El proyecto para un nuevo siglo americano

El "Proyecto para un Nuevo Siglo Americano", también conocido como el "Informe global 2,000 para el Presidente Carter" fue el documento insignia ideado por los guerreristas norteamericanos representados en el Club de Roma, y estaba basado en la doctrina de "la guerra preventiva con carácter global y permanente". En pocas palabras el proyecto dice que, "si el siglo XX fue el siglo americano, el siglo XXI también deberá serlo". Para ello es necesario entrar en nuevos escenarios de guerra múltiple y simultánea con una superioridad tecnológica abrumadora frente a países medianos, pequeños y débiles, ricos en recursos energéticos y estratégicos, planteando la necesidad de reducir la población mundial, para mantener el estado de bienestar de los países desarrollados. Es horripilante lo que concluye este informe. Veamos algunas de sus conclusiones:

"Una vez que la población escapa a todo control, se impone un gobierno autoritario, incluso fascista, para reducirla. Esto interesa solamente a los expertos en reducir la población con fines humanitarios. En el Salvador no hay sitio para tanta gente. Consideren también el Vietnam. Hemos estudiado el asunto."(…)

"Pensamos que la guerra haría descender los índices de crecimiento, pero nos equivocamos. Para reducir rápidamente y de manera efectiva la población es necesario que todos los hombres sean movilizados para el combate y que se mate a una gran cantidad de mujeres en edad para procrear" (…)

Estas recomendaciones del Club de Roma, para el Presidente Carter (Premio Nobel de la Paz), desclasificado, y elaborado en los años ochenta, Resume lo que realmente piensa la flor y nata del capitalismo global y que reconfirma nuestra opinión de que el Capital constituye el más formidable asesino global, que ha existido en toda la historia de la humanidad y cuenta con el gobierno de los EEUU, para llevar adelante todos sus maléficos planes. La gravedad de este informe es, que el mismo procede del Club de Roma, organismo mundial, integrado por lo más relevante del capitalismo y expresa la opinión de ex presidentes, líderes políticos de relevancia, propietarios de las multinacionales de la energía global, no es cualquier cosa y demuestra el verdadero valor que el capitalismo financiero mundial le da al derecho a la vida de los seres humanos y el machismo a ultranza, que deja a la condición de la mujer en minusvalía, característico del más rancio fascismo que jamás haya existido.

Es que la lucha de clases no es un invento de Carlos Marx, para justificar su dialéctica materialista y así poder interpretarla plenamente, cuando con la evolución de la sociedad, las fuerzas sociales y económicas se enfrentan entre sí, produciendo la agudización de las contradicciones. Ella, la lucha de clases, siempre ha existido solo que el genio de Marx fue el primero que supo interpretarla plenamente, introduciéndola en el debate. Es por eso que ahora luego de 150 años de Marx, las contradicciones sociales se han desplazado hacia la que existe entre la distribución de la riqueza cada vez en menos manos, es decir cada día el número de milmillonarios que ostentan la mayoría del producto interno bruto de las naciones es menor y el gran volumen de la población sobrevive precariamente con solo un cinco por ciento del gran total de lo producido. Este es un problema originado, no tanto por la súper población mundial, sino por la injusta distribución de la riqueza, es decir la plusvalía que se queda en muy pocas manos.

El capitalismo no acepta, que se cambie la injusta manera de distribuir el producto de la producción global, de tal manera que como consecuencia a ello es necesario reducir el número de la población mundial, para poder mantener el equilibrio y la paz mundial. Es por eso que acuden a métodos fascistas, como el que usó Hitler para desaparecer a más de 6 millones de judíos y comunistas durante la segunda guerra mundial. Ahora pretenden hacer lo que llaman profilaxis social, eliminando el exceso de población que les incomoda.

Ya se cuentan por docenas las bombas biológicas lanzadas sobre los pueblos para producir las llamadas podas sociales, entre las cuales se cuentan gripes como la H1N1, la cual antes de ser lanzada ya el Laboratorio GLAXO contaba con la vacuna, con la cual pudo salir de la precaria situación económica en que se encontraba, al vender innumerables dosis alrededor del mundo. Ellos aislaron al virus, que contaminó a gran parte de la población y al mismo tiempo produjeron la vacuna. Podemos enumerar al Dengue hemorrágico, el VIH, que afectó a los humanos durante el siglo anterior, así como la Fiebre porcina, la Gripe aviar y la Royal, que afectó a los alimentos.

El capitalismo global, el capitalismo profundo, representado por muy pocas familias, están dispuestas a eliminar lo que llaman el exceso de población, que les incomoda y es consecuencia no solamente de la mala distribución de la riqueza, sino también como resultado de las guerras de apropiación de los recursos de las naciones menos poderosas, como lo sucedido en África y que ha originado millones de desplazados a Europa y en la frontera Sur de los EEUU, en donde los latinos, afro descendientes y asiáticos ya no son minorías.

La guerra biológica ha sido usada con cierta regularidad, produciendo ciertas epidemias que afectan no solamente a los seres humanos, sino también a los alimentos que estos consumen, productos de la agricultura y de la cría, para que al final ocasionar hambrunas y muerte en los sectores más vulnerables de la sociedad.

Traemos como colofón a lo expresado, dos hechos que acaban de suceder y que sirven para ilustrar lo expresado. Veamos:

  1. El 18 de Octubre del 2019, se celebró en la ciudad de Nueva York, una actividad llamada Foro Económico Mundial, adonde asistieron los máximos representantes del mundo financiero, político, científico y económico de Occidente, así como representación de los organismos multilaterales. El objeto del mismo era cómo reaccionar ante una Pandemia global, que por casualidad llamaron Corona Virus y produciría millones de contagiados alrededor del mundo. Estaban adelantándose a una pandemia y a un nuevo virus que todavía no se había manifestado, como si todo formara parte de un plan previamente concebido.

  2. Recientemente los EEUU acaban de enviar a Europa, el centro de la pandemia del Corona virus, que ya cobra cientos de miles de contagiados, a 20 000 soldados para realizar ejercicios militares en coordinación con la OTAN. Nos preguntamos: ¿Esos soldados están protegidos, o son mandados al matadero a contagiarse? De ser cierto que están protegidos, como es de esperarse, entonces quiere decir que ellos, los EEUU ya tienen la vacuna.

En este mundo multipolar, en donde potencias de oriente arremeten con fuerza y amenazan con desplazar a los EEUU, como primera potencia económica y militar de la tierra, no sería descabellado pensar que con una bomba biológica pretendieran parar al avance arrollador de China y también se pudiera producir una poda social que eliminara a millones de individuos pertenecientes a los sectores más precarizados de la sociedad de occidente. Sería como matar a dos pájaros de un solo tiro.

Este análisis pudiera considerarse como especulativo, pero basándonos en la experiencia, con las dos bombas atómicas que lanzaron sobre Hiroshima y Nagasaki, privaron las mismas consideraciones, es decir, mantener la hegemonía militar y económica y reducir población que consideraban molesta. Igual que ahora no existió ninguna consideración de tipo humanitario.

Ojalá que las consideraciones expresadas en este artículo, no estén ajustadas a la realidad y todo se deba a un fenómeno natural, porque de lo contrario ya estaremos inmersos en la tercera guerra mundial, en donde las bombas, misiles, aviones, tanques, barcos y portaviones van a ser sustituidos por bombas biológicas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 467 veces.



Jouseff Kan

Master en Ciencia Política. Enfoque Sur.

 joukap10@outlook.es

Visite el perfil de Jouseff Kan para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas