Aplicación de la teoría de la conspiración o una mocedad del control del crecimiento mundial (I)

La Paz este con Nosotros, les escribo lo que he venido observando desde que viví en Mozambique y empecé a relacionarme con los temas de irenología, violentología, conflictología y polemología, porque lo expresado anteriormente me lleva a realizar este ensayo con una metodología documental, con las cifras oficiales de las distintas páginas web oficiales de organismos internacionales, partiendo desde un análisis crítico, que me ha permitido sistematizar y elucubrar una serie de interrogantes, que se las dejo y me ayuden a dar respuesta como ciudadanos del planeta Tierra.

Por no ser muy asiduo a la teoría de la conspiración verán mi apreciación algo elocuente, díscola y paradójica de lo que está ocurriendo internacionalmente en estos momentos, iniciemos con algo que, en mi época de estudiante de sociología en la Universidad Central de Venezuela, conocí sobre el Club Bilderberg conformado en 1954 por las elites económicas, políticas y sociales a nivel mundial; que son los que plantean la construcción de un Nuevo Orden Mundial.

Otro grupo que debe ser tomado en cuenta es el ya olvidado Club de Roma, que inició con los académicos y empresario desde mediados de los 60’ del siglo pasado, llegándose a reunir en agosto de 1970, que plantearon que en nuestro planeta se ha desarrollado lo que denominaron "Superpoblación" la cual debía ser controlada de una u otra forma según su informe.

Ahora bien, iniciemos con una supuesta tesis de que se debe controlar la superpoblación, deben realizar un experimento social, económico y político para limitar el crecimiento, pero, ¿En qué consiste el loco experimento que hablo a nivel mundial? ¿qué realmente se esconde dentro de esta sociedad de consumo? ¿cuál es papel del Estado ante los análisis de sus especialistas y asesores de la geopolítica, para solventar la disyuntiva y dar la solución?

Iniciemos con la salubridad donde en la actualidad en el Congo el ebola sigue haciendo estragos, donde sus ciudadanos viven con esa latencia desde su aparición en el año 1976, que hasta el momento ha cobrado 16.433 de personas a nivel mundial, no puedo dejar atrás las cifras del SIDA que desde el año 1981 posee 32.000.000 de decesos en el globo terráqueo, ahora el Covid-19 que lleva en sus haberes 521.000 finados hasta hoy 2 de julio de 2020, pero estimo que la defunción por este virus oscilara entre 1.200.000 - 1.500.000 personas para el presente año, sí los países no toman las medidas pertinente de protección a sus ciudadanos.

Respecto a dichas morbilidades, cuando aparecen se busca un culpable de quién lo diseño o en su defecto cuál es su cura, lo cierto es que no las encuentran, porque son las más evidente como armas biológicas que experimentan desde fines del siglo pasado. Pero, realmente ¿estamos viviendo un experimento mundial con las pandemias? O ¿se van a desarrollar otros tipos de virus y brotes para mantener a la población mundial inmersa en un perenne estrés o dentro de un margen seres humanos que puedan ser controlados? Donde las industrias farmacéuticas se harán millonarias con sus medicaciones, que generan otras morbilidades por afecciones de daños colaterales con los fármacos.


yorvinrg@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 374 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas