Pakistán: Insurgentes destruyen en Peshawar un convoy de suministros para tropas de la OTAN

destruyen en Peshawar un convoy de suministros para tropas de la OTAN

destruyen en Peshawar un convoy de suministros para tropas de la OTAN

20 de marzo 2009. - Alrededor de 250 insurgentes atacaron ayer dos terminales de la OTAN en la ciudad paquistaní de Peshawar, capital de la Provincia de la Frontera Noroeste, que limita con territorio afgano, en una acción muy bien organizada que se saldó con la muerte de un encargado de seguridad y el incendio de más de 200 camiones y otros vehículos destinados al abastecimiento de los 53.000 soldados extranjeros desplegados en Afganistán.

Los combatientes, que algunos identificaron como talibán, cercaron las dos terminales cerca de Peshawar y desarmaron a una decena de encargados de los depósitos antes de rociar con gasolina y prender fuego a 96 camiones. En el ataque fueron también destruidos dos vehículos blindados, dos camiones contra incendios, varios contenedores con munición y 89 jeeps destinados a las tropas ocupantes de la misión de la OTAN.

La Policía calificó de «muy grave» la acción de ayer. «Es la primera vez que viene un número tan elevado de milicianos», explicó Abdul Qadir Qamar, un alto responsable poli- cial, que consideró que se trató de «un ataque coordinado y bien planeado».

No obstante, desde Kabul, el coronel Greg Julian, portavoz de las tropas estadounidenses en Afganistán, minimizó el alcance de la acción. «Tenemos múltiples vías para garantizar que nuestras tropas tengan lo necesario», señaló. En su opinión, el ataque es «el resultado de la mayor presión ejercida sobre los insurgentes desde ambos lados de la frontera, que les han causado importantes bajas».

Julian, que confió en que el Ejército paquistaní refuerce la seguridad en las carreteras, agregó que «junto a las dos principales vías entre Quetta y Kandahar y entre Peshawar y Jalalabad, hay otras (de acceso a Afganistán) desde el Norte».

Sin embargo, la zona donde se encuentran las terminales es prácticamente un punto de paso obligado para todos los camiones que llevan suministros de comida, pertrechos y combustible a los soldados de la OTAN en Afganistán.

El mes pasado, Pakistán tuvo que suspender momentáneamente los suministros a las tropas extranjeras en el país vecino tras el secuestro de quince camiones perpetrado por la insurgencia en la principal carretera que une ambos territorios y el cierre del paso de Khyber, cerca de Peshawar. Este paso constituye una vía de suministro estratégica para las fuerzas de la ISAF, la misión de la Alianza.

Hace menos de una semana, los talibán quemaron una decena de camiones con equipamiento destinado a la OTAN en Afganistán, una acción en la que murieron dos personas.

El responsable policial Qamar explicó que tras aquel ataque se reforzó la vigilancia y el número de guardias en torno a los depósitos de Peshawar, pero no se pudo hacer nada ante la superioridad de los atacantes. «Preparamos una nueva estrategia para impedir incidentes como éste», añadió.

Las zonas fronterizas paquistaníes se convirtieron en refugio de los talibán afganos, después de que su régimen fuera derrocado por los estadounidenses durante la invasión que comenzó en noviembre de 2001.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n130779.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO