Elecciones en Polonia este domingo tras fuerte polarización política

28 de junio de 2020.- Este domingo 28 de junio se celebran elecciones en Polonia. Hasta las horas del mediodía la participación media era de 24,8% en los más de 25.000 colegios electorales abiertos por todo el país, un dato que el presidente de la Comisión Electoral, Sylwester Marciniak, calificó de "buena noticia". Es la primera vuelta de unas elecciones presidenciales ajustadas que se han aplazado por la pandemia de coronavirus y podrían ser determinantes para el gobierno nacionalista conservador.

El presidente saliente, Andrzej Duda, de 48 años, aspira a un segundo mandato.

Marciniak proporcionó las cifras en rueda de prensa, tras haber avanzado que la afluencia a primera hora de la mañana es alta, aunque matizó que las colas que se han formado ante algunos centros podrían deberse a que los ciudadanos quieren votar pronto debido a las elevadas temperaturas que se están registrando.

Además, las restricciones de aforo con motivo del coronavirus también contribuyeron a ralentizar en algunos casos el acceso de los votantes a las urnas.

Se presentan otros diez candidatos pero, según las encuestas, su verdadero rival es el alcalde de Varsovia, el liberal Rafal Trzaskowski, del principal partido de la oposición, Plataforma Cívica (PO). La segunda ronda se disputará el 12 de julio.

La victoria de Trzaskowski, también de 48 años, asestaría un golpe al gobierno del partido Ley y Justicia (PiS), que impulsó con Duda una serie de reformas polémicas, especialmente en el ámbito judicial.

Según Ley y Justicia, estos cambios eran necesarios para eliminar la corrupción entre los jueces. Sus socios de la Unión Europea critican, sin embargo, las reformas del gobierno, porque consideran que erosionan la democracia.

Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, que considera al gobierno polaco un aliado europeo clave, apoyó esta semana a Duda.El jefe de Estado polaco fue el primer dirigente extranjero en ser recibido en la Casa Blanca desde el comienzo de la pandemia, sólo cuatro días antes de los comicios.

La capital, de la que es alcalde Trzaskowski, concentra el voto liberal y de centro, mientras que las zonas rurales son consideradas los bastiones del PiS, el Partido de la Ley y la Justicia que gobierna Polonia desde 2015 y al que es cercano Duda.

«Si cambia el presidente, cambiará todo. Porque ahora, como el presidente y el Gobierno pertenecen al mismo partido, ellos lo deciden todo y no tenemos ninguna influencia», comenta Agata Motyka, una joven diseñadora de interiores.

Maciej, un cineasta que ha acudido a votar con su hijo pequeño sobre los hombros, no es partidario de ninguno de los dos candidatos que pasarán a la segunda ronda, pero está dispuesto al voto útil ya que se trata de un deber.

«Tener elecciones libres, una jornada democrática como ésta, me da cierta esperanza. Estamos en un punto en el que, o bien seguimos el rumbo de los últimos cinco años, o bien lo cambiamos», manifestó.

Se trata de una las primeras elecciones que se celebran en Europa desde que estalló la pandemia de coronavirus, pero los polacos se sienten protegidos gracias a las medidas de higiene y su principal preocupación, según afirman, es el futuro que afronta el país, profundamente dividido.

Tal y como había ordenado la Comisión Electoral Nacional y el Ministerio de Sanidad, todos los electores acuden a los centros de votación provistos de mascarillas, y, en algunos casos, de protectores faciales de plástico y guantes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2465 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter