Evitan tres tiroteos en EEUU, la violencia armada sigue presente

Tiroteo en Chicago deja varios heridos

Tiroteo en Chicago deja varios heridos

Credito: Agencias

19 de agosto de 2019.- Autoridades estadounidenses aseguran haber frustrado tres posibles tiroteos masivos al arrestar a sospechosos que amenazaron con esos delitos, cuando continúa hoy en el país el debate sobre la violencia armada.

De acuerdo con la cadena de televisión CNN, los tres casos fueron puestos en conocimiento de las fuerzas del orden gracias a avisos del público sobre las intenciones de sospechosos en Connecticut, Florida y Ohio.

En el primero de esos estados, Brandon Wagshol, de 22 años, fue arrestado después de que expresó en la red social Facebook interés en cometer un tiroteo masivo, según un comunicado del Buró Federal de Investigaciones y el Departamento de Policía de Norwalk.

Las fuerzas del orden ejecutaron una orden de allanamiento en su casa y encontraron múltiples armas, incluyendo una pistola, un rifle, un visor con un láser, numerosas municiones, armaduras y otro tipo de equipo táctico, afirmó la policía.

Algunas de las armas estaban registradas a nombre del padre de Wagshol, pero él tenía acceso a ellas, informaron las autoridades, que además recibieron un aviso de que estaba tratando de comprar cargadores de rifles de gran capacidad fuera del estado.

En tanto, el viernes fue detenido Tristan Scott Wix, de Daytona Beach, Florida, luego de enviarle a su exnovia una serie de mensajes inquietantes en los que supuestamente amenazó con cometer un tiroteo masivo.

A decir de la Oficina del Alguacil del Condado de Volusia, la exnovia alertó sobre las intenciones del joven de 25 años, quien en los textos dijo que quería abrir fuego contra una gran multitud de personas. 'Unos 100 asesinatos sería bueno', habría expresado.

Michael Chitwood, alguacil de Volusia, declaró ayer a CNN que las autoridades encontraron un rifle de caza calibre 22 y 400 municiones en el departamento de Wix.

Asimismo, en Ohio fue arrestado un joven de 20 años, James Patrick Reardon, por presuntamente amenazar con disparar en un centro comunitario judío en la ciudad de Youngstown.

El sospechoso ingresó en la cárcel del condado de Mahoning el sábado por un cargo de acoso mediante telecomunicaciones y un cargo de amenaza agravada, según los registros en línea de ese centro penitenciario.

Una cuenta de Instagram perteneciente a Reardon compartió un video que mostraba a un hombre disparando un arma, y en ese material se etiquetó al Centro de la Comunidad Judía de Youngstown, informó a la cadena Vincent D'Egidio, jefe de policía de la localidad de New Middletown, a 20 kilómetros al norte de Youngstown.

El resto de la cuenta en esa red social contenía comentarios antisemitas, contenido nacionalista blanco e imágenes de Reardon u otra persona con armas de fuego.

Las noticias sobre esos tres arrestos se difunden en momentos en los que se registran en el país 262 tiroteos masivos en lo que va de año, según el Archivo de la Violencia Armada.

Además, se dan a conocer cuando han vuelto a intensificarse los llamados a un mayor control de armas por parte de diferentes sectores sociales, que critican la inacción del ejecutivo y el Congreso para regular de una mejor manera el acceso a esos artefactos.

Tal discusión ganó fuerza nuevamente tras las matanzas ocurridas a principios de este mes en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, las cuales dejaron saldo de 31 muertos y 51 heridos.

La respuesta del presidente del país, Donald Trump, y de otros miembros del Partido Republicano, ha sido asociar esos hechos a las enfermedades mentales, los videojuegos y las redes sociales, pero nunca vincularlos con el fácil acceso al armamento de fuego.

Son las personas las que aprietan el gatillo, no es el arma, repitió este domingo el jefe de la Casa Blanca, a pesar de la falta de evidencia para sustentar sus afirmaciones sobre el tema.

Ante ese tipo de pronunciamientos, diversas fuentes señalan que otras naciones también enfrentan problemas de enfermedades mentales, pero registran una cantidad mucho más baja de tiroteos masivos, y que la diferencia radica realmente en el número de armas en manos de civiles.

En el caso de Estados Unidos, se calcula que hay 125 de esos artefactos por cada 100 habitantes, más que en cualquier otro lugar del mundo.

Mientras sigue ese debate, y a pesar de que las autoridades ahora lograron detener tres hechos que podrían haber causado más luto, los tiroteos masivos siguen ocurriendo alrededor del país.

El Archivo de la Violencia Armada indica que solo este fin de semana fueron heridas cuatro personas en un crimen de ese tipo en Kansas City, Missouri; y siete recibieron lesiones en Houston, Texas, sin contar muchos otros delitos con armas de fuego que por tener menor número de víctimas no califican como masivos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n345833.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO