Irán: Fundamentalista trata de retratar al Che como religioso anticomunista

TEHERÁN, 3 oct (IPS) - Un intento de atraer a los hijos del guerrillero argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara para establecer un paralelo entre la Revolución Islámica en Irán y las revoluciones socialistas en América Latina terminó en un completo fracaso.

La conferencia "El Che como Chamran", celebrada en Teherán entre el 25 y el 29 de septiembre, fue suspendida luego de que Aleida Guevara, hija del guerrillero asesinado en Bolivia en 1967, protestó desde el podio contra lo que consideró distorsiones de la ideología de su padre por parte del primer orador iraní, Haj Saeed Ghasemi. Los invitados latinoamericanos se retiraron sorpresivamente del encuentro.

El título de la conferencia procuraba establecer desde un comienzo una similitud entre el Che y el dirigente revolucionario islamista iraní Mostafa Chamran, quien organizó y lideró guerrillas en diversos países musulmanes.

Chamran, ingeniero educado en Estados Unidos, ayudó al imán chiita Mousa Sadr a fundar el Movimiento Amal en el sur de Líbano, en cuyas filas peleó a fines de los años 70.

Designado por el ayatolá Jomeini, el entonces líder supremo iraní, como ministro de Defensa de la recién nacida República Islámica en 1979, Chamran organizó y lideró fuerzas paramilitares durante la primera fase de la guerra entre Irán e Iraq (1980-1988), muriendo en batalla en 1981.

"Nos sentimos responsables por toda la humanidad. La unidad es de especial importancia para nosotros. La razón para establecer relaciones entre nuestro grupo de estudiantes y los hijos del Che Guevara y los países latinoamericanos es lo que tenemos en común", explicó el secretario del Movimiento Estudiantil Pro-Justicia (PJSM), Morteza Firoozabadi, a la agencia de noticias iraní ISNA.

"Nunca tenemos miedo a la muerte, y eso es a lo que los estadounidenses le temen más. No pueden acusarnos simplemente citando cosas como el terrorismo, buscando la guerra o violando los derechos humanos. Nosotros sólo buscamos liberar a los oprimidos y restaurar los derechos de todas las personas del mundo. Por lo tanto, no reconocemos fronteras y no nos preocupan los nombres que los estadounidenses usen para esto", añadió.

Organizada por estudiantes de la Universidad de Teherán, a la conferencia asistieron en su mayoría alumnos de otras universidades, así como líderes de grupos estudiantiles de línea dura como el PJSM, que apoya firmemente las políticas del presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Estos grupos organizan con frecuencia manifestaciones contra Estados Unidos y otros países occidentales.

Ghasemi, vinculado con los Esteshhadiyoun (voluntarios para ataques suicidas), fue el principal responsable del fracaso de la conferencia.

Al referirse a la versión traducida de un libro sobre el Che que llevaba en su mano, dijo que el revolucionario argentino-cubano era religioso y creía en Dios. "La población de Cuba, Fidel Castro y el Che Guevara nunca fueron socialistas o comunistas. Fidel admitió varias veces que él, el Che y el pueblo de Cuba odiaban a los soviéticos por todo lo que habían hecho", afirmó.

"El comunismo ha sido lanzado en la papelera de la historia como predijo el ayatolá Jomeini", dijo Ghasemi en la conferencia, y añadió que la única forma de salvar el mundo era a través de un "movimiento religioso y pro-justicia".

Pero Aleida Guevara, hablando "en nombre del pueblo de Cuba", respondió indignada en su discurso a las afirmaciones de Ghasemi.

"Somos una nación socialista", señaló, y subrayó que el pueblo cubano está agradecido con la ahora desaparecida Unión Soviética, y que nunca hubo desacuerdos entre Moscú y La Habana, como sugirió Ghasemi.

Guevara le aconsejó al iraní "acudir siempre a las fuentes originales y no a traducciones que se pueden encontrar sobre las creencias del Che".

"Mi padre nunca habló de Dios. Nunca conoció a Dios. Mi padre sabía que no había una verdad absoluta", añadió.

La cobertura de su discurso por parte de las agencias de noticias estatales como ISNA fue breve, y muchas excluyeron las críticas que hizo a Ghasemi.

En una reunión posterior con estudiantes de la Universidad de Tecnología Amir Kabir, donde los grupos izquierdistas son particularmente fuertes, Camilo Guevara, también hijo del guerrillero, respaldó lo que su hermana había dicho en la conferencia, informó ISNA.

El otro orador principal en la conferencia, Mehdi Chamran, hermano de Mostafa Chamran y presidente del Concejo de la Ciudad de Teherán, evitó referirse al Che Guevara o a su ideología.

"La promoción del presidente Ahmadinejad de vínculos más estrechos con algunos países latinoamericanos como Venezuela, Cuba y Bolivia requerían algún tipo de identificación de este tipo de ideas islamistas militantes con las de los izquierdistas en América Latina", dijo a IPS una estudiante de izquierda de la Universidad Amir Kabir que prefirió permanecer en el anonimato.

"Ahmadinejad ha visitado varios países latinoamericanos durante los últimos dos años. También trajo aquí al presidente venezolano Hugo Chávez y al nicaragüense Daniel Ortega. Pero creer en el socialismo es considerado un delito en el Estado islámico, que se castiga con la muerte", añadió.

"Ortega y otros líderes izquierdistas deben aclarar cuál es su posición sobre sus relaciones con Irán. Nos sentimos traicionados cuando, por el beneficio económico de sus países, deciden apoyar a extremistas de derecha y fascistas como Ahmadinejad", indicó.

Tras el discurso de Aleida Guevara, los organizadores fueron criticados por sus propios camaradas.

"Es loable recordar al Che Guevara como figura revolucionaria. Pero nosotros somos musulmanes y él no. La diferencia siempre permanecerá", dijo a ISNA el líder de la Milicia Estudiantil de la Universidad de Shahed, Mohammad Sedaghat.

"Chamran era un revolucionario chiita musulmán, en tanto que el Che Guevara era totalmente ateo. Lo único que tenían en común era su espíritu de lucha contra la injusticia. Para elegir amigos debemos tener otro criterio, como escoger a los que aman a Dios, más que a los que odian a Estados Unidos", afirmó.

Por su parte, el activista estudiantil reformista Mohammad Jaffar Irani, dijo a ISNA que el mismo grupo que organizó la conferencia siempre había considerado al Che Guevara un ateo.

"Los organizadores del encuentro eran partidarios de línea dura de Ahmadinejad que no tienen nada en común con los izquierdistas, ni siquiera con los izquierdistas islámicos de los comienzos de la revolución. Ahmadinejad, de hecho, tiene mucho en común con el presidente (estadounidense George W.) Bush, aunque pueda sonar muy izquierdista", dijo a IPS un analista de Teherán que prefirió no dar su nombre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12115 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas