La caída definitiva del Rusiagate

Resumen: La versión oficial sobre el Rusiagate se basa en que Trump ganó las elecciones presidenciales del 2016 con ayuda de Rusia, sin embargo, el reporte final del fiscal Robert Mueller ha concluido que no hay colusión. Pero esto ya se sabía desde el principio de la investigación dado que exoficiales de diferentes agencias de inteligencia de Estados Unidos como la CIA y la NSA han demostrado que nunca existió un hackeo por parte de agentes rusos al Comité Nacional Demócrata (DNC).

Los Veteran Intelligence Professionals for Sanity, (VIPS), compuestos por exoficiales de la CIA, NSA y otras agencias de inteligencia de Estados Unidos informan que no fue un pirateo o hackeo que se realizó al Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) el 5 de julio del 2016, sino una descarga/copia de almacenamiento externo. Además, afirman que alguien tuvo acceso directo al DNC para realizar dicha operación.

Los VIPS detallan que el 5 de julio del 2016, una computadora conectada directamente al servidor del Comité Nacional Demócrata copió 1996 megabytes de datos en 87 segundos en un dispositivo de almacenamiento externo (USB). Eso produce una tasa de trasferencia de 22.7 megabytes por segundo. Pero lo cuestionable para los VIPS es que es físicamente imposible que un hackeo externo pueda ir a esa velocidad, ya que solo puede haber sido una operación desde el mismo entorno, en otras palabras, realizado en el Comité Nacional Demócrata.

Los VIPS realizaron diferentes pruebas para desmentir la versión oficial sobre la participación de Rusia en el hackeo, dando las siguientes pruebas:

1.-Se utilizó una línea de 100 megabits por segundo (Mbps) para extraer datos de un archivo de un gigabyte a Ámsterdam. La velocidad máxima de transferencia fue de 8 Mbps.

2.- Se utilizó un DSL comercial (línea de suscriptor digital) para enviar el mismo archivo de un gigabyte a un DSL en Ámsterdam. La velocidad máxima fue de 1.8 Mbps.

3.- Se envió el mismo archivo de un gigabyte desde un centro de datos en Nueva Jersey a un centro de datos en el Reino Unido. La velocidad máxima fue de 12 Mbps.

Ninguna de estas pruebas alcanza la tasa de velocidad de 22.7 megabytes por segundo, es evidente que se realizó una copia mediante un dispositivo externo[1]. Lo que equivale a que fue claramente una operación realizada desde dentro del Comité Nacional Demócrata y planificada con anticipación por miembros de la inteligencia de la NSA, CIA o en su defecto alguien relacionado al tema que deseaba crear un escenario de culpabilidad a los rusos.

Además, se debe tener en cuenta la diferencia que existe entre hack y fuga en términos tecnológicos-militares de espionaje:

Hack: Cuando alguien en una ubicación remota penetra electrónicamente y entra en sistemas operativos u otros sistemas de protección cibernética para luego extraer datos.

Fuga: Cuando alguien saca físicamente datos de una organización, por ejemplo, en una memoria USB y se la da a otra persona como fue el caso de Edward Snowden y Chelsea Manning.

En así que en el caso del Rusiagate la narrativa que se construyó era que fue un pirateo (hack) en contra del Comité Nacional Demócrata. Pero si somos más observadores la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) puede rastrear las huellas de un hack y puede saber dónde y cómo se realizó el hack de la red de correos electrónicos pirateados del Comité Nacional Demócrata. Sin embargo, la NSA no ha podido mostrar las pruebas que sean contundentes que involucren que el gobierno ruso y Wikileaks estuvieron detrás del pirateo. Lo que responde a que se trata realmente de una fuga y no un hack como desde el principio se fundamentaba[2].

Además, los VIPS escribieron un memorando al expresidente Barack Obama, diciendo lo siguiente: "Le sugerimos encarecidamente que solicite a la NSA cualquier evidencia que pueda indicar que los resultados del hacking ruso se entregaron a Wikileaks". Asimismo, resaltaron que si la NSA puede demostrar dicha evidencia se debe proceder a la desclasificación del material de investigación. Si en caso la NSA no puede proporcionar esa información resultaría que no se tiene ninguna evidencia contundente que demuestre la intromisión rusa. Hasta la fecha 2019 no se ha desclasificado los documentos que proponen los exoficiales de la CIA y de la NSA. Demostrando que existen poderes políticos que no quieren que el material relativo al supuesto hackeo ruso se revele. Obviamente, se conoce que siempre argumentarán que no se puede desclasificar material sensible, dado que sería peligroso para la "Seguridad Nacional" del país.

Por otra parte, el exembajador del Reino Unido, Craig Murray, dijo públicamente que tiene información de primera mano sobre la procedencia de las filtraciones del Rusiagate y expresó su sorpresa que nadie del New York Times o del Washington Post haya tratado de ponerse en contacto con él. A la vez los VIPS se cuestionan si alguien de la administración de Obama incluida la comunidad de inteligencia ha hecho algún esfuerzo por contactar al embajador Murray[3]. Es muy conocido que quienes a nivel mediático están interesados en la investigación sobre el Rusiagate, y que desde el principio estuvieron detrás de la información fueron el New York Times y el Washington Post. Y como lo menciona Murray dichos medios no lo han buscado para que pueda complementar más información sobre el caso. Demostrando así que dichos medios tienen intereses para que la investigación sea teledirigida bajo un solo enfoque de acusación —Trump es culpable.

Una breve historia sobre la operación Rusiagate tiene como participantes a miembros de la CIA, FBI, NSA y MI6. Uno de ellos es Christopher Steele, que fue pagado por la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata para asociar a través de su informe que existía una colusión con Vladimir Putin y Donald Trump —para que ambos ganasen las elecciones presidenciales del 2016 en Estados Unidos. Sin embargo, como es bien sabido, Christopher Steele, fue un agente del MI6 durante mucho tiempo y luego formó su propia firma de inteligencia privada —donde se ha desempeñado como asesor de varios casos en consultorías de inteligencia estratégica—[4]. Pero su reputación en cuanto al informe que elaboró para mostrar que existía una colusión con Rusia queda desestimada, dado que el medio de comunicación británico "The Independent" detalla en su seguimiento al caso que la empresa de Christopher Steele recibió un pago de 168,000 dólares a través de su empresa Orbis Business Intelligence para producir el expediente que involucraba a Trump con los rusos[5].

Steele conocido como fuente número uno, se reunió con varios funcionarios del Departamento de justicia y el FBI durante la campaña del 2016; tales personajes fueron Bruce y Nellie Ohr. Bruce fue el oficial número cuatro en el Departamento de Justicia, mientras que su esposa vinculada a la CIA, Nellie, fue contratada por Fusion GPS, que también contrató a Steele en el esfuerzo de investigación/contrainteligencia de la oposición contra Trump. Periodistas y funcionarios gubernamentales que trabajan en diferentes instituciones estales y privadas en Estados Unidos están asociados con la firma Fusion GPS —red dirigida por los británicos en Estados Unidos que están infiltrados en el Departamento de Estado, la CIA y el FBI de la época de Obama. Estas personas se conocían desde hace años y tenían experiencia en la guerra de información por lo que es claro que están detrás de toda la operación del Rusiagate[6].

Además de Steele, el FBI también empleó a Stefan Halper, profesor de la Universidad de Cambridge de 73 años de edad, ciudadano estadounidense y veterano político. Él fue un informante de la CIA y del FBI desde hace mucho tiempo, y ha estado involucrado dentro de la política de Estados Unidos en los niveles más altos durante décadas. Convirtiéndose en el Director Nacional para el Desarrollo de Políticas de George H.W. Bush durante su campaña presidencial. Luego se convirtió en asesor principal del Departamento de Defensa y del Departamento de Justicia entre 1984 y 2001. Así también, el exsuegro de Halper fue Ray Cline, exdirector Adjunto de la CIA.

Halper espió a la administración del expresidente Jimmy Carter para conseguir información de su política exterior y luego entregársela al equipo de campaña de Reagan. Y ya para la administración de Obama, Halper recibió más de 1 millón de dólares en contratos del Pentágono durante los años 2012-2018 y esto por ser amigo y espía de tres miembros de la campaña de Trump durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos[7]. También el profesor maltés, Joseph Mifsud, fue quien orquestó el engaño de la puerta de Rusia, sugiriendo que los rusos tenían los correos electrónicos de Hillary Clinton y así dar inicio a la persecución política contra Trump[8]. Esto demuestra que la estructura de poder que se fabricó para golpear a Trump se había planificado con mucho tiempo y que buscaba el derrumbe del gobierno de Trump a cualquier costo. Por su parte, un exsubdirector del FBI, James Kallstrom, denunció en varias entrevistas que James Comey, exdirector del FBI, utilizó a la agencia para dirigir una quinta columna para eliminar a Trump de la presidencia". James Kallstrom calificó al Rusiagate de farsa e indicó que el expediente del MI6 es el centro de giro del Rusiagate, además señaló que si se confirma que ese informe de la inteligencia británica se utilizó para conseguir una autorización FISA para realizar operaciones de vigilancia secreta contra Trump y su equipo de campaña electoral —y que el equipo de Comey sabía que era información falsa, sería un delito grave, grave[9].

Ahora, se tiene conocimiento que el Servicio de Inteligencia del Reino Unido conocido como MI6, está luchando para evitar que el Presidente Trump publique materiales clasificados vinculados a la investigación de la intromisión electoral rusa —y eso demostraría que quienes estuvieron detrás de los falsos informes fue la agencia de inteligencia británica MI6 junto con el "Grupo de trabajo sigiloso" dirigido por el exdirector de la CIA, John Brennan—.

Por su parte, el diario The Telegraph, habló con más de una docena de funcionarios del Reino Unido y Estados Unidos, incluso con la inteligencia estadounidense que revelaron grandes detalles sobre la disputa que existe por la desclasificación de documentos, lo que significa que existe una clara lucha entre las agencias de inteligencia para que ciertos documentos no salgan a la luz. Dado que implicaría que varios peces gordos de los servicios de inteligencia caigan. Sin embargo, los aliados de Trump se están defendiendo, exigiendo transparencia y sugiriendo que el Reino Unido no querría que se retengan los documentos a menos que tenga algo que ocultar.

Por su lado, Christopher Steele, admitió en una corte de Londres que fue contratado para ayudar a Hillary Clinton a disputar la contienda de las elecciones del 2016, en caso de que Trump ganara[10]. Pero pese a que se dio esa confesión, existió una clara intervención por parte del fiscal Robert Mueller para culpar a Trump de la colusión con Rusia. Así que, los globalistas/demócratas buscaban de cualquier forma seguir con el caso del Rusiagate. Por lo que estaban buscando implicar con supuestas reuniones que se realizaron en Praga —agosto del 2016— entre funcionarios del kremlin y los abogados de Trump, para ver cómo se realizarían los pagos a piratas informáticos rusos y que hackeen las computadoras del Comité Nacional Demócrata. No obstante, Greg Miller, dos veces ganador del Premio Pulitzer, ha confesado literalmente que pasó semanas y meses intentando encontrar alguna evidencia que pueda demostrar que Michel Cohen, exabogado de Trump, viajó a Praga para liquidar los pagos que se necesitaban al final de la campaña. Los resultados fueron evidentes y no encontró nada relativo a algún pago entre los abogados de Trump y piratas informáticos rusos[11].

Pero lo más sorprendente es que el Comité de Inteligencia del Senado terminó su investigación [del caso Rusiagate], el 22 de marzo del 2018. Y no se encontró pruebas de la colusión entre el candidato Donald Trump y Rusia. Más aún, el comité en la parte de las conclusiones del informe menciona que no existió evidencia de coordinación entre la campaña presidencial de Trump y el Kremlin[12]. Además, el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, William Burr, y el senador Mark Warner acordaron que la investigación lleve los parámetros estrictos que deberían tener tres puntos esenciales:

1. Una revisión de la inteligencia que sustenta una evaluación de los esfuerzos de Rusia para apuntar a las elecciones del 2016.

2. Un examen de las "medidas activas", incluidas las actividades cibernéticas que Rusia empleó.

3. Una inspección de las preocupaciones de contrainteligencia derivadas de posibles vínculos entre Moscú y las campañas.

Esas medidas fueron vitales para que se elaborara el informe de inteligencia del Comité del Senado de fecha 22 de marzo del 2018. Y con esos pasos muy bien estudiados e investigados por parte de un poder del gobierno estadounidense se demuestra que nunca existió colusión entre Donald Trump y Rusia para que ganen las elecciones presidenciales del 2016. Además, el senador Burr, dijo a CBS News que el personal del comité del Senado ha entrevistado a más de 200 testigos de varios países y ha revisado más de 300,000 páginas para la investigación. Y afirmó que: "sobre la base de la evidencia hasta la fecha", el comité no pudo decir definitivamente que hubo una colusión entre Trump y los rusos. Si escribimos un informe basado en los hechos que tenemos, entonces, no tenemos nada que sugiera que hubo una colusión entre la campaña de Trump y Rusia"[13].

Por otro lado, la inteligencia rusa ya sabía en 2012 que Trump era una opción para que gane las elecciones presidenciales del 2016, "puesto que prepararon un informe para el gobierno ruso diciendo que el sistema económico mundial está en quiebra y que ningún candidato a la presidencia de Estados Unidos que representaba el modelo económico banquero/financiero/globalista podría ganar las elecciones presidenciales. Dado que continuaría con el modelo que está en quiebra y lo más inmediato para desvirtuar el colapso financiero era una guerra a escala regional y luego mundial.

Además, el 5 de noviembre del 2014 en Dayton Ohio, altos funcionarios militares y de la inteligencia de Estados Unidos se reúnen con agentes de la inteligencia rusa para discutir sobre el quiebre financiero global y ver las opciones para que el próximo presidente de Estados Unidos no sea representante del modelo vigente. Y entre las opciones se discutía personajes como Ran Paul, Bernie Sanders y Donald Trump[14]. Claro está que no era una reunión para que Trump ganara las futuras elecciones, sino ver qué alternativas a la presidencia de los Estados Unidos era la más viable, ya que se estaban jugando una guerra a escala global entre potencias militares y nucleares.

Por su parte, el investigador y Ph.D. en Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard, Jeromi Corsi, confesó que "hace unos tres años, un grupo de generales vino a mí y me explicaron que estaban listos para realizar un golpe de Estado. Estaban listos para sacar a Barack Obama de su cargo con la fuerza militar. Y luego de unas semanas recibí otra llamada y dijeron que estaban reconsiderando"[15].

El discurso (informativo) de Jeromi Corsi, se realizó justo un día después de que Trump se reuniera con altos mandos de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Así pues, se deduce que se formó una alianza entre las fuerzas armadas, inteligencia militar y Trump. Y que se puede reflejar en el siguiente Tweet de fecha 10 de abril del 2018: "Anoche, fue un gran honor para mí hospedar a los líderes militares y de defensa de Estados Unidos para cenar en la Casa Blanca. El ejército de Estados Unidos es la fuerza de combate más grande en la historia del mundo. Ellos tienen mi promesa inquebrantable con nuestros hombres y mujeres en uniforme".

Es evidente que las fuerzas armadas y la inteligencia militar de Estados Unidos vieron en Trump una opción para que fuera presidente y romper la cadena de sucesión que se quería implementarse a través de Obama/Hillary Clinton que buscaban una guerra nuclear por mandato de los círculos financieros de Wall Street y la City de Londres. Por tanto, Trump tiene pleno conocimiento de que los militares están con él, y que son elementos primordiales dentro de su gobierno.

El almirante Michael Rogers, exdirector de la Agencia de Seguridad Nacional, fue quien encabezó el grupo para que Trump postulara a la candidatura presidencial del 2016, puesto que Rogers viajó a la Trump Tower en Nueva York para reunirse con él[16]. Una versión no muy divulgada habla sobre la verdadera intención del viaje de Mike Rogers respecto a que "no quiso participar en el plan de espionaje elaborado por Clapper y Brennan —quienes estaban dirigiendo el plan de contrainteligencia contra Trump— que era la base de los esfuerzos de la presidencia de Obama para socavar la candidatura del que sería el presidente de Estados Unidos"[17].

Los jefes del Pentágono y la comunidad de inteligencia de Obama sugirieron que Michael Rogers sea retirado. Pero la recomendación para despedirlo fue directamente hecha por el exsecretario de Defensa, Ashton B. Carter y el exdirector de la Inteligencia Nacional, James Clapper. El motivo más cercano es que Rogers viajó a Nueva York para reunirse con Trump sin notificar a sus superiores, lo que significó una ofensa de jerarquía en al ámbito político-militar, pero en realidad temían que le advirtieran a Trump sobre los planes de la CIA y el FBI —en materia al complot de espionaje contra Trump—. Sin embargo, la elección de Rogers para hacerse cargo de la NSA en el 2014 fue por la recomendación de Obama que quería encargarle a Rogers la tarea de reparar el daño que se había ocasionado después de las enormes filtraciones sobre el programa de espionaje electrónico de Edward Snowden, por lo que se mantuvo en el cargo[18].

La intención de elaborar el supuesto Rusiagate por parte de las agencias de inteligencia como la CIA, FBI, NSA y MI6 fue acusar a Trump de ser partícipe de colaborar con agentes rusos para que gane las elecciones presidenciales del 2016. Así después, desacreditar el gobierno de Trump y realizar un juicio político para destituirlo del cargo de presidente de Estados Unidos y luego irse a una guerra, puesto que su modelo económico el banquero/financiero/globalista está en quiebra porque tiene 250 billones de dólares en deuda global, 750 billones de dólares en deuda global de derivados y lo peor es que Estados Unidos tiene una deuda pública de 22 billones de dólares, por tanto, la única forma de desvirtuar su colapso es mediante una guerra y eso es lo que está evitando la inteligencia militar de Estados Unidos, de Rusia y de China a través de la Operación Qanon.

Finalmente, el objetivo de la política exterior de Trump, es desmantelar el sistema económico petrodólar por patrón-oro. Como política interna, Trump y la inteligencia militar desean reestructurar las agencias de inteligencia como la CIA, la NSA, el FBI y realizar más de 125 mil arrestos a diferentes políticos y banqueros para que sean juzgados por ley marcial en GITMO(GUATÁNAMO) por sus crimines y delitos. Cabe señalar que algunas ejecuciones y juicios según filtraciones de inteligencia militar ya se dieron y se están llevando a cabo.

Referencias bibliográficas

[1] Binney, W., & McGovern, R. (20/September/2017). More Holes in Russia-gate Narrative. Consortium News. Obtenido de https://consortiumnews.com/2017/09/20/more-holes-in-russia-gate-narrative/

[2] Binney , W., & McGovern, R. (6/January/2017). The Dubious Case on Russian ‘Hacking’. consortiumnews. Obtenido de https://consortiumnews.com/2017/01/06/the-dubious-case-on-russian-hacking/

[3] Veteran Intelligence Professionals for Sanity (VIPS). (17/January/2017). A Demand for Russian ‘Hacking’ Proof. Consortium News. Obtenido de https://consortiumnews.com/2017/01/17/a-demand-for-russian-hacking-proof/

[4] Boyd, B. (23/March/2018). Skripal Poisoning a Desperate British Attempt to Resurrect Their American Coup. Executive Intelligence Review, Vol 45(Num 12). Obtenido de https://larouchepub.com/eiw/public/2018/eirv45n12-20180323/eirv45n12-20180323.pdf

[5] Khan, S. (2/November/2017). Former British spy paid more than £125,000 to detail Donald Trump Russia links. The Independent. Obtenido de https://www.independent.co.uk/news/world/americas/donald-trump-christopher-steele-paid-fusion-gps-orbis-business-intelligence-a8032571.html

[6] Boyd,B.(Saturday-12/January/2019). Part III: A British Intelligence Fraud Creates the Coup Against Donald Trump. LaRouche-PAC. Obtenido de https://larouchepac.com/20190112/part-iii-british-intelligence-fraud-creates-coup-against-donald-trump

[7] Durden, T. (Sunday-21/10/2018). FBI Admits It Used Multiple Spies To Infiltrate Trump Campaign. ZeroHedge. Obtenido de https://www.zerohedge.com/news/2018-10-20/fbi-admits-using-multiple-spies-infiltrate-trump-campaign

[8] Christoforou, A. (11/October/2018). Deep State conspiracy to overthrow Trump involved many countries (Video). The Duran. Obtenido de http://theduran.com/deep-state-conspiracy-to-overthrow-trump-involved-many-countries-video/

[9] LaRouchePAC. (18/Diciembre/2017). Al descubierto la traición dentro del FBI y del equipo de Mueller para "Atrapar a Trump". LaRouchePAC. Obtenido de https://es.larouchepac.com/es/20171218

[10] Scarborough, R. (Wednesday-12/December/2018). Anti-Trump dossier author was hired to help Hillary challenge 2016 election results. The Washington Times. Obtenido de https://www.washingtontimes.com/news/2018/dec/12/christopher-steele-hillary-clinton-was-preparing-t/

[11] Ross, C. (16/12/2018). WAPO REPORTER: FBI AND CIA SOURCES SAY THEY DOUBT MAJOR DOSSIER ALLEGATION. DailyCaller. Obtenido de https://dailycaller.com/2018/12/16/fbi-cia-doubted-dossier/

[12] House Permanent Select Committee on Intelligence . (22/March/2018). House Permanent Select Committee on Intelligence Report on Russian Active Measures . House Permanent Select Committee on Intelligence . Obtenido de http://liblog.law.stanford.edu/wp-content/uploads/2018/02/HRPT-115-1.pdf

[13] Gazis, O. (7/February/2019). Richard Burr on the Senate Intelligence Committee's Russia investigation, 2 years on. cbsnews. Obtenido de https://www.cbsnews.com/news/richard-burr-on-senate-intelligence-committees-russia-investigation-2-years-on/

[14] https://www.youtube.com/watch?v=g7pixk9lUVo

Donald Trump según Daniel Estulin

Puede adquirir el libro de Estulin por medio de Amazon: In the Shadows of a Presidency

https://www.amazon.com/Shadows-Presidency-Daniel-Estulin/dp/1634242025

Ver también en:

Riestra, L. (12/11/2017). Daniel Estulin: "La inteligencia rusa ya sabía en 2012 que Trump iba a ganar las elecciones". Huffington Post. Obtenido de https://www.huffingtonpost.es/2017/11/10/daniel-estulin-la-inteligencia-rusa-ya-sabia-en-2012-que-trump-iba-a-ganar-las-elecciones_a_23272963/

[15] https://www.youtube.com/watch?v=9O8VPOd3Dsw&feature=youtu.be&t=6m30s

Corsi exposes truth/ trump recruited by military

Puede adquirir el libro de Jerome Corsi por medio de Amazon: Killing the Deep State: The Fight to Save President Trump: https://www.amazon.com/Killing-Deep-State-Fight-President/dp/1630061026

[16] Nakashima, E. (19/November/2016). Pentagon and intelligence community chiefs have urged Obama to remove the head of the NSA. Washington Post. Obtenido de https://www.washingtonpost.com/world/national-security/pentagon-and-intelligence-community-chiefs-have-urged-obama-to-remove-the-head-of-the-nsa/2016/11/19/44de6ea6-adff-11e6-977a-1030f822fc35_story.html?utm_term=.0e806a85bbcb

[17] Average American. (6/March/2017). Did NSA Admiral Mike Rogers Warn Trump On November 17th, 2016? Political Review and Comment. Obtenido de http://anamericancomment.blogspot.com/2017/03/did-nsa-admiral-mike-rogers-warn-trump.html

[18] Reuters. (19/November/2016). Senior U.S. officials recommend removal of NSA director: sources. Reuters. Obtenido de https://www.reuters.com/article/us-usa-security-intelligence/senior-u-s-officials-recommend-removal-of-nsa-director-sources-idUSKBN13E0SF?feedType=RSS&feedName=topNews&utm_source=twitter&utm_medium=Social



Esta nota ha sido leída aproximadamente 820 veces.



Diego Arenas

Investigador independiente


Visite el perfil de Diego Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: