El capital, el egoismo y la política

"Tenemos que profundizar en la batalla ideológica contra el capitalismo destructivo. Sólo el socialismo salvará a este planeta, sólo el socialismo salvará a la especie humana"

Hugo Chávez.

Michael Wolff, en su libro Fire and Fury: Inside the Trump White House, definía a Trump como «un presidente emocionalmente errático».

En su libro, Wolff cuestiona la estabilidad mental de Trump y lo define como un mandatario aberrante, no solo desconectado de las tareas de gobierno, sino casi analfabeto. Reúne devastadoras valoraciones oficiales de supuestos aliados de un presidente infantil.

Con la suspensión de financiamiento de Trump a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el magnate de la Casa Blanca pretende distraer su propio fracaso para hacer frente a la epidemia de coronavirus: tras negar el peligro desde febrero hasta mediados de marzo, Trump estaría ahora buscando culpar nuevamente a China. "Este no es un paso lógico del presidente. Es un acto de autodestrucción", dijo a DW el ex primer ministro británico Gordon Brown.

El mismo Bill Gates, uno de los mayores donantes privados de la OMS expresó que "dejar de financiar a la OMS durante una crisis de salud mundial es tan peligroso como parece. Si ese trabajo se detiene, ninguna otra organización puede reemplazarlos. El mundo necesita a la OMS más que nunca"

En enero de este año, cuando ya China alertaba al mundo la necesidad de la cuarentena, personajes como Boris Johnson, Bolsonaro y el mismo Trump se burlaban del virus, priorizaron su canibalismo económico por encima de la salud de sus pueblos.

Ninguna de estas acciones son aisladas. Hasta parte de la élite mundial se ha visto arropada por lo que parece ser una nueva era del capitalismo salvaje.

Citando a Toni Negri y Michael Hardt, si las masas no se organizan a contribuir a la recuperación, a la reforma, o más exactamente, a la reinvención de la izquierda definiendo una forma de organización y un proyecto político, si los movimientos de izquierda no redireccionan estas acciones salvajistas e inhumanas en medio de pandemias, pudiera levantarse un nuevo orden mundial sobre los cimientos de las fases más extremistas del capitalismo en la historia de la humidad. Las tesis neoliberales quedarían en pañales delante de lo que vendría.

El todos contra todos: Cuando se le solicita el Fondo Monetario Internacional un crédito en medio de una crisis sanitaria mundial y lo niegan por razones ideológicas, cuando vemos como bloquean barcos que enviaban ayudas médicas a Cuba y Venezuela para combatir el coronavirus, cuando vemos al Presidente de un país robar insumos médicos, incluso a sus principales aliados como Canadá y ordenando a empresas no exportar mascarillas a países del mundo. Cuando se paga el doble del costo para desviar insumos médicos que tenían como destino países gravemente afectados por el coronavirus, tenemos en nuestras puertas los más vivos ejemplos de canibalismo político.

El capital y el egoísmo por encima de la humanidad, la política por encima de la vida y no la política para preservarla.

Si no hacemos algo por la humanidad en estos momentos, estaremos presenciando en los próximos 100 años la extinción de la misma.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus