Semillas sembradas en la Pachamama

Hugo Chávez contó que, en plena crisis del 12 de abril, estando en Miraflores, ocurridos los hechos de la masacre de Puente Llaguno, provocada por policías al servicio de la oposición, un grupo de ministros estaba resteado a asumir posición y combatir en Miraflores. Pero entonces surgió una conversación telefónica con Fidel y éste le dijo que era más importante vivo que muerto porque el proceso estaba comenzando y necesitaba un conductor.

Estoy pensando que fue lo que le ocurrió a Evo Morales cuando la crisis de hace un año. Voces sabias le dijeron que vivo era más importante. No sé si es cierto. Estoy especulando. Pero sigo creyendo que cometió un error entonces y no debió entregar el poder.

Soy marxista de formación y la dialéctica me impide hacer análisis en donde no use el materialismo histórico y la dialéctica para entender.

El imperio acaba de tener una sorpresa con los hechos de Bolivia. En realidad, estaba contando con que los varones de Santa Cruz y las provincias del norte, los ultraderechistas medios de comunicación, las policías y los altos jefes de las Fuerzas Armadas, tuvieran la suficiente capacidad para detener la avanzada aborigen plurinacional. El Big Brother aún debe estar analizando de dónde salió esa ola de bolivianos que marcharon por diferentes partes de ese país y que formaron concentraciones solo comparables a las de Fidel en la Cuba de los 60, a las Perón en la Argentina montonera y a la de Hugo Chávez en el cierre de campaña en octubre, meses antes de morir. Una gigantesca masa de bolivianos, una amalgama de querencias, de creencias, de gritos, de dolor, de sensaciones, de sentimientos, de historia, de tozudez, de volver y volver y volver, en la convicción de que están en el camino correcto y que prefieren morir junto a sus líderes en la búsqueda de una sociedad justa, a regresar a la oscuridad de la historia cuando eran tratados como menos que animales.

“Nuestra verdad es muy simple, el cóndor levanta vuelo solo cuando su ala derecha está en perfecto equilibro con su ala izquierda, la tarea de formarnos como individuos equilibrados fue interrumpida hace siglos, no la hemos concluido y el tiempo de la era de ayllu, comunidad, ya está con nosotros”. Es como si la conciencia colectiva tuviera perfecta claridad de lo que dijo David Choquehuanca en su discurso de juramentación como vicepresidente.

Cómo no reírse de los ignorantes quienes dicen que “esos indios andrajosos son ignorantes”.

En su discurso. Choquehuanca afirma: “Hoy Bolivia y el mundo vivimos una transición que se repite cada 2000 años, en el marco de la ciclidad de los tiempos, pasamos del no tiempo al tiempo, dando inicio al nuevo amanecer, a un nuevo Pachakuti en nuestra historia”. ¿Ciclidad de los tiempos? ¿no tiempo al tiempo? Quizás estar consciente de esa cosmogonía, es lo que me hace entender, y seguramente a los yanquis, que los bolivianos saben algo que nosotros no sabemos. Por eso no hay divisiones, porque no hay ambiciones. Cuando el corrupto tribunal supremo de ese país dijo que Evo no podía ser candidato, no importa, que sea Arce, o cualquier otro. No van tras su objetivo táctico personal, sino tras el objetivo estratégico colectivo. Matan a uno, viene otro. Termina siendo muy complicado enfrentar un enemigo así, que no está, pero está en todas partes y cada uno sabe qué hacer en ese inmenso país de más de un millón de kilómetros cuadrados. Todos creen, como dice Choquehuanca en “un nuevo sol y una nueva expresión en el lenguaje de la vida donde la empatía por el otro o el bien colectivo sustituye al individualismo egoísta. Donde los bolivianos nos miramos todos iguales y sabemos que unidos valemos más. Estamos en tiempos de volver a ser Jiwasa, no soy yo, somos nosotros”.

Enfrentar la profundidad de esa conciencia, no es tarea fácil. Por eso, los yanquis deben estar rediseñando estrategias y analizando cómo deben destruir al pueblo boliviano y a sus líderes. Son expertos en eso. Recodemos que, a Evo, en una oportunidad, hasta se le pretendió implicar en hechos de aberración sexual o de pedofilia, cosa que no doblegó a sus seguidores.

Así será el diseño de su nueva campaña. Primero, envenenarán aún más a sectores de las Fuerzas Armadas para hacerlos más escuálidos y traidores a su clase. Segundo, continuarán financiando a las fuerzas policiales, a fin de hacerlas enemigas del gobierno de Arce, tercero, viene la campaña mediática, según la cual todas las cosas que se han hecho, están mal hechas, por lo que fue y es inoperancia del gobierno.

Y, quizás la más dura de las campañas que están por venir. Vincularán a los líderes bolivianos a hechos de terrorismo y a organizaciones terroristas, a carteles internacionales de la droga y a vínculos con enemigos de Estados Unidos. Ello, sumado, por supuesto, a un brutal bloqueo económico cuya aplicación tendrá sus inconvenientes por ser Bolivia un país sin mar pero ubicado en las márgenes del Océano Pacífico, por lo que le vendría bien las negociaciones con los países del sudeste asiático.

La guerra no ha comenzado, y no tengo duda de que el pueblo boliviano va a llevar palo del parejo, más del que ya han recibido. Necesitan implosionar a las Fuerzas Armadas, para poder continuar.

Lo que si es cierto, es que el heroico pueblo boliviano, con su poncho, su hoja de coca y su milenaria cultura, que es metafísica, ya se ganó el cielo, las estrellas, incluso a Dios… claro al Dios de Spinosa. Ya son semillas sembradas en la Pachamama.

Caminito de hormigas…

Alguien puede explicarme porqué desde El Vigía hacia adentro, no solo los alimentos son fabricados en Colombia, sino que la moneda usada es el peso colombiano. Ni siquiera, o muy poco, el dólar… Entre 10 y 15 dólares cuestan una tarjeta de débito de los bancos Bicentenario y Venezuela. ¿Quién autoriza esa venta? Porque eso se compra con los dólares del Estado. A quién benefician esos dólares… 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 673 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: