La infeliz coherencia de Mauricio Funes, fuente de su contradicción

La posición del Presidente Salvadoreño frente al ALBA y su antipatía por el Socialismo del Siglo XXI, forma parte de su Programa de Gobierno. En su programa, primero se lanza contra el fracaso de las políticas neoliberales, ¿Será que desconoce el origen de estas políticas?, luego se refiere a la necesidad de “Impulsar la integración de los mercados energéticos Centroamericanos y Latinoamericanos, a fin de disponer de fuentes energéticas diversificadas y a menor costo”, he aquí su pragmatismo político, haciendo uso de prácticas utilitarias del proceso de integración.

Lo más interesante de su Programa de Gobierno, es la relación con los Estados Unidos, donde se expresa: “Fortalecer una relación bilateral de mutuo respeto con base en los intereses comunes de ambos pueblos y estados, el derecho internacional, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, estimulando el desarrollo de la cooperación,”, y luego agrega, “Trabajará intensamente desde su política interior, su política exterior y desde su línea de relación con el gobierno de los Estados Unidos para contribuir al fortalecimiento y bienestar de la familia salvadoreña dislocada entre ambos países”

El gobierno salvadoreño ha mantenido una férrea alianza con los Estados Unidos iniciada a mediados del siglo XX, así que la presencia de un gobierno de “izquierda”, no altera en nada esta situación, mucho menos con programa de gobierno que posiblemente fue elaborado bajo la influencia del pentágono.

Papá Bush y Reagan reconocieron que los Estados Unidos nunca entraron en combate en la “Guerra Civil” del Salvador; que solo se limitaron a enviar 55 asesores militares, sin embargo, a mediados de mayo de 1996, el The Washington Post, daba cuenta de una discreta ceremonia de 21 soldados norteamericanos muertos en el Salvador, a los cuales se les negó el honor para no reconocer la beligerancia de los Estados Unidos en el conflicto.

¿Habrá olvidado el Señor Presidente Salvadoreño el uso de los aviones A 37 DRAGONFLY, bombardeando blancos civiles en el Salvador con Fosforo Blanco y Napalm?

¿Creerá Mauricio Funes que los verdugos de su pueblo, donde murieron más de 75.000 salvadoreños en una “guerra civil” alentada principalmente por los Estados Unidos, le podrán favorecer, con base en el “mutuo respeto” indicado en su Programa de Gobierno?

¡¡¡Qué pena con ese señor!!!


(*)Ing. Roger Lázaro


lazaroroger@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2136 veces.



Roger Lázaro(*)


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas