Ruralidades

La Clinton burlona

En esta oportunidad no nos referiremos al posible peligro trastiendas, solapado tras la risita burlona, que corre en el país del norte de América el ".....negrito que no sabe nada de Honduras". Es que no es el momento de disentir por la complicidad o no del presidente de todos los norteamericanos, con los hechos de barbarie que se produjeron en la hermana República de Honduras. El tiempo y los forzados acontecimientos, despejarán la incógnita que ayudará al pueblo de Abraham Lincoln al despertar que ya empezó.

Hay que reír señora cancillera. Está en su "derecho" mal habido y ensayado bajo la enseñanza hipócrita de los imbuidos por el Talmud. Ría para sí y para sus corifeos de estas latitudes, en cada oportunidad que sus perros de la guerra logren que los militares gorilas y los vasallos, les arrebaten a nuestros pueblos el derecho a la libertad conquistada después de derramar tanta sangre y lágrimas. Ríase usted mucho ahora, pendiente señora mandataria, que mientras usted se burla del pueblo hondureño nosotros haremos flamear la bandera de la dignidad, ejemplo también para su pueblo desinformado y tantas veces engañado por los mismos corifeos del decadente imperio.

No ensombrezca el gesto señora Clinton, que ya por acá aprendimos a diferenciar las muecas cuando son las del disimulo. Además, sus aplaudidores en misión en estos contornos, por conocidos, se encargan de correr el velo cada vez que celebran ".... a la barba de tu vecino arder...." que, como el fogonero, coyunturalmente se unen para tratar de "echar leña al fuego". A propósito de "fuego", con la ingenuidad del campesino preguntamos, cancillera Clinton: ¿Seria su habilidad retardataria bien asimilada por usted, la que contribuyó a "quemar" al premio Nobel de la Paz, actual mandatario costarricense Oscar Arias? o ¿Seria que el "mediador" ya tenia en sus manos el guion dilatorio a favor de los golpistas de Honduras?; pues si la maniobra, ya detectada por estos pueblos, consistió en lo segundo; el encomendero "merece" un segundo premio nobel con las mismas bases del primero.

Ría Cancillera, hasta que se escuche su risa por Globovision que para eso fueron hasta su despacho los "lingüistas" Leopoldo -matacuras- Castillo y el saduceo Federico Ravell.

Patria, Socialismo o barbarie.

* pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1578 veces.



Pedro Méndez (*)


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor