El parlamento español aprobó ley que condena al franquismo y rehabilita a las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura

El dictador fascista Francisco Franco estrecha la mano de su sucesor y discípulo, Juan Carlos Borbón

El dictador fascista Francisco Franco estrecha la mano de su sucesor y discípulo, Juan Carlos Borbón

Credito: www.prensarural.org

Madrid, 11 de diciembre de 2007 / El parlamento español aprobó en forma definitiva la ley sobre la Memoria Histórica que condena al franquismo y rehabilita a las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura.

La ley, que entrará en vigor en los próximos días después de su publicación en la gaceta oficial, fue aprobada el lunes por la noche en el Senado, que rechazó los pedidos de veto del Partido Popular (PP, de centroderecha) y de la Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, izquierda independiente).

El PP considera que la ley es un elemento de división y el ERC la considera insuficiente.

La ley no prevé anular los procesos de los tribunales franquistas -como pedía el ERC- pero la Izquierda Unida (IU), cuyos votos posibilitaron la aprobación del texto, interpreta que el mismo consiente, de hecho, la reapertura de las causas y no quede impune.

Breve historia:

1939-1969 : treinta años de franquismo. El 21 de julio de 1969, Fraga Iribarne declara a la salida del Consejo de ministros en el que Franco acaba de anunciar que el día siguiente designará a Juan Carlos como su sucesor: “En el mismo año habremos enterrado para siempre los recuerdos de nuestras viejas divisiones, puesto punto final a nuestra pasada guerra civil y finalmente en estos días, fijado sólidamente los jalones que nos abrirán el camino de un futuro lleno de certidumbre y esperanza”.

El 22 de julio de 1969, se convocan las Cortes. Franco y sus colaboradores aplican su plan para prolongar el franquismo después de la desaparición del Caudillo. Es el gran día de la designación del sucesor. Una gran E escarlata en la fachada del edificio en donde se reúnen los 519 procuradores que reciben al Caudillo con aplausos entusiastas.

Franco habla con la voz interrumpida por sollozos de anciano: “Consciente de mis responsabilidades ante Dios y la Historia, -dice- y habiendo pesado con toda objetividad las cualidades reunidas en la persona del príncipe Juan Carlos de Borbón, he decidido proponerlo a la nación como mi sucesor”.

La monarquía que toma nuevamente cuerpo en este 22 de julio de 1969 por voluntad del Caudillo, es una monarquía franquista, instaurada y no restaurada, capaz de satisfacer a los partidarios del régimen que quieren su prolongación más allá de la muerte de Franco.

Aprueban la decisión de Franco 491 votos contra 19 y 9 abstenciones. Franco, ha escogido, pues, la monarquía para España y para el franquismo a don Juan Carlos, nacido en la Roma fascista de 1938 y que tiene la misma edad que el régimen.

Desde este punto de vista, la España franquista aparece como un Estado de excepción, sobreviviendo, prolongándose en medio de dificultades, pero sin embargo estable, quizá porque sencillamente cientos de miles de hombres murieron hace treinta años y una sangría tan larga y profunda ha dejado en cada español miedo y una herida abierta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14907 veces.


La fuente original de este documento es:
Venezolana de Televisión (http://www.vtv.gov.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas