que en la capital han fallecido 2 jóvenes y hay desaparecidos. Vemos a un gobierno represivo y que pretende hacer desaparecer la protesta que es un derecho de nuestro país.

Frente a todos estos acontecimientos falta el factor estratégico. Vemos una izquierda movilizada, pero no disputando la dirección. Ante una derecha que está dividida y disputándose entre ellos, algo estratégico tiene que nacer. ¿Por qué? Porque la población busca grandes respuestas a grandes conflictos.

Hace rato el nuevo presidente ha dicho que no va a convocar al referéndum y no va haber Asamblea Constituyente. O sea, va a gobernar con la constitución del 93 en este gobierno de transición. Entonces no hay voluntad de cambio de parte de la derecha, que ha tomado oxigeno porque se viene para el 2021 las elecciones y para el 2022 las elecciones municipales y regionales.

Estamos envueltos en un proceso de movilizaciones y a la vez de un proceso electoral. Entonces la gente se va a seguir movilizando, y va a seguir buscando alternativas para una solución a esta crisis que esta para rato todavía. Entonces tenemos que empezar a construir ese factor estratégico que nos permita dar un salto masivo, programático, político y estratégico a la vez en nuestro pais.

Pudimos ver que las consignas "Qué se vayan todos" y "Nueva Constitución" van ganando fuerza. ¿Qué política tenemos que levantar los revolucionarios en Perú?

Toribio: La población ha descubierto algo, que el único camino para poder cambiar este modelo corrupto, institucionalizado en los diferentes poderes de Estado, es la nueva constitución. La consigna toma más fuerza, algo que en Lima nunca pensábamos que se iba a gritar, que se iba a arengar una asamblea constituyente. Ahora no solo grita el sur del país, que es el sur rojo del país, sino ahora grita Lima, todo a nivel nacional grita Nueva Constitución y la gente pide Nueva Constitución. Yo creo que este es el camino. Aparte de que van ganando fuerza estas dos consignas, se transforman en una acción ya de confrontación contra el modelo neoliberal.

Ahora qué política tenemos los revolucionarios en Perú, en este marco ahorita nosotros hemos empezado a trabajar en forma más estratégica. Tenemos que ver de fortalecer estos espacios de movilización, para poder seguir construyendo con un proceso de captación. Pero para eso tenemos que tener un dialogo mucho más asertivo y mucho más estratégico, en un marco internacional que nos permita reforzar el trabajo acá en Perú.

Vemos que acá hay un problema de dirección, un problema de organización. Vemos un problema en la izquierda, porque todo lo ven táctico y electoral, nunca van a plasmar el tema estratégico porque la gente que se moviliza ahorita que estamos en la calle, está viendo que lo estratégico es lo correcto, por eso pide cambios de fondo. Y la nueva constitución es justamente eso.

Nosotros consideramos que hay que establecer esa comunicación para hacer un giro de 360º y convencer del marco estratégico de construir esa organización. Ahí debemos apostar, tenemos grandes fracasos en Perú respecto a la izquierda, pero tenemos grandes oportunidades en el marco de la izquierda peruana.

En la izquierda se han cometido errores, pero yo considero que podemos empezar a construir la organización revolucionaria que tanto queremos. Hay un paso muy grande, la izquierda ha respondido muy bien, ha estado movilizándose, ha participado en las movilizaciones, ha estado articulándose. Ha salido muy bien perfilándose como una opción para el 2021, yo creo que vamos por buen camino, pero nosotros, en el marco de andar en un proyecto mucho más a largo plazo, venimos articulando para poder plasmar en Lima como ya lo hemos plasmado en otras regiones. Ahora es el momento de seguir trabajando.

La política de los revolucionarios es poder construir el poder estratégico que cuente con dirección, organización y programa, y en ese marco tratar de empezar a trabajar sectorialmente, territorialmente en todos los sectores. Es lo que falta acá y es lo que debemos hacer desde una perspectiva internacional, que tenga una clara lectura de lo que pasa acá y lo que ha pasado en chile o lo que ha pasado en Bolivia en las últimas elecciones con el MAS. Tenemos que empezar ya, porque si no estas marchas van a caer en el aire como se puede ver ahora. Las calles y las movilizaciones han expresado eso, tenemos que ir a los movimientos sociales, barriales, colectivos, pero tratar de unificar criterios, podemos unificar a varios sectores sociales.

¿Hay oportunidades para construir organización revolucionaria en Perú?

Flor: Claro que lo hay compañero y estamos en momento de posicionaros. Siendo objetiva, claro que hay condiciones y grandes oportunidades para construir la organización revolucionaria, teniendo en cuenta organización, dirección, programa en el marco estratégico y táctico en la construcción; considerando que es importante y fundamental para hacer frente y desterrar a la derecha y al capitalismo que apuesta por los partidos tradicionales de derecha y ultra derecha, y a la corrupción institucionalizada. Y así capitalizaremos el gran descontento social transformándolo en una alternativa de cambio estratégico.

Un mensaje para la militancia de la LIS

Flor: Camaradas socialistas, saludos fraternos desde Perú compañeros. En el marco de esta lucha en Perú, podemos sacar grandes lecciones. La comunicación, coordinación y organización internacional de la LIS es importante porque tenemos que seguir construyendo en estas luchas que el pueblo encamina para enfrentar al modelo. Hago un llamado a todas las fuerzas políticas de izquierda que conforman la LIS a que sigamos fortaleciendo los lazos organizativos de la lucha popular. Muchas Gracias compañeros.

Toribio: Yo creo que este conflicto en nuestro país se encuentra en una situación conflictiva y una crisis terminal del neoliberalismo. El movimiento social, el movimiento juvenil, ha empezado a tomar las calles por asalto y a buscar democracia de otra manera, de una manera que nosotros siempre lo hemos levantado. En las marchas y las movilizaciones es donde se deben construir las organizaciones revolucionarias, y ahí tenemos que estar nosotros, y ahí estamos nosotros.

Yo hago un llamado a todas las fuerzas que integran la Liga Internacional Socialistas en la cual podamos unirnos, podamos unificarnos, y en ese marco podamos rearmar aún más nuestra estrategia y nuestra táctica contra estos gobiernos nefastos, contra este modelo neoliberal, pero a la vez buscar una unidad y fortalecer los criterios colectivos que nos unifican.

América latina tiene que transformarse de la mano de estas movilizaciones, pero algo importante, nosotros tenemos que empezar a crecer, a fortalecernos, a unificarnos en el marco de la fraternidad de la comunicación, que pueda transformar un proyecto en América Latina y fortalecer cada país. Yo considero que ahorita es el momento, se levantó una nueva constitución acá en Perú, Chile aprobó su plebiscito, una gran victoria frente al capitalismo, en Bolivia ganó el MAS, podemos ver que hay un giro interesante que se da en América Latina. Ahora la LIS debe jugar un rol estratégico acá en el país y en toda la región, eso va a darnos un sentido común para seguir construyendo un gran proyecto revolucionario que queremos para toda América Latina.

En Perú estamos con un gobierno neoliberal que ha negociado una nueva repartija, buscan quien es el mejor para recomponer, pensaron en Merino, Merino no sirvió, le dieron un golpe de Estado. Antes tuvieron a Vizcarra, Vizcarra aguanto hasta donde aguanto, tampoco lo querían a Vizcarra. Están buscando quién puede representar el modelo de nuestro país, quién garantiza que el modelo pueda subsistir. Ahorita vemos que no hay, se le acabaron sus representantes, una representante que podía darse era Roció Silva que era del Frente Amplio, fue negada en la primera votación, vemos ahora que Francisco Segátis, que es del partido de los Morados, entra como nuevo representante, vemos que los medios lo han aceptado como el buen candidato que va a resolver el problema de la crisis. Ellos se quieren recomponer para el 2021 porque hay elecciones, pero la población va a seguir movilizada, atenta a todo el proceso, no va a estar de observadora, sino va a estar en las calles, organizándose, direccionado el proceso para una nueva constitución, entonces esto da para más todavía. En ese marco tenemos que ver que la estrategia juega algo importante, y nosotros desde Perú venimos armando justamente eso y queremos armarlo en un plano internacional, para tener un enfoque mucho más amplio entorno a Perú, como ahora lo hemos venido discutiendo con varios compañeros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2820 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter