Brasil: Bolsonaro debió retroceder ante su pretendida privatización de la salud en plena pandemia

29 de octubre de 2020.- En medio de la pandemia del coronavirus que ha cobrado más de 150.000 muertes en Brasil, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro junto a su ministro de economía, Paulo Guedes realizaron un anunció el martes 27 de octubre en la noche que causó escándalo en todo Brasil: la firma de un decreto con el cual apuesta a iniciar la privatización del sistema público de salud, para permitir que se estudien “alianzas con la iniciativa privada para la construcción, la modernización y la operación de unidades básicas de salud”, que serían las salas de primeros auxilios.

El SUS (Sistema Único de Salud) es el sistema de salud público de Brasil, que con este decreto quedaría incluido en el Programa de Proyectos de Inversión (PPI), el plan de privatizaciones del Gobierno brasilero que la pandemia y la falta de apoyo mayoritario en el Congreso obstaculizaron este año y que incluye  proyectos como ferroviarias, empresas y estructuras públicas en general.

Lo que está detrás del decreto 10.530 es la reducción de la inversión pública en salud, especificamente de  las (UPA) que generan atención para toda la poblacion sin recursos en Brasil entero.

Desinversión en el sector salud como antesala a la privatización

La desinversión en el sistema de salud brasilero ha traido consecuencias nefastas que se han evidenciado aun más en medio de la pandemia. El acontecimiento más reciente fue un incendio ocurrido en un hospital público de Río de Janeiro dependiente del Ministerio de Salud. El fuego acabó con la vida de tres personas que se encontraban internadas por Covid-19. Lamentablemente el  hospital  no había cumplido con el protocolo contra incendios.

Inmediatamente después de este lamentable suceso se conoce de la firma del decreto. El anuncio fue rechazado contundentemente por el gremio médico y por un importante sector de la sociedad brasilera por considerar que dejan una puerta abierta a la privatización del sistema único de salud.

Especialistas mostraron preocupacion por el decreto 10.530 por considerarlo  “oscuro” “apresurado” e “inconstitucional” . El presidente del Consejo Nacional de Salud (CNS) . Fernando Piggato, entendio el decreto como um camino para retirar los derechos del Pueblo.  Es necessário fortalecer el SUS de la privatizacion de cualquier retirada de derechos, afirmó

Para el investigador en salud y derecho Daniel Dourado, de la universidad de São Paolo (USP) la constitucion no permite la privatizacion de los derechos de la salud. “Cuando ellos estan hablando de modelo de negocio y de privatizacion y consecion, hay una cuestion que queda bien clara: Esa lógica de tener la iniciativa de privatizar el (SUS) no puede ser, es inconstitucional”.

el Movimiento de Mujeres se manifestaron tambien. La investigadora Ana Maria Malik, de la fundacion Getulio Vargas, recuerda que la red básica tiene un papel fundamental de organizar la asistencia a la salud publica. Manifiesta que “Es necesario tomar cuidado para intentar evitar eso, (negócios entre sector público y privado), atiende a interesses diferentes, que no son exactamente los de organizar el sistema de salud.

Las presiones hicieron recular a Bolsonaro

Apenas unas horas después del anuncio de la firma del decreto Bolsonaro debió anunciar por las redes sociales su revocatoria, dado que el rechazo alcanzó incluso su propia base política.

Bolsonaro asegura que “El espiritu del decreto 10.530 ya anulado, propone el termino de las obras, para asi permitir a los usuarios buscar redes privadas con disposicion para la unión, de dichas redes privadas y “publicas”

"El decreto ya fue revocado", fue el anuncio en las redes sociales luego de las grandes presiones, incluso entre sus propios aliados quienes consideraron inconstitucional  pretender una privatización de las unidades básicas de salud del sistema público, garantizado en la Constitución de 1988.

"El Sistema Único de Salud (SUS) y su falsa privatización; tenemos actualmente más de 4.000 salas de atención primaria con obras sin terminar, faltan recursos y el espíritu del decreto ya revocado era terminar esas obras y darles a los usuarios la posiblidad de usar la red privada con la consulta paga por el gobierno federal", escribió Bolsonaro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2027 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter