El COVID-19 desarrollo, prospectivas económicas y recomendaciones

Existen una serie de factores vinculados a la pandemia que afectan una población determinada; los más visibles, sus capacidades y estrategias aplicadas para retener la propagación y el periodo económico "post pandemia" que define sus posibilidades de avanzar. En este sentido resumo, analizo y presento prospectivas tomando solo datos necesarios y de interés para determinar la totalidad.

En fecha 23 de junio del corriente año se realiza la "Conferencia de la Organización Mundial de la Salud" en la voz de su Secretario General Dr. Tedros Adhamon expresando la gravedad del caso respecto al COVID-19: "Se reportan 183.000 nuevos casos por día, 8.9 millones de contaminados en todo el mundo y 475.000 muertes". Un comportamiento que evidencia la gran velocidad con que se propaga el contagio, un 35% superior a los dos meses anteriores y con mayor acentuación en los países más poblados que hace de su actividad exponencial.

El Dr. Michel Ray, Director Ejecutivo de la organización señaló entre todo el orden global que: "Brasil reporta 212.000 casos para el inicio de esta semana y supera los 50.000 muertos". Dato que le otorga la categoría de segundo país en el mundo con mayor afectación y con pronósticos de superar las 120.000 muertes para el próximo mes. Un país vecino con más de 210 millones de habitantes, un "Mercado Emergentes y una Economías en desarrollo" (MEED) que nos permite la medición para definir las capacidades de avances y sustentabilidad ante el flagelo.

Cabe destacar datos importantes de la región que reflejan el incremento porcentual de contaminados hasta el día de hoy en algunos países:

Chile 41%, Panamá 26%, Argentina 38%, Colombia 35%, Bolivia 33%, Honduras 38% Guatemala 39%, Guyana Francesa 86%, Costa Rica 86% y Venezuela 25% según la OMS. En Estados Unidos de Norteamérica se superan los 2.5 millones de contaminados, 125.000 muertes y se pronostica supere los 250.000 para el mes de octubre, lo cual debemos tomar en cuenta para la política pre electoral que seguramente tendrá alguna incidencia.

Teniendo los datos precisos de la afectación a la sociedad mundial, es de saber que el COVID-19 genera un efecto devastador en las economías. El Banco Mundial pronostica la peor recesión luego de la Segunda Guerra Mundial y es la primera vez desde 1870 que todas las economías experimentan una disminución del "Producto per capital". Una contracción en los países desarrollados de 7% en su Producto Interno y 2.5% en las Economías Emergentes (Brasil, China, Rusia, India, Sur África), generando un efecto en la disminución prevista en los ingresos per capital (por individuo) de 3.6% en el mundo, empujando a millones de personas a la pobreza extrema y con mayor acentuación a las poblaciones de los países que dependen del comercio internacional, el turismo, la exportación de productos básicos y el financiamiento externo. Al respecto, la representante de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) Alicia Bárcena y por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Julio Berdegué, señalaron en su informe del 16 de junio que las condiciones de la población en pobreza extrema podría llegar a 83.4 millones de personal en el 2020 producto de la crisis provocada por la pandemia, causando un efecto a largo plazo en la caída del desarrollo humano en todos los países.

Poco alentador es que el crecimiento mundial podría repuntar para el 2021 4.2% del 7% contraído en el 2020; 3.9% en las economías avanzadas y 4.6% las economías emergentes.

Según Ceyla Pazarbasio, Vicepresidenta de Crecimiento Equitativo del Banco Mundial: "Si se prolonga la pandemia, la economía mundial podría contraerse un 8% y recuperarse un 1% en el 2021". Sumado a este dato señalo para reflejar la magnitud del fenómeno, que Estados Unidos de no detener el flagelo en su territorio y el conflicto interno, se contraerá 7.5%, los Mercados Emergentes y Economías en Desarrollo (MEED) 5%, en la zona del Euro el producto caerá 9.1% en el 2020 y en la economía de Japón siendo del G-3, pronostica una retracción del 6.1% para el cierre de este año, avizorando estos datos las grandes dificultades a que se enfrentará el mundo "post pandemia" por ser la economía globalizada.

Lo más grave para el sistema económico mundial es que organizaciones supranacionales pretende nutrir un sistema agonizante por que la capacidad de endeudamiento y generación de dinero inorgánico rebosó los límites y el COVID-19 se presenta como instrumento de reseteo de todo el sistema. En disputa una corriente financista, bancaria, liberal que perdió espacio y pretende posicionarse una corporatocracia empresarial que controla las principales "Bolsas de Valores". Ante este maléfico escenario: El Banco Mundial (BM) destinará 160.000 millones de dólares en apoyo financiero para 100 países y el Fondo Monetario Internacional (FMI) atenderá la emergencia en 66 países lo cual destina fondos de crédito e instrumentos de préstamos que superan los 250.000 millones de dólares; más deuda y más dinero sin respaldo, de igual forma como efecto de la disputa las Bolsas de Valores del mundo se desploman y los países que juegan un rol importantes en el sistema como los países productores de petróleo (OPEP), arman estrategias para detener la caída de su mercado.

Para los países con menos capacidad para enfrentar los venideros tiempos, es recomendable la formula aplicada en los países que se hicieron desarrollados en periodo "post crisis", estudios científicos señalan la ruta:

  1. Inversión de recursos públicos e invitación de capitales privados para desarrollar las capacidades de invención, creación e innovación inmersa en la población.

  2. Transformar los metales y combinarlos con otros recursos para la fabricación de medios de producción, fabricando fábricas, fabricando maquinas.

  3. Generación de productos, servicios y patentes para generar renta interna, afianzar el intercambio por divisas y fortalecer la unidad monetaria.

  4. Búsqueda de clientes y participación en los mercados.

Estas líneas motivan a las sociedades a ser competitivas para enfrentar las adversidades y surge el umbral de poder para ser menos vulnerable y enfrentar lo agresivo que se torna el sistema internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 846 veces.



Carlos Ellis

Analista internacional

 carlosellis1@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Ellis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas