Evo Morales denuncia que las leyes de Bolivia llegaban al Parlamento "desde Estados Unidos, redactadas en inglés"

El presidente de Bolivia, Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales

Credito: Archivo

La Paz, 8 de mayo. En el pasado las leyes bolivianas llegaban al Parlamento "desde Estados Unidos, redactadas en inglés", y los congresistas "sólo las traducían de esa lengua al español y las aprobaban", afirmó hoy el presidente Evo Morales, y al respecto citó el caso de la norma antidrogas de 1988.

Al inaugurar el primer encuentro internacional de procuradores de Justicia, comentó que los militares, "para ser presidentes de las dictaduras, iban a la Escuela de las Américas, y para ser presidentes democráticos estudiaban en las universidades de Estados Unidos, pero ahora eso se acabó".

Relató que él se enteró de ese tipo de legislaciones provenientes del exterior siendo dirigente cocalero en 1988, en la región central del Chapare, Cochabamba, cuando supo que iba a haber una norma contra la hoja de coca –la ley 1008, la cual establece la erradicación de los cultivos de esa planta que excedan 12 mil hectáreas– y pidió conocerla.

Explicó que desde el Congreso "me la mandaron al Chapare en inglés los legisladores del Movimiento Nacionalista Revolucionario y la Alianza Democrática Nacional, y lo que hicieron fue traducirla de esa lengua al español" para ponerla después en comisiones y ante el pleno para su aprobación posterior.

Morales señaló: "eso tiene que terminar" con la instalación de una procuraduría en Bolivia, contemplada en la nueva Constitución, aprobada en referéndum el pasado 25 de enero, al hablar ante los titulares de las procuradurías de Argentina, Ecuador, Paraguay, Venezuela y España.

En su intervención, el mandatario apuntó que el país ha tenido que esperar 183 años para que el gobierno pensara en crear una procuraduría de defensa del Estado, porque antes "las políticas eran de saqueo y subastas de los recursos naturales". Por ello abogó por "cambiar las leyes, las normas que se requieran".

La institución que se creará, dijo, tendrá su sede en la contigua ciudad de El Alto, en homenaje a quienes dieron su vida en defensa de los recursos naturales del país. Junto con ésta habrá una escuela de abogados para que puedan formarse "pensando en la patria y no sólo en la plata", porque en algunas instituciones de educación superior del exterior "se forman no tanto para defender a la patria, sino a las trasnacionales", apuntó.

Además, aseguró que el país va bien pese a grupos que "permanentemente crearán conflictos, provocarán".

Mencionó que hay empresarios que apuestan por la patria, "pero también hay algunos que apuestan por dividir Bolivia"; el mandatario se refería a una célula "terrorista" que fue desarticulada el mes pasado en Santa Cruz, que implicó a algunos prominentes empresarios cruceños, quienes presuntamente financiaban al grupo.

En otro orden, hoy cumplen su cuarto día en huelga de hambre tres familiares de desaparecidos políticos durante los regímenes dictatoriales de la década de los años 70 del siglo pasado, en demanda de que el gobierno ordene la desclasificación de archivos militares para conocer el paradero de los suyos.

Se trata de Olga Flores, hermana de Carlos Flores Bedregal, asesinado junto con el líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz durante el golpe de Estado de Luis García Meza en 1980; Martha Montiel, hija del guerrillero Sergio Tirso Montiel (Pablo), de la guerrilla de Teoponte, ultimado en 1970 después de ser detenido vivo.

Asimismo, se encuentra en huelga de hambre Hortensia Gutiérrez, cuyo esposo, Rodolfo Flores Sanmillán, fue enviado en 1968, junto con otros 26 presos políticos bolivianos, a un campo de concentración en Paraguay, donde desapareció. La misma suerte sufrieron otros siete de sus compañeros.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7807 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter