“Coexistencia pacifica”

En su primera visita como canciller a Asia, la Sra. Clinton, expresa los deseos de su gobierno por una coexistencia pacífica. Días después despotrica contra Venezuela y su gobierno, olvidando que la reseción mundial es fruto de la corrupción institucional del sistema capitalista Cada vez que la política imperialista manifiesta sus deseos de libertad y paz, hay riesgo que se desencadene una guerra. Con la presencia política-militar de Estados Unidos en Afganistán, una guerra evitable se tornara inevitable.

Los intereses estadounidenses terminaran por considerar el área como estratégica para la “seguridad nacional” de Norteamérica, entonces la paz pasa a un segundo plano, se haría cada vez mas débil y la convivencia pacifica se queda sin bases. Esta la historia enseñada por los EEUU en todo el planeta. Cuando los norteamericanos hablan del mundo libre, de coexistencia pacifica y de libertad, han tratado siempre de confundirnos, hacernos sentir culpables y avergonzados, por el uso que hacemos de ella. Ya que siempre estamos recordando que nadie es absolutamente libre. Lo que los norteamericanos llaman libertad esta salpicado de pura propaganda y despotismo. La división, el amedrentamiento, la explotación, la sumisión, la discriminación, son mayoría en la tierra. ¿Cuál mundo libre? Mientras exista la pobreza y el capitalismo no habrá coexistencia pacifica.


Todo lo relacionado a la paz y a la guerra, la hipocresía diplomática agrava las relaciones internacionales. Las políticas imperialistas del capitalismo contra naciones como Irán, Irak, Cuba, Venezuela, Corea del Norte, impiden la coexistencia pacifica,. Israel en el Medio Oriente, el plan Colombia en Sudamérica, el plan Mérida en México, meten a la paz en un campo de tensiones, porque no son programas sociales, son militares y económicos exclusivamente para la desestabilización de América Latina y de amplias regiones geoestratégicas de la tierra. Ya no lo pueden hacer con el imperialismo económico reduciendo a los pueblos a la servidumbre mediante la dependencia en negociaciones ventajosas dentro del campo comercial agravando las tensiones sociales afectando la convivencia pacifica de los pueblos por la pobreza imperante, ahora lo hacen incrementando el imperialismo político.

Que ocurre con la política de los EEUU, tomando al mundo en conjunto, es un campo de acción, por la pobreza imperante, constantemente se crean movimientos revolucionarios con carácter militante, su solidaridad es un ejemplo de respeto y amistad, les permite crecer y con ellos los pueblos forman parte de la lucha por la liberación, no solo del yugo extranjero sino de la esclavitud social. Una nueva ideología para la acción, proceso que muestra sus rostros internos para la coexistencia pacífica, como modelo para la amplia corriente de las revoluciones pacificas.

Las naciones del G7, el petróleo, el gas, y últimamente los recursos naturales son elementos usados por las naciones industrializadas como pretexto para la difusión de otras características del conflicto, el negocio de las armas, política que no promueve la paz, entre las naciones y entre la gente por el fuerte balance de perdidas y ganancias. No hay acuerdo posible, solo el camino de la guerra se ha impuesto, dice la historia. Han sido como el agua y el aceite, un sistema opresivo y explotador, solo los pueblos marcan la diferencia. El socialismo es buscado por el 80% de la población mundial, alternativa para vivir en desarrollo, buscando la paz, esa la diferencia entre un sistema y otro.

Aun en la esfera de la coexistencia pacífica, el mundo globalizado por la educación y la tecnología, es un lugar discordante por sus rostros internos indiferentes a la calamidad social, también globalizada. Las oligarquías, las monarquías, hacen inviable la coexistencia pacífica por sus contantes intereses en contra de las necesidades de grandes masas humanas, necesidades provocadas por ellos. Considerando estos aspectos sociales a superar, los procesos revolucionarios son una gran opción para el mejoramiento de la calidad de vida, enfrentando las enormes dificultades propiciadas desde el imperialismo capitalista, no hay otro remedio para el respeto social, la libertad y la paz.


rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5570 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad