Futuro canciller italiano promoverá políticas racistas y xenófobas

28 de Abr de 2008. El comisario europeo saliente de Justicia y futuro ministro de Relaciones Exteriores de Italia, Franco Frattini, propuso el lunes expulsar a los extranjeros sin medios económicos suficientes para vivir en Italia. "Hay que adoptar una ley que establezca un nivel mínimo de ingresos, de manera que por debajo de ese umbral no se puede residir en nuestro país por más de 90 días", declaró en una entrevista al diario Il Giornale, de propiedad de la familia del futuro jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi.

"Aquellos que superan los parámetros pueden quedarse y los que no, deberán ser enviados a sus países de origen", dijo Frattini quien siempre se ha mostrado en acuerdo con las políticas racistas y xenófobas aplicadas en Italia.

Frattini defiende también que los extranjeros que han cometido delitos en Italia sean juzgados, condenados y luego expulsados. "Deben pagar la condena en sus países de origen. Es injusto que se queden en prisiones de cinco estrellas que cuestan mucho dinero al contribuyente italiano", aseguró Frattini defensor de la Ley Bossi-Fini que fue aprobada en el 2002 durante el segundo gobierno de Berlusconi y que ha sido criticada por su carácter racista.

Frattini, quien será el canciller del futuro gobierno de derecha liderado por Berlusconi, considera clave el tema de la seguridad ciudadana y acusa al gobierno saliente de Romano Prodi de haber manejado en forma blanda el tema de la inmigración tanto legal como ilegal.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3529 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas