Grecia sale oficialmente de la era de los rescates y encara densos desafíos

Credito: AVN

Atenas, agosto 20 - Grecia ha salido oficialmente del último programa de asistencia financiera de tres años pactado entre Atenas y sus acreedores internacionales en 2015, que han dejado graves consecuencias en el país: su economía se ha reducido en una cuarta parte y obligado a aplicar dolorosas medidas de austeridad.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) ha desembolsado 61.900 millones de euros en tres años para financiar el ajuste macroeconómico y la recapitalización bancaria en el país.

El MEDE, que ha calificado este último rescate de "exitoso", ha señalado que los 24.100 millones de euros restantes disponibles en virtud del volumen máximo del programa de 86.000 millones de euros no han sido necesarios para Grecia.

Ahora que Atenas observa el regreso a la normalidad y recupera su soberanía económica, las cicatrices siguen ahí: los bancos están abrumados con enormes carteras de préstamos incobrables y la carga de la deuda pública griega sigue siendo la más alta de la zona euro, del 180% del PIB.

Grecia también recibió préstamos por valor de 141.800 millones de euros del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera entre 2012 y 2015, por lo que el importe total desembolsado por ambos fondos de rescate ha ascendido a 203.770 millones de euros.

"Hoy podemos concluir con seguridad el programa MEDE sin más programas de seguimiento del rescate, ya que por primera vez desde primeros de 2010, Grecia puede sostenerse por sí misma", ha asegurado el presidente de la Junta de Gobierno del MEDE, Mario Centeno.

Centeno ha apuntado que esto ha sido posible gracias al "extraordinario esfuerzo" del pueblo griego, la buena cooperación con el actual Gobierno del país y el apoyo de los socios europeos a través de préstamos y quitas.

El MEDE ha anunciado que seguirá cooperando con las autoridades griegas en el marco de su sistema de alerta temprana, diseñado para garantizar que los países beneficiarios puedan reembolsar al MEDE lo acordado. Así, el MEDE recibirá informes periódicos de Grecia y se unirá a la Comisión Europea para sus misiones habituales en el marco de la vigilancia reforzada.

El futuro en Grecia

Bruselas ha activado por primera vez un mecanismo de "vigilancia reforzada". Así sus acreedores se asegurarán que aplican las reformas aprobadas y cumplen con los objetivos fiscales, hasta que el país devuelva al menos el 70% del dinero.

Además, Grecia debe conseguir un superávit primario del 3,5% de su PIB hasta 2022, y del 2,2% hasta 2060. También deberá implantar un sistema de privatizaciones para vender una veintena de puertos, aeropuertos y participaciones nacionales.

El cumplimiento de las exigencias estarán complicadas por ser el país europeo con mayor tasa de desempleo de la UE (20%), que llegó al 28% en septiembre de 2018,además de arrastrar la deuda pública más elevada de la unión. "Grecia todavía encara numerosos desafíos", reconoció el pasado mes el vicepresidente de la Comisión Europea para el euro, Valdis Dombrovskis.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2582 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n330039.htmlCd0NV CAC = Y co = US