Pronunciamiento 138: a 30 años de la caída del dictador Alfredo Stroessner

En los días 2 y 3 de febrero de 2019 se cumplen 30 años del golpe que destituyó al dictador paraguayo Alfredo Stroessner (1912-1916). La tiranía de Stroessner duró 35 años (desde 1954 hasta 1989) y se considera una de las etapas más oscuras de la historia del Paraguay. El dictador instituyó un régimen de terror caracterizado por un sistema autoritario anclado a la doctrina neoliberal de Washington, ampliando un sistema fraudulento fundado en la desigualdad y el racismo. Su caída, en manos de su consuegro y hasta entonces "mano derecha", Andrés Rodríguez, quien lo sucedió en el poder garantizó la impunidad de los responsables de las matanzas y los robos que desde el Estado y bajo la anuencia del Partido Colorado fueron perpetrados.

A 30 años de ese episodio, Paraguay no representa una democracia cumplida y, no podemos tolerar y quedar impasibles frente a frases que minimizan, ridiculizan (aún más), y que reivindican un pasado nefasto: «El aniversario de Ciudad del Este vamos a celebrar», además con risas y carcajadas, fueron las palabras pronunciadas por el actual presidente del Paraguay, Mario Abdo, nos deja claro que hay poco por celebrar, considerada su directa conexión con el pasado (y presente) stronista.

Muchos desafíos que debemos recordar para alimentar nuestras luchas presentes y futuras:

-La búsqueda e identificación de los miles de desaparecidos, la restitución de las experiencias de lucha y sobre todo el juicio y castigo a todos los responsables de la represión dictatorial stronista. Muchos represores murieron sin ninguna consecuencia por sus acciones, pero aun es necesario la revisión y esclarecimiento de cada caso, de cada de crimen de odio cometido por los stronistas. Asimismo, en función al proceso de reparación histórica se precisa trabajar por los territorios y espacios de la memoria, como por el respeto y avances en los Derechos Humanos.

-En Paraguay existen alrededor de 8 millones de hectáreas de tierras malhabidas como resultado de los regalos y auto regalos que el dictador se hacía y hacía a sus amigos. Esas tierras malhabidas se hicieron en base al saqueo al pueblo paraguayo y jamás fueron recuperadas. Allí está la matriz de todos los conflictos sociales, de las necesidades, de la pobreza y de las desigualdades. La concentración de la tierra, en favor de una burguesía fraudulenta, está en la base de todos los problemas del Paraguay, con un 87% de las tierras cultivables en manos de un 3% de los propietarios.

-Construir una educación y salud de calidad, para la emancipación de los paraguayos y paraguayas. La precariedad de estos servicios y las dificultades de acceso que tienen la mayoría de los paraguayos y paraguayas vuelve vulnerables a importantes franjas poblacionales.

-El país que expulsa. El exilio forzado como resultado de la tenaz persecución fue uno de los principales métodos de control y disciplinamiento, así como los continuos encarcelamientos y torturas. En estos últimos 30 años Paraguay continúa siendo uno de los principales países expulsores. Todos los años miles de personas de todas las edades abandonan el Paraguay en busca de trabajo, atención médica, acceso a la educación e incluso persecuciones políticas. Como organización nacida en la migración, no podemos dejar de indagar en las causas de este fenómeno y denunciar a los responsables políticos quienes ocultan y distorsionan la información. Los migrantes no tenemos problemas individuales, personales; nuestros problemas son sociales y merecen reconocimiento y atención, en Paraguay y en los países que resultaran destino de esa migración.

-Persecución política. En estas tres décadas de supuesta democracia hemos visto el exterminio de más de 130 dirigentes indígenas y campesinos, asesinatos de comunicadores sociales y periodistas, desalojos ilegales y violentas represiones sobre las comunidades rurales, episodios tristes y sangrientos como lo ha sido el Marzo Paraguayo y la emblemática masacre de Curuguaty, persecución a los dirigentes estudiantiles, encarcelamientos (presos políticos como lo son los seis campesinos y Genaro Meza, de la Federación Nacional Campesina).

-Modelo predatorio y extractivo. El actual modelo que genera renta a través de la depredación de nuestros recursos naturales es herencia directa de la dictadura stronista que ha promovido la dependencia del capital extranjero, la preeminencia de los intereses norteamericanos, la extracción salvaje de los recursos naturales. Este modelo tiene consecuencias nefastas: una elite sojera-ganadera en articulación con corporaciones nacionales tiene la propiedad de las tierras cultivables para acumular riqueza mientras destruye y contamina los territorios indígenas, campesinos y el hábitat de miles de especies vegetales y animales. Los empresarios están decididos a terminar con lo último que queda de montes en Paraguay.

-Femicidios y odio a las identidades diversas. Las mujeres, aquellas que reconstruyeron el Paraguay de la posguerra, fueron convertidas en mercancía. Stroessner y los militares de sus gobiernos fueron también violadores seriales de niñas y adolescentes. Los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes no han sido respetados y hoy se padecen tremendas realidades que no son consideradas como importante por los medios de comunicación: la arraigada figura del "criadazgo" no es más que una servidumbre encubierta de "beneficencia", las niñas violadas que mueren en trabajo de parto o que se convierten en madres pobres, las desigualdades salariales y en el acceso a las oportunidades entre mujeres y varones. Asimismo, cabe recordar que en 1959 el stronismo se encargó de una feroz purga contra 108 personas identificadas como homosexuales. Sobre ese horrible hecho, se construyó una historia de silencios y la criminalización y denigración que hasta hoy vive la comunidad LGTBI.

-Plan Cóndor. La Operación Cóndor o Plan Cóndor es el nombre con que se conoce al plan de coordinación de acciones y mutuo apoyo entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América del Sur, con la participación fundamental de los Estados Unidos, en las décadas de 1970 y 1980. Esta operación pensó para la región un plan económico neoliberal, con el desmantelamiento de los Estados como articuladores de la vida pública y el desarrollo económico, más un fuerte endeudamiento externo y además una acción coordinada de vigilancia, tortura, asesinato y desaparición de las personas identificadas como "opositoras" al régimen, en cualquiera de los Estados implicados. Hoy día vemos la activación de un Plan Cóndor del siglo XXI con nuevas operaciones: operaciones golpistas en Paraguay, Honduras, Brasil y Venezuela. Judicialización de la política y politización de la Justicia en los países de América Latina. El poder judicial es actualmente una de las principales herramientas de persecución a los líderes sociales. Los medios de comunicación resultan ahora actores fundamentales de las estructuras opresivas y represivas, ellos no solo ocultan información y distorsionan realidades, sino también fomentan la xenofobia y fracturan lazos comunitarios.

A 30 años de la caída de Alfredo Strossner, gobierna en Paraguay un heredero directo de los peores tiempos: Mario Abdo es hijo de un colaborador, funcionario y amigo de Stroessner. Como tal, es parte del grupo que se benefició del saqueo al Estado y también es un protagonista del Plan Cóndor del Siglo XXI.

Este complejo escenario, con nuevos represores disfrazados de demócratas, nos muestra que la tan anhelada Memoria, Juicio y Castigo no vendrá de los actuales gobiernos, sino que forman parte de las acciones de los pueblos que buscan la vida y defienden su dignidad.

Hoy, renovamos nuestro compromiso de lucha contra el stronismo en la convicción que Paraguay tiene todo el potencial para ser verdaderamente libre y su pueblo no merece otra cosa que la felicidad.

Movimiento 138. Colectivo de resistencia cultural (Paraguay/Argentina).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 391 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a275347.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO