Editorial del New York Times del 30/9/08 criticando "Las limitaciones del límite a la re-postulación"

Hace 2 dias Chávez mencionó un articulo en el NY Times que salió en septiembre del año pasado, hablando a favor de la eliminación de la ley restringiendo la re-postulación en la ciudad de New York.
Aqui tienen un vinculo a la version original del NY Times, y abajo una traduccion.
 
 

New York Times

30 de September, 2008

Las limitaciones del límite a la re-postulación

La base fundacional de la democracia norteamericana es el derecho que tiene el votante de poder elegir. Aunque bien intencionado, la ley que tiene New York limitando los periodos electorales limita severamente este derecho. La ley es especialmente desagradable ahora porque está estructurada de una forma que negaría a la población de New York – en un momento de gran estrés para la economía de la ciudad – el derecho de decidir por ellos mismos si un alcalde eficaz y popular debe de seguir.

Por este motivo, y también para poder extender sus propias carreras, la mayoría de los miembros del Consejo de la Ciudad están pensando en cambiar la ley de la ciudad con una enmienda para permitir a los funcionarios públicos electos poder seguir postulándose durante tres mandatos consecutivos en vez de dos. Esto permitiría al Alcalde Michael Bloomberg lanzarse como candidato otra vez en el 2009 y podría prolongar el servicio de miembros del Consejo de la Ciudad y otros servidores públicos. El Sr. Bloomberg, que se espera va a anunciar el jueves la posibilidad de su re lanzamiento por una tercera vez, si se puede, le gusta mucho la idea.

 A nosotros también. Pero nosotros iríamos aun más allá y pediríamos al Consejo de la Ciudad eliminar por completo los límites para la re-postulación – no para servir a un político en particular, pero si al servicio de la causa mayor: la democracia.

A mucha gente no le gusta que los políticos hagan cambios a una ley que había sido aprobada dos veces a través del voto popular – en 1993 y 1996. Nosotros tampoco nos gusta la idea, y hemos tomado la posición anteriormente que cualquier cambio debe de ser decidido por los votantes. Pero ahora hemos concluido que cambiando la ley a través del mismo Consejo de la Ciudad seria menos incómodo que si se dejase la ley tal y como esta. Esta dentro del derecho del Consejo, un cuerpo electo, el poder hacer el cambio.

Limitar la re-postulación es una cosa seductora, ofreciéndonos la promesa de un relevo para la no re-elección de políticos mediocres y de grupos electos que no pueden solucionar problemas. Pero también es profundamente anti-democrático, negando arbitrariamente al votante la capacidad de escoger entre políticos buenos y malos, especialmente en una ciudad como New York, que tiene un sistema público fuerte para el financiamiento de campañas electorales, mientras que automáticamente se saca de sus cargos a servidores públicos que han alcanzado los momentos de mayor productividad en sus gestiones.

Los miembros del Consejo de la Ciudad quienes quieren cambiar la ley no están solos. Una encuesta en el New York Times del mes pasado descubrió que por lo menos un par de docena de gobiernos locales están sufriendo una especie de arrepentimiento en haber aprobado leyes que limitan la re-postulación, la mayoría en los años 1990. Una queja que se escucha mucho es que esta limitante obliga a que los políticos se enfoquen en proyectos de menor impacto y del corto plazo en vez de ideas visionarias. La entrada y salida constante de políticos también minimiza la posibilidad de trasparencia en instituciones gubernamentales como el Consejo de la Ciudad.

La mayoría de lugares que están intentando flexibilizar sus leyes limitando la re-postulación van a intentar hacerlo a través del voto, con varios referendos pautados para noviembre. Hay la posibilidad de que un voto sobre el tema podría ser convocado al inicio del año que viene para coincidir con las elecciones especiales para el Consejo de la Ciudad. Pero elecciones de este tipo no llaman mucha la atención a la población votante. Al final, una decisión por parte del Consejo de la Ciudad es probablemente la forma más democrática de solucionar el problema.

Vale la pena repetir: Esta es una regla que tiene que ser abolida. Si los votantes no les gustan los resultados, pueden dejar claro su posición en las próximas elecciones.
leet.patrick@gmail.com
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2806 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a72418.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO