Familiares de secuestrados critican el plazo de Uribe

20 de noviembre de 2007. - “Tendrían que hacer un balance de los avances producidos para flexibilizar ese plazo”, aduce Claudia Rujeles . “Parece que hay voluntad real para que salga adelante este canje humanitario, pero hay que tener un poco de paciencia”, afirma Ianire Ortiz de Beltrán. “El único regalo navideño que nos pueden dar son las pruebas de supervivencia”, sugiere Marlene Orejeuela.

En estos días, hay tres temas que concentran la atención de los familiares de los secuestrados por las Farc: la reunión del Presidente venezolano con su homólogo francés en el Palacio del Elíseo en París, la posible llegada de pruebas de vida de los rehenes y ahora el límite del 31 de diciembre fijado por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, para que la mediación de Chávez empiece a dar resultados.

Los familiares consultados por PANORAMA no se mostraron de acuerdo con el límite impuesto por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, para que la mediación del presidente Hugo Chávez comience a rendir sus frutos.

Ianire Ortiz de Beltrán, esposa del congresista secuestrado Orlando Beltrán, cree que es un plazo muy pequeño para realizar las diligencias, pero está convencida de que “a medida que se vayan dando pasos firmes, se revisarán estos términos”.

“Por ejemplo, si se dan pronto las pruebas de vida, se prorrogará más tiempo”, indicó.

“Estamos convencidos de la buena gestión del presidente Hugo Chávez y la senadora Piedad Córdoba, y de que esto saldrá adelante”.

“El Gobierno colombiano ha hecho esta declaración para que se aceleren los avances y la guerrilla cumpla con lo prometido”, aseveró.

Claudia Rujeles de Jara, esposa del gobernador secuestrado Alan Jara, tampoco cree oportuno poner términos a este acuerdo, “ya que se ha demostrado que ha habido avances como, por ejemplo “que EE UU se interese, que Sarkozy proponga soluciones y que un miembro del Secretariado de las Farc se entreviste con Chávez”.

“Tendrían que hacer un balance de todo eso para flexibilizar este plazo”, precisó.

“Además, el Gobierno colombiano siempre fija los plazos según las circunstancias. Si hay avances políticos importantes, puede cambiar su postura”.

“Nosotros pedimos a Uribe que no haya plazos inamovibles”, reclamó.

Marlene Orejuela, presidenta de Asfamipaz, asociación que reúne a las madres de los soldados y policías en cautiverio, también opina que no se puede poner un plazo tan corto, porque “¿a quién le ponemos plazo?, ¿a la guerrilla?, ¿al Gobierno?”.

“Por un lado, dicen que Luis Carlos Restrepo (Alto Comisionado de Paz en Colombia) en 5 años no ha logrado nada, por otro, Chávez afirma que, en unos meses, sí ha habido avances, pero nosotros llevamos 8, 9 y 10 años con nuestros familiares secuestrados y aún no hemos visto ninguna solución”, afirmó indignada.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3310 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n105048.htmlCd0NV CAC = Y co = US