Las razones de la crisis del orden internacional liberal (Occidente se cae a pedazos)

Resumen: El destacado internacionalista y profesor de Harvard —John Ikenberry— presenta en dos artículos: ¿The end of liberal international order? y Why the Liberal World Order Will Survive, que el orden internacional liberal está en crisis. No obstante, voy a presentar pequeñas reflexiones de otros analistas que complementan la visión de Ikenberry respecto a la crisis del orden liberal y la toma de la posta por parte de China en la transición del poder de Occidente a Oriente, del Atlántico al Pacífico.

Desarrollo:

Desde la perspectiva de Ikenberry los cimientos del orden hegemónico liberal post Segunda Guerra Mundial están debilitándose y están amenazados. Recordar que orden internacional liberal se interpreta como: democracia liberal, libre mercado, cooperación política–comercial y sistemas de alianzas para la estabilidad de la seguridad internacional. Básicamente, lo que ofrece Ikenberry es que existe un cambio de transición de poderes, que está manifestado en el poder occidental —Estados Unidos, Reino Unido y aliados— y que se está desmoronándose y perdiendo participación global. Ikenberry, observa también que el orden liberal posiblemente tenga un cambio de orden hegemónico —de Estados Unidos a China— un "cambio a la multipolaridad" o el "ascenso de lo no occidental". Sin embargo, ve que China probablemente no reemplazará a Estados Unidos como un hegemon, pero si sería un golpe o cambio de timón suficientemente doloroso para observar alteraciones visibles del orden internacional occidental, que se manifestaría en la distribución del poder global hasta en tres poderes muy bien definidos: China, Estados Unidos y Rusia.

Ahora bien, el análisis que ofrece Ikenberry no se aleja de la visión que ofrece Daniel Estulin, exanalista de la KGB y doctor en inteligencia conceptual, que manifiesta que desde la perspectiva del desmontaje económico se sigue el mismo patrón de siempre: de Venecia a Inglaterra, de Inglaterra a Estados Unidos y ahora de Estados Unidos a China (del petrodólar al yuan/oro). Y esto significa que esta crisis del orden liberal no solo es política sino financiera y, por lo tanto, se está llevando a cabo seis proyectos globales para un equilibrio de poderes, los cuales son:

— Nueva Babilonia: Nueva York, Wall Street, intereses banqueros financistas, Clan Rockefeller, Internacional Financiera (Finintern).

—Nueva Jerusalén: Londres, Imperio Británico, Casa Windsor, Casa Rothschild, jásidas y cabalistas.

— Gran Europa/Internacional Negro Romano Germánico: la Europa de las órdenes, con el Vaticano, la vieja aristocracia europea, logia Propaganda Due (P2), etc. (Legion de Honor napoleónico). Bajo la tutela conceptual del Vaticano. Elemento Oculto: Internacional Negro, el color de la tierra (Teutones). Elemento abierto: Jesuitas, Opus Dei. Herederos del Imperio Romano de las naciones germánicas. Imagen de Victoria: Teocracia mundial judío-cristiana.

—Gran Eurasia: con centro en Moscú.

— Nuevo Califato Rojo: sufí de Turquía.

—Datung: China: en alianza con la Casa Rothschild y los Windsor[1]

Pues bien, este posible traslado de poder, reparto mundial y crisis del orden internacional liberal que ofrece Estulin puede entenderse desde la visión del profesor Ikenberry, que se manifiesta en los siguientes puntos:

—Las democracias occidentales más antiguas están experimentando un aumento de la desigualdad.

—El estancamiento económico ofrece una crisis fiscal y polarización política.

—Muchas democracias nuevas y pobres están acosadas por la corrupción, el retroceso y creciente desigualdad.

—La gran tercera ola de democratización parece haber alcanzado la cima y ​​ahora está retrocediendo.

—A medida que las democracias no resuelven los problemas, su legitimidad doméstica disminuye y se ve cada vez más desafiada por el resurgimiento de los movimientos nacionalistas, populistas y xenófobos. Y todos estos elementos juntos proyectan una oscura sombra sobre el futuro democrático[2].

Además, Ikenberry ve que el orden internacional construido y liderado por Estados Unidos y sus aliados ha desencadenado una grave crisis en "Oriente Medio, Asia Oriental e incluso en Europa. Las órdenes regionales de larga data están en transición o quebrantándose. Los acuerdos e instituciones internacionales globales, en todos los ámbitos del comercio están rompiéndose y a su vez el control de armamentos, el medio ambiente y los derechos humanos están debilitándose. No cabe duda que, durante setenta años, Estados Unidos ha estado en el centro de un sistema internacional liberal, orientado hacia Occidente, organizado en torno a la apertura, las reglas y la cooperación multilateral. Después de la Guerra Fría, este orden hegemónico liberal estadounidense se extendió hacia el exterior y pareció ofrecer al mundo una lógica universal para la política global. Pero ese momento unipolar ya pasó —apunta Ikenberry. Hoy, Estados Unidos y las democracias industriales enloquecidas por convulsiones nacionalistas y populistas parecen menos comprometidas con su propio proyecto internacional liberal[3].

De igual modo, el destacado profesor de la Universidad de Chicago e internacionalista, John Mearsheimer, menciona que el orden internacional liberal está en crisis debido a tres factores:

—El primero debido a que es difícil intervenir en la política de los países que no son democracias, puesto que al final los resultados son desastrosos: casos Irak, Libia y Siria.

—El segundo es que el orden internacional liberal ha creado las condiciones que conducen a graves problemas políticos relacionados con la soberanía y la identidad nacional dentro de las propias democracias liberales, dado que al cambiar gobiernos y derrocarlos (en Oriente Medio), el efecto inmediato que se manifestó fue la crisis de refugiados a gran escala: el caso de Europa. A lo que se refiere Mearsheimer, es que el nacionalismo lejos de morir es un problema del orden internacional liberal.

—Y en tercer lugar, la hiperglobalización que ha producido costos económicos significativos para un gran número de personas dentro de las democracias liberales, ha incrementado grandes costos que incluyen la pérdida de empleos, el estancamiento de los salarios y la marcada desigualdad en los ingresos, que tienen graves consecuencias políticas internas que socavan aún más el orden internacional liberal[4].

Por su parte, Johan Galtung, matemático y sociólogo nominado al premio nobel de la paz, dice que la caída de Estados Unidos se verá en el 2020. El visionario ofrece diferentes razones del porqué de la decadencia de Estados Unidos, el cual se debería a los siguientes puntos:

—Contradicciones económicas como la sobreproducción en relación con la demanda, el desempleo y los costos crecientes del cambio climático.

—Contradicciones militares como las crecientes tensiones entre Estados Unidos, la OTAN y la creciente insostenibilidad económica de la guerra.

—Contradicciones políticas en los roles políticos de Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea.

—Contradicciones culturales como las tensiones entre el judeocristianismo de Estados Unidos, el islam y otras minorías.

—Contradicciones sociales que abarcan la creciente brecha entre el llamado "Sueño Americano": creencia de que todos pueden prosperar en Estados Unidos a través del trabajo arduo pero en realidad más y más personas no pueden lograrlo[5].

Además cabe señalar que en una entrevista exclusiva para el Financial Times, el presidente ruso Vladimir Putin proclamó que "la idea liberal" hegemónica durante la segunda mitad del siglo veinte "ha quedado obsoleta". "Los liberales ya no pueden simplemente ordenar nada a nadie como han intentado hacer en las últimas décadas". La reacción de los académicos que construyeron la teoría del orden internacional liberal fue inmediata y afirmaron que es errónea la perspectiva de Putin. Y, por su lado, el propio consejo editorial del Financial Times afirmó que: "El triunfalismo de Putin está fuera de lugar. No todo el liberalismo está bajo amenaza. Lo que está en riesgo son las fronteras abiertas y valores como la tolerancia social, los derechos individuales, la democracia y el estado de derecho"[6].

No cabe duda que existe una clara resistencia a recibir críticas por parte de los globalistas-liberales y que se resisten a ver como se cae a pedazos su sistema. Pues bien, desde la visión del filósofo ruso Alexander Dugin: "El liberalismo y la globalización han fracasado decisivamente. —"La situación me recuerda a los últimos años de la Unión Soviética. En ese momento, el verdadero poder todavía estaba totalmente en manos del Partido Comunista que controlaba casi todo, pero al mismo tiempo todo el sistema estaba terminado. Y uno podía sentirlo. Hoy nos encontramos exactamente en la misma situación con el dominio global de las élites liberales. Aún controlan todo, pero ya están acabadas. Desaparecerán tan rápidamente como lo hizo el comunismo en Europa del Este. La movilización antipopulista (anti-Putin, anti-Assad, anti-China, anti-Brexit, anti-Irán, anti-Salvini, etc.) de Bernard-Henri Lévy, Macron, Soros, Rothschilds o los Clinton muestra que están en un estado de pura agonía. Se acabó para ellos. Ya no pueden gobernar más. Ellos están condenados. Persistirán y pueden ganar algo de tiempo antes del colapso final e irreversible, pero sus días están contados"—apunta Dugin[7].

Por su parte, el investigador Mauro Guillén, dice que "existe una desilusión generalizada del liberalismo y se está desvaneciendo —además el liberalismo no logró difundir sus beneficios de manera equitativa entre todos—. "Gran parte del escepticismo contemporáneo (o rechazo absoluto) de las ideas liberales es parte de la consecuencia de la crisis financiera mundial del 2008. Ningún desafío al orden liberal global resultó ser tan formidable como la Gran Recesión. La creciente desigualdad y la disminución de la legitimidad de los partidos políticos establecidos, los políticos y las élites tecnocráticas crearon una reacción radical. Si estas críticas parecen incompatibles entre sí, hay una buena razón: el liberalismo se encontró en el fuego cruzado entre críticos feroces"[8].

Apuntes finales:

  • Occidente (orden internacional liberal) se encuentra en crisis y por lo que se ve sería un golpe paradigmático porque se destruiría un sistema que ganó en el siglo veinte (con la caída de la Unión Soviética), y que no tendría arreglo sino sustituto.
  • A partir de lo visto se debe tener en cuenta un nuevo sistema, que sea acorde a las nuevas situaciones económicas y políticas del momento: Un nuevo Bretton Woods 2.0 es urgente.

Referencias bibliográficas

[1] Estulin, D. (29/Junio/2018). Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo. Mente alternativa. Obtenido de https://www.mentealternativa.com/daniel-estulin-politica-del-cielo-seis-proyectos-globales-controlan-el-mundo/

[2] Ikenberry , J. (2018). The end of liberal international order? International Affairs , 94(1). Obtenido de https://scholar.princeton.edu/sites/default/files/gji3/files/inta94_1_2_241_ikenberry.pdf

[3] Ikenberry, J. (2018). Why the Liberal World Order Will Survive. Ethics & International Affairs, 32(1). Obtenido de https://scholar.princeton.edu/sites/default/files/gji3/files/why_the_liberal_world_order_will_survive.pdf

[4] Mearsheimer, J. (2019). Bound to Fail, The Rise and Fall of the Liberal. International Security, 43(4). Obtenido de https://www.mitpressjournals.org/doi/pdfplus/10.1162/isec_a_0034

[5] Galtung, J. (6/December/2016). US Power Will Decline Under Trump, Says Futurist Who Predicted Soviet Collapse. motherboard. Obtenido de https://motherboard.vice.com/en_us/article/d7ykxx/us-power-will-decline-under-trump-says-futurist-who-predicted-soviet-collapse

[6]

Financial Times. (2019/June/28). No, Mr Putin, western liberalism is not obsolete. Financial Times. Obtenido de https://www.ft.com/content/34f3edc0-9990-11e9-9573-ee5cbb98ed36

[7] Dugin, A. (12/03/2019). LA GLOBALIZACIÓN Y EL LIBERALISMO ESTÁN AL BORDE DEL COLAPSO, PERO, ¿QUIÉN Y QUÉ SIGUE? geopolitica.ru. Obtenido de https://www.geopolitica.ru/es/article/la-globalizacion-y-el-liberalismo-estan-al-borde-del-colapso-pero-quien-y-que-sigue

[8] Guillén, M. (17/January/2019). The demise of the global liberal order. International Institute for Strategic Studies. Obtenido de https://www.iiss.org/blogs/survival-blog/2019/01/demise-of-the-global-liberal-order



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Diego Arenas

Analista de Inteligencia. Especialista en temas de Seguridad Nacional

 elsurro_1995@hotmail.com

Visite el perfil de Diego Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a283569.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO