La oligarquía mundial y sus subalternos reculan

Necesario insistir, en el siglo XXI, la Política ha sido víctima de las organizaciones criminales que buscan su desprestigio como paso previo a su aniquilamiento. Estructuras ubicadas en todos los continentes donde se venden como altruistas y benévolas, pero con una carga de cinismo y mentira cuyas razones principales están aposentadas en dividir a los pueblos, conspirar y desestabilizar como todo verdugo que actúa como mandadero, cuando estos deciden romper las cadenas de la dependencia y la opresión.

Los discursos más inverosímiles, absurdos, fuera de toda sindéresis, han llenado todos los espacios mediáticos y redes sociales, promovidos desde las instancias imperiales, y vertidas mundialmente, provocando una larga cadena de fechorías imaginarias en hombres y mujeres de bien en la mayoría de los casos y, en otros, cuando sobresalen los límites del pensamiento y se convierten en acción, alcanzan desafueros jurídicos de tamaña gravedad que arañan o llegan al mundo de los delitos de lesa patria.

Las luchas de hoy no son iguales a las de épocas pasadas. Aunque las razones siguen siendo las mismas, en la actualidad los opresores tienen armas de control social y narrativas diferentes. La oligarquía mundial y sus subalternos en todo momento desde siglos atrás iniciaron la implantación de enanas formas de globalización, que fueron creciendo como si fueran espiral que llegan a niveles nunca antes sospechados, cubriéndolo todo, dejando en su paso explotación y miseria, espejismos incumplibles, sueños inalcanzables, heroísmos sin pies ni cabezas, frustración y resentimiento, orfandad de ideales de liberación en sectores sociales, no tan pequeños; hacen uso de todos los subterfugios lícitos e ilícitos, hechos a su medida para sembrar el miedo y la desesperanza en los trabajadores y en especial las mujeres quienes siempre han sido tratadas como seres muy por debajo de la naturaleza humana.

La oligarquía mundial y los subalternos quienes para ellos, hasta hace poco, todo era alcanzable, en tiempos de despertar de los pueblos, todo se le derrumba, la mayoría de sus desastrosos planes les salen mal, y elevadas sumas de dinero invertidas se esfuman sin poder lograr el cumplimiento de los demenciales objetivos, crece en sentido geométrico los problemas sociales y económicos en los asientos geográficos que ocupan los pueblos, donde la tierra la monopolizan unos puñados de latifundistas y terratenientes, proscritas de palabra por la Ley pero que existen y gozan de buena salud, con apoyo del sistema punitivo y las empresas de seguridad para militar avaladas y presupuestadas por los Estados-nación.

La oligarquía mundial y los subalternos en su desespero por obtener triunfos, que no les llegan, acuden al uso de un lenguaje de amenazas y de improperios, en el tiempo y en el espacio, donde conspiran, contra mandantes progresistas y los densos sectores sociales que mandan para que las instancias de los poderes constituidos obedezcan, reculan ante el ridículo que transmiten al mundo donde incluso aliados importantes a sus intereses contra-natura, no respetan sus señas ni los acompañan en aventuras despóticas y de acento arbitrario absurdo.

La oligarquía mundial y los subalternos se preguntan: ¿el porqué de tantas estrategias implementadas para arrodillar a los venezolanos y venezolanos y el gobierno no se arrodillan? Los golpes han sido severos, proferidos con odio, con fuerza mundial y la respuesta del soberano, que en Venezuela es el pueblo, que se empina, crece como las tormentas cuando están agarrando velocidad y fuerza, no se diezma, sale a defender los que consideran es justo y luchan por los derechos básicos para el logro de la grandeza. No se amilanan ni se resbalan por nada.

La oligarquía mundial y sus subalternos reculan por cada aspaviento de guapetón que votan a través de sus bocas y sus escritos, fijan plazos de rendimiento y de inexorable caída de Nicolás Maduro o de cualquier otro valiente hombre o heroína parida de las tierras sufridas por los imperios, que de pie, con su pecho y espalda recta y mirando a lo alto saca de su interioridad y de su conciencia una fuerza indómita que preocupa y enloquece a los enemigos.

¿Qué tienen los venezolanos? ¿De dónde surge tanta fuerza en su sentimiento de lucha? ¿De dónde proviene tanta bravura y sabiduría para sortear las dificultades? ¿Por qué otros gobiernos caen por acometidas menos agresivas y en proporción numérica menor? ¿Por qué esa fuerza aparece cuando se lucha contra los imperios con relaciones de fuerza desventajosa para los héroes y heroínas venezolanos y venezolanas? Ocurrió contra los españoles, ingleses, estadounidenses y en la actualidad contra la cayapa de cuerpos corporativos criminales para diezmarnos.

La oligarquía mundial y sus subalternos, siguen sin entender, como este pueblo que deviene de múltiples razas, es lo que es, porque vuela sin alas, porque corre sin piernas y gana, porque sueña cuando sus sueños están sitiados, porque grita sin voz, porque no muere si lo lanzan sin paracaídas de las alturas, porque asusta si no cuenta con la armas que tiene sus enemigos, porque de sus misterios y sus hazañas, porque los acompañan Miranda, Bolívar, Manuelita, Sucre Zamora, Juana la Avanzadora, y Chávez, si están muertos. A qué se debe que esos muertos siguen vivos e inspiran con sus pensamientos y acciones la vida de estos pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a275636.htmlCd0NV CAC = Y co = US