Día Internacional de la Juventud

Un día que expresa fuerza pero sobre todo fuerza de lucha, porque no se trata de una cualidad física el ser joven y ágil, sino de mantener la mente, el cuerpo y la espiritualidad conservada para la vida, para avanzar ante las dificultades que en el día a día se presentan.

Ser joven es más allá de la edad, es tener la capacidad de transformar todo a nuestro alrededor, ser joven es mantenernos activos en cuerpo y alma, es ser el puente a la construcción de una nación de oportunidades, de futuro.

Decía el Comandante Hugo Chávez Frías en uno de sus discursos en la ciudad de Valera, edo. Trujillo 22/08/2012: "A ustedes les corresponde comenzar desde ahora mismo a tomar las riendas de la Venezuela del siglo XXI, para profundizar la revolución socialista, acelerar la transición del capitalismo salvaje e inhumano para dar paso hacia el socialismo, que es el reino de la paz, el reino del amor".

No son simples palabras, ni una simple tarea, es trabajo de nosotros librar una batalla, dejando a un lado el sectarismo para poder construir la patria grande que relata Bolívar en sus luchas. Nacimos para conquistar la gloria y la victoria, y en estos tiempos tan difíciles que estamos atravesando, esta juventud se queda en Venezuela, para batallar y luchar por ella, así como lo hicieron en tiempos remotos nuestros aborígenes, cimarrones y libertadores, quuienes dieron la vida propia para hoy ser una patria libre, soberana e independiente.

Decir Día Internacional de la Juventud representa no solo al joven de Venezuela, sino a cada hombre y mujer que se encuentra en el mundo, en diferentes luchas, en diferentes trincheras; porque no es conmemorar un día en todo el mundo, es saber que El internacionalismo es un principio político que trasciende el nacionalismo y aboga por una mayor cooperación política, social y cultural, es el entendimiento geopolítico de la unión entre iguales.

Citando a un gran joven luchador como es el Che Guevara, en uno de sus discurso hacia la Juventud "El joven comunista no puede estar limitado por las fronteras de un territorio, el joven comunista debe practicar el internacionalismo proletario y sentirlo como cosa propia y acordarse y acordarnos nosotros, jóvenes comunistas y aspirantes a comunistas aquí en Cuba, que somos un ejemplo real y palpable para toda nuestra América y más aún que para nuestra América, para otros países del mundo que luchan también en otros continentes por su libertad, contra el colonialismo, contra el neocolonialismo, contra el imperialismo, contra todas las formas de opresión de los sistemas injustos"

Este artículo no solo va dirigido al joven comunista, sino, al socialista, al social cristiano, el joven que tal vez no se identifique aún con una ideología, a ese joven rebelde que cree en sí mismo y cree en la humanidad, al joven dispuesto a construir un futuro próspero pero partiendo siempre de las bases de la solidaridad, de la humanidad, guiado bajo el concepto del amor.

A ti joven que aún crees en un mundo de valores, de igualdad, sigamos juntos caminando por ese sendero, luchando contra cualquier vicio corruptivo, luchando contra el odio, contra el individualismo, en contra de cualquier antivalor que no nos permita crecer como humanos.

¡Que viva la juventud!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 420 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter