Macron vive su primera derrota: la derecha gana el senado en Francia

Macron

Macron

París, septiembre 25 - Emmanuel Macron, presidente de Francia, vivió este domingo su primera derrota electoral desde que asumió su mandato a mediados de mayo de este año, luego que Los Republicanos (LR), principal partido opositor y del ala de la derecha francesa, se llevara la mayoría de los escaños.

Pese a triunfar en los comicios legislativos de la cámara baja en junio de este año, con sólo un mes de mandato, La República en Marcha (LRM) de Macron no logró sus aspiraciones en la cámara de senadores.

LRM tenía, hasta ayer, 29 senadores -gracias a aquellos que se habían pasado a su formación, creada en 2016, desde otros partidos, principalmente del socialista-. Luego de los resultados de este domingo, los sondeos indican que podría conseguir tan sólo entre 20 a 30 senadores, reduciendo o mejorando de manera poco significativa su representatividad en la cámara.

Por su parte, las proyecciones indican que LR se habría adjudicado entre 146 y 156 asientos en el nuevo Senado, en comparación a los 142 que tenían previamente.

Asimismo, el Partido Socialista, del expresidente François Hollande, repuntó convirtiéndose en la segunda fuerza senatorial con un aproximado de 70 representantes. En tanto el ultraderechista Frente Nacional (FN), de Marine Le Pen, que obtuvo sus primeros dos escaños en el Senado en 2014, no consiguió ninguno nuevo.

"Partimos con una página en blanco. No podíamos ni ganar ni perder esta elección. La verdadera elección para nosotros será en el Senado en 2020, cuando tengamos consejeros municipales y regionales", anunció François Patriat, jefe de fila de los macronistas en el Senado, tras la derrota.

Los nuevos senadores se estrenarán el 2 de octubre, cuando elijan a su nuevo presidente. El actual, Gérard Larcher (LR), es hasta ahora el único candidato declarado.

¿En qué afecta este senado al Gobierno de Macron?

En caso de desacuerdo entre las dos cámaras del Parlamento, la última palabra la tienen los diputados, cuya mayoría es oficialista. Sin embargo, un senado liderado por la derecha tiene el poder de demorar la aprobación de leyes y proyectos, afectando al ejecutivo.

Macron llegó a la presidencia prometiendo reformas constitucionales, en las que son indispensables la aprobación de la cámara alta, lo que podría significar trabas para llevarlas a cabo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1754 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /internacionales/n314952.htmlCd0NV CAC = Y co = US