Crisis económica en EE UU: Largas filas de ahorristas tratando de recuperar su dinero en un banco

IndyMac Bancorp Inc, uno de los mayores prestamistas de EE. UU., tuvo que ser intervenido después que sus clientes comenzaran a retirar sus depósitos en masa

IndyMac Bancorp Inc, uno de los mayores prestamistas de EE. UU., tuvo que ser intervenido después que sus clientes comenzaran a retirar sus depósitos en masa

Credito: Agencias

15 de julio 2008. - Imágenes de largas filas con preocupados ahorristas tratando de recuperar su dinero frente a las puertas cerradas de una entidad financiera vuelven a las principales portadas de los diarios estadounidenses.

IndyMac Bancorp Inc, uno de los mayores prestamistas de EE. UU., tuvo que ser intervenido después que sus clientes comenzaran a retirar sus depósitos en masa.

Se convirtió, de esta manera, en la segunda institución bancaria más importante en ser nacionalizada, después del Continental Illinois Bank, que fue intervenido por las autoridades en 1984.

La quiebra de IndyMac es tan sólo uno tantos titulares sobre las dificultades económicas que pasa EE. UU. y se une a los problemas de Freddie Mac y Fannie Mae, que financian la mitad de los préstamos para viviendas del país.

Estas instituciones fueron respaldos de emergencia, pero aún así hay mucho nerviosismo sobre la salud de la economía.

Incluso el presidente de EE. UU., George W. Bush, tuvo que salir esta martes a calmar los ánimos y dijo que las prestamistas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, deberían ser capaces de seguir dando acceso al crédito, ahora que fueron rescatadas. "Debemos asegurar que pueden seguir dando acceso al crédito hipotecario durante este tiempo de estrés financiero," indicó Bush.

Pese a todo, el mandatario insistió que la economía esta creciendo y aseguró que si el Congreso acelera la aprobación de una nueva ley que incluye reformas necesarias a las instituciones hipotecarias, la situación puede mejorar.

"La economía está creciendo; hay obviamente incertidumbre financiera... No soy un economista pero sí creo que estamos creciendo," enfatizó Bush durante una conferencia de prensa.

Pese al optimismo de Bush, durante su comparecencia semestral ante el Congreso, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, admitió que hay "numerosas dificultades" en el horizonte.

Una de ellas es la inflación, ya que los precios de los productos básicos se han visto afectados por el alto precio de la gasolina.

"Valorar de forma correcta y equilibrar los riesgos para el crecimiento y la inflación representan un desafío significativo para los responsables de la política monetaria", explicó el funcionario.

Según datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos dados a conocer este martes, los precios al por mayor aumentaron casi un 2% el mes pasado y se incrementaron en más de un 9% en los últimos 12 meses, la mayor subida desde 1981.

Los bolsillos de los consumidores no son los únicos que sufren en estos momentos. Este martes, por otra parte, un ícono de la industria automotriz estadounidense, la General Motors, anunció una nueva reestructuración.

Entre las medidas incluye el recorte de un 20% de empleos administrativos, lo que significaría la pérdida que miles de trabajos.

Es por eso que el tema de la economía ha pasado a ser una de las principales inquietudes durante la campaña electoral.

Los estadounidenses saben que sea quién sea el elegido el cuatro de noviembre para ocupara la Casa Blanca, tendrá un enorme reto que enfrentar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6845 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas