Muere el sultán de Omán a los 79 años y le sucede su primo Haizam bin Tariq

Qabús Bin Said

Qabús Bin Said

Credito: Web

11-01-20.-El sultán Qabús bin Said de Omán, uno de los monarcas más longevos de Oriente Próximo. con cerca de cuatro décadas en palacio, ha fallecido a última de este viernes a los 79 años. En una rápida sucesión, su primo Haizam bin Tariq al Said, de 65 años, ha jurado ya como nuevo sultán y será el encargado ahora de pilotar un pequeño país del golfo Pérsico que ha tratado de mantener neutral en las disputas entre Arabia Saudí e Irán, y servir de mediador, reseñó el diario español El Mundo.

El sucesor de Qabús, un líder que presumía de haber modernizado el país tras derrocar a Said bin Taimur en un golpe palaciego no sangriento, había sido hasta ahora ministro de Cultura y Patrimonio. Previamente, fue subsecretario del ministerio de Asuntos Exteriores y secretario general del ministerio de Exteriores. A primer ahora de este sábado, ha jurado lealtad como nuevo sultán, acabando velozmente con las especulaciones sobre la sucesión.

Su llegada al trono ha sido confirmada por los rotativos locales Al Watan y Al Roya así como por la televisión qatarí Al Yazira. Horas antes, el consejo supremo militar había convocado al consejo familiar para reunirse y elegir a un sucesor.

Soltero y sin descendencia, la sucesión de Qabús -aquejado durante la última década por los achaques médicos- había sido durante años un tabú en las calles de Mascate, la capital. "El sultán trató de unificar la nación bajo su nombre. Todos los símbolos del Estado están conectados con él. Es el régimen más personalista de toda la región", explicaba hace unos años a EL MUNDO Marc Valeri, experto en Omán de la universidad británica de Exeter.

Según la Constitución, era la familia real la encargada de elegir al sucesor en los tres días posteriores a su fallecimiento. En caso de no haberse rubricado el pacto, un comité de funcionarios del aparato de seguridad hubiera abierto una carta sellada en la que el sultán dejaría por escrito el nombre de su heredero. Haizam era uno de los principales candidatos para heredar el trono junto a Asad y Shihab.

El país -habitado por unos 4 millones de almas, el 40% extranjeros- ha conocido la noticia del óbito de Qabús a través de la agencia estatal de noticias ONA. "Con corazones creyentes en el destino de Dios y con toda la tristeza que nos embarga por la situación completa del orden de Dios, el Sultanato anuncia el fallecimiento del sultán Qabús bin Said, que fue elegido por dios para estar con él el viernes 10 de enero por la noche", esbozó la agencia.

Qabús -un amante de la música clásica que, para saciar su apetito, llenó el país de bandas y construyó la primera ópera de la península Arábiga- pertenece a la decimocuarta generación de la dinastía Al Bu Saidi, que estableció el sultanato tras despachar a los portugueses. Se educó en India y la Real Academia militar de Sandhurst, un centro de élite británico por donde pasan los príncipes y herederos de Oriente Próximo. Al regresar a casa, su padre, chapado a la antigua, le confinó en palacio hasta que en 1970 un golpe de Estado orquestado por los servicios secretos británicos le aupó al poder.

Qabús extinguió la insurgencia comunista apoyada por los soviéticos en la región sureña de Dhofar -fronteriza con Yemen- y convirtió un reino atrasado y medieval con apenas 10 kilómetros de carretera, sin instalaciones educativas ni sanitarias en un país moderno y próspero. Pero en la última década, con el precio del crudo tiritando y una excesiva dependencia del sector público, el milagro omaní se enfrentó al reto de diversificar su economía, un desafío que debe ahora abanderar Haizam junto a las altas tasas de desempleo. El nuevo sultán se educó en la universidad británica de Oxford y tiene estrechas relaciones con la casa real británica.

Qabús ha fallecido tras una larga enfermedad de la que apenas han trascendido detalles. La razón de su muerte no ha sido divulgada. A principios del mes pasado estuvo en Bélgica recibiendo tratamiento médico. Sus viajes y largas estancias en Europa por razones de salud han sido recurrentes en la última década.

Omán, un desconocido y apacible rincón de la península Arábiga, se ha destacado como un mediador en la disputas regionales, las que enfrentan a Irán y Arabia Saudí y las que dividen a la península Arábiga a propósito del bloqueo regional a Qatar. Amigo histórico de Irán y miembro del Consejo de Cooperación del Golfo, Mascata ha desarrollo su tarea de "casco azul" con sigilo.

A pesar de su discreción, el sultanato jugó un papel clave, jamás publicitado, en el hoy roto acuerdo nuclear rubricado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia, China y Alemania), para limitar el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones económicas internacionales. Desde 2012 Mascate, la capital de Omán, albergó conversaciones directas entre altos cargos estadounidenses e iraníes bajo los auspicios de su majestad, que cedió incluso sus propias residencias para velar por el secreto de los encuentros.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1934 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n350847.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO