Llega a la Argentina la Caravana Internacional de Solidaridad con Nicaragua

19 de agosto de 2018.- Entrevistamos a Juan Pablo y a Tito, jóvenes nicaragüenses que están estudiando en la Argentina y que son parte de la Articulación de Movimientos Sociales de Nicaragua. Ellos están organizando una red de solidaridad con la lucha del pueblo del país hermano y van a recibir a la segunda Caravana Internacional de Solidaridad con Nicaragua, que arriba a la Argentina en estos días.

AenR: ¿Cómo está la situación actual en Nicaragua?

Tito: Durante todos estos meses se ha vivido un proceso de insurrección cívica que empezó a partir del 18 de abril. Hubo una escalada violenta en la que la policía empezó a reprimir a los manifestantes. Han muerto según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) más de 300 personas. Hay más de 500 presos políticos, hay desaparecidos, hay exiliados. Más de 23.000 nicaragüenses se han ido a Costa Rica y a otras partes del mundo. No hay cifras exactas de esto, pero… Nicaragua está atravesando la mayor crisis política durante el sandinismo y en democracia después de los ’80.

Actualmente luego de la escalada de la represión, en Nicaragua se está dando una cacería contra las personas que participaron en las protestas y en los tranques. La policía está buscando con listas, casa por casa, barrio por barrio, a todas las personas involucradas y les están presentando cargos de terrorismo. La Asamblea Nacional aprobó una ley antiterrorista en la que te pueden meter preso por 20 años por colaborar o financiar protestas. La situación está muy difícil porque ya la persecución se ha vuelto asfixiante para toda la gente que está allá. Hay mucha gente huyendo, hay mucha gente clandestina, en casas de seguridad. No esta normal Nicaragua a pesar de que Daniel Ortega ha salido en los medios diciendo que todo está normal, que ya todo se acabó, Nicaragua no está normal.

AenR: Ortega estaba identificado con la revolución sandinista y ahora está reprimiendo a su pueblo…

Juan Pablo: Yo sé que internacionalmente cuando uno escucha a Daniel Ortega lo relaciona inmediatamente con la insurrección del ’79. Pero lo que tiene que entender la gente es que el sandinismo de esas décadas se ha ido desvirtuando a lo largo de los años. Ahora lo que existe es un gobierno autoritario y represivo. Daniel Ortega y su esposa han creado una dictadura familiar. Tomándose de este partido que en su momento fue el partido que representó al pueblo. Ahora ellos se han convertido en lo que antes habían luchado en contra. Ahora vemos a un Daniel siendo uno de los mayores aliados de EEUU. Se puede decir que el FMI hasta cerró oficinas en Nicaragua porque que Daniel cumplió todo lo que el FMI pide. Ahora vemos a este gobierno trabajando con paramilitares. Reprimiendo a todo aquel que intenta llevarle la contra en las políticas que está implementando.

AenR: ¿Cuál fue el detonante de este levantamiento contra Ortega?

Juan Pablo: Un detonante fue a partir del 18 de abril la quema de la reserva natural de Indio Maíz. Se empezó a quemar esta reserva en el sur del país, casi en la frontera con Costa Rica. El estado tardó mucho en reaccionar frente a este incendio rechazando la ayuda de países vecinos, como Costa Rica. Se dio esto y se hizo la reforma al Instituto del Seguro Social de Nicaragua. Fueron en estas protestas donde se dieron los primeros muertos. A partir de ahí, del 18 para acá, están todas las escenas de horror que internacionalmente se han conocido.

AenR: Se acusa al movimiento de estar manejado por intereses de la Iglesia y del imperialismo…

Tito: Yo diría en este caso que si uno examina bien las políticas del sandinismo de los ’80 para acá, uno podría identificar una ruptura con lo que fue el sandinismo histórico, con los ideales de Carlos Fonseca Amador y los fundadores del sandinismo. Uno encuentra que EEUU es uno de los mayores aliados comerciales de Daniel Ortega. Es parte de un modelo de consenso que ha tenido el gobierno de Daniel. Nosotros les diríamos a las personas progresistas que todavía siguen apoyando a este gobierno que por favor se informen mejor, que sigan más de cerca la política nicaragüense para que se den cuenta que el gobierno de Daniel Ortega ha dejado de ser de izquierda hace mucho tiempo y que es un gobierno autoritario, que se ha apoderado de la memoria histórica de un país que luchó una vez para sacar a un dictador y que lo está haciendo de nuevo.

AenR: ¿El movimiento que se levantó contra Ortega es dirigido por alguna corriente política? ¿Cómo se organiza?

Tito: Este movimiento insurreccional tiene una característica, los que se movilizan se denominan "autoconvocados". Son personas que no están representadas por ningún partido político específico, ya que el mismo Ortega se ha encargado de anular cualquier competencia política dentro de Nicaragua. Los partidos que existen son los denominados partidos "zancudos" que son pasivos, que han pactado con él. No existe ninguna representación política de los partidos políticos en la calle. Esta gente no está siendo movilizada por ningún partido político en particular. Está siendo movilizada por el deseo de ver justicia y democracia en Nicaragua. El deseo de que se haga justicia por los presos políticos, por los asesinados, por todas las personas que hoy están siendo perseguidas. Y eso es lo que está movilizando al pueblo de Nicaragua. Ver esas imágenes donde la policía sale a reprimir, donde la policía se mete a las universidades, donde violan la autonomía universitaria, donde la policía actúa matando a mansalva en las calles de Managua, en las calles de toda Nicaragua. Donde existen paramilitares que son personas vestidas de civil que te secuestran y apareces en la cárcel y nadie sabe si son policías, si son parapoliciales, nadie sabe que son. Eso es lo que está indignando al pueblo de Nicaragua y es lo que hace que ha hecho que esta insurrección cívica siga adelante.

AenR: ¿Qué organizaciones sociales son parte de este movimiento?

Tito: Principalmente lo que despertó la chispa fue el movimiento estudiantil, ya que la represión más dura se vivió durante abril en las universidades que se atrincheraron y estuvieron los ataques de la policía. Después de las muertes de los compañeros universitarios el pueblo se indignó y se empezó a organizar.

A parte del movimiento estudiantil cuyas organizaciones han sido claves en este proceso, se ha sumado con mucha presencia el movimiento campesino. Los campesinos han facilitado el levantamiento de los tranques y las barricadas en todas las carreteras principales del país y en las zonas rurales. Ellos han aportado muchísimo en ese sentido. Otro espacio que se ha sumado es el movimiento feminista. Desde la crítica y también desde poner el cuerpo. Hay muchas compañeras feministas que han estado atrincheradas en las universidades y que han estado combatiendo con la policía. Ellas también han sumado una parte muy importante de la lucha. El movimiento anti minería que ha sido reprimido en ocasiones anteriores por el gobierno de Daniel Ortega. Son muchos los movimientos sociales que están luchando en Nicaragua. A raíz de esto también surgieron nuevos grupos. Por ejemplo "Madres de Abril" que es un grupo que se organizó con las madres y los familiares de las personas asesinadas en las últimas protestas y que ya fueron víctimas de una masacre provocada por francotiradores que mataron 20 personas en la manifestación que convocaron el día de las madres nicaragüenses el pasado 30 de mayo.

AenR: ¿Viene la caravana de solidaridad con Nicaragua?

Juan Manuel: Estamos ya a unos días de recibir a la Caravana Internacional de Solidaridad con Nicaragua. Es una delegación de tres personas que están recorriendo cinco países de Latinoamérica con el fin de informar y denunciar lo que está sucediendo actualmente en Nicaragua. Esta caravana está compuesta por Ariana McGuire Villalta, quién es parte de la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia, uno de los movimientos que conforman la Coalición Universitaria compuesta por autoconvocados de UCA, UNI, UAM, UNAN-MGA, UNAN LEÓN y Thomas More; por Yader Parajón, quien es hermano de Jimmy Parajón asesinado el 11 de mayo en la UPOLI y viene en representación de Madres de Abril; y por Carolina Hernández Ramírez, activista anti minera integrante del Movimiento Nacional Frente a la Minería Industrial – MONAFMI, que es un sector que viene siendo duramente reprimido desde hace dos años cuando cuatro comunidades se opusieron a una mina a cielo abierto y fueron militarizados, reprimidos y algunos líderes llegaron a estar hasta 40 días presos en el Chipote.

La caravana va a estar aquí durante una semana. Tenemos planteadas varias chalas y actividades (1) para los que se quieran sumar, entre ellas un plantón frente a la embajada del Nicaragua para el viernes 24 a las 17:30 hs. Tenemos también reuniones con Cancillería y con Amnistía Internacional. Con Cancillería nuestro objetivo principal es pedirle al gobierno argentino que corte relaciones diplomáticas con Nicaragua.

Entrevistó Gustavo Giménez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4587 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n330017.htmlCd0NV CAC = Y co = US