Honduras: Presidente Zelaya plantea plebiscito sobre Constituyente

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya

22 de noviembre.- El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, planteó hoy la celebración de un plebiscito junto con las elecciones generales de 2009 para decidir una convocatoria a Asamblea Constituyente en 2010.

La Constituyente emitiría una nueva Constitución que reemplace la vigente desde 1982, "sin disolver el Congreso Nacional" (Parlamento) ni cambiar las facultades del Ejecutivo durante el proceso, explicó Zelaya ante la prensa poco antes de viajar a República Dominicana.

El mandatario (2006-2010) dijo que ya planteó su iniciativa a dirigentes del gobernante Partido Liberal y del opositor Partido Nacional, los mayoritarios del país, pero aclaró que el asunto solo está en conversaciones.

Explicó que el primer paso sería que él envíe al Parlamento, en enero próximo, un decreto para que se convoque al plebiscito simultáneamente con los comicios del 29 de noviembre de 2009.

Así, los hondureños elegirían al nuevo presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), diputados y alcaldes, y votarían sobre la Constituyente, añadió.

De ganar el "sí" a favor de una Constituyente, subrayó Zelaya, la convocatoria le correspondería "al Gobierno que se va a instalar el 27 de enero de 2010", cuando él entregará el mando.

Zelaya dijo que su Gobierno promovería el "sí" y argumentó que es necesario "revisar el andamiaje jurídico de la Constitución de la República y poner el país en orden".

"Lo que queremos es leyes más claras, mandatos totalmente congruentes con la realidad que le permitan al país un ordenamiento jurídico, político, social, económico, cultural, en los cuales todos conozcamos cuáles son las reglas del juego", remarcó.

El anuncio de Zelaya culminó los rumores y las denuncias que circulaban desde hace meses, y que se intensificaron estos días, sobre que él y sus allegados buscaban una ruptura constitucional para convocar una Constituyente y seguir en el poder después de 2010.

Algunos sectores de la oposición denunciaron que Zelaya pretendía esa ruptura influido por su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, con el fin de establecer un Gobierno izquierdista en Honduras.

En agosto pasado, Zelaya adhirió a Honduras a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), creada en 2004 por Chávez y el entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, e integrada también por Bolivia, Nicaragua y Dominica.

Otra denuncia contra Zelaya es que pretendía impedir las elecciones internas de los partidos, pospuestas del pasado día 16 al próximo 30 y previas a las generales de 2009, para romper el orden constitucional.

El presidente, que siempre ha rechazado las denuncias de continuismo, aseguró hoy que va "a gobernar los cuatro años (para los que fue elegido en 2005), ni un día más, ni un día menos, ni un minuto más, ni un minuto menos".

La actual Carta Magna cobijó el retorno de Honduras al régimen constitucional tras casi dos décadas de gobiernos militares y prohíbe la reelección presidencial, entre otros artículos irreformables.

El Parlamento restableció esta semana, por orden de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, el texto original de dos artículos pétreos, relativos a quienes no pueden aspirar a la Presidencia, ya que una reforma de 2002 los había alterado ilegalmente.

En ambos artículos se introdujo la figura del vicepresidente en lugar de tres designados presidenciales, como parte de una amplia reforma que también incluyó el plebiscito y el referendo.

Por tanto, al restablecerse los textos originales, en éstos reaparecen los designados presidenciales y en el resto de la Constitución continúa la del vicepresidente.

El Tribunal Supremo Electoral pidió a última hora a los partidos políticos que inscribieran a tres candidatos a designados en vez de un vicepresidente para las primarias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11352 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas