Ejército de Colombia toma islas del Orinoco y compradores de efectivo dejan de adquirir los billetes

Ejército colombiano antes del 13 de septiembre toma la isla Mantequero o Mantecal en el Orinoco, iza ahí la bandera hermana e intensifica el "patrullaje" a todo lo largo del río. El ejército venezolano lo considera una provocación y no interviene, la toma continuaba el 18 de septiembre. Hemos estado en estos días incomunicados en Puerto Ayacucho por caída de las TIC (teléfono e Internet) , sin gas, sin gasolina, sin efectivo, sin puntos de venta, sin energía eléctrica, en los dos últimos fin de semana por más de 24 horas en menos de 15 días.

El dinero venezolano ya no es aceptado en Colombia y exigen el pago en pesos para adquirir cualquier mercancía escasa o ausente en este lado de la frontera. El peso no se consigue y se dificulta la compra de medicinas y otros productos por allá. Reportan vecinos que familiares en Puerto Inirida (Colombia) no han podido retornar a Puerto Ayacucho por falta de gasolina, tanto en el lado colombiano como venezolano. Aquí hasta ahora, en estos últimos años hacia el interior del estado, ha escaseado mucho más mientras ha abundado en Colombia (nuestra gasolina).

La frontera colombo-venezolana del estado Amazonas es seguramente la más vulnerable y separa de Colombia una basta región muy rica en minerales, agua y biodiversidad. Es también una de las más corrompidas, donde las mafias hacen lo que les da la gana y últimamente se ha constatado lo que venían informando los pobladores indígenas cuyos territorios han sido invadidos por carteles, que hay siembras de coca y laboratorios de producción de cocaína. Cualquier intervención, invasión o política para reunificar Colombia desde la perspectiva de la oligarquía colombiana, encontrará aquí muchos aliados por pbajo precio y fuentes para su financiamiento sin casi inversión más allá de las escaramuzas militares en la selva.

Sí, ya no aceptan el efectivo nacional, aparentemente con el nuevo cono monetario los compradores de efectivo se llevaron un gran chasco (eso dicen). De pronto ya no quieren comprar los billetes y no aceptan billetes venezolanos en Colombia (en nuestro caso en Puerto Carreño, Inírida, Casuarito, y poblaciones menores). Las versiones sobre la razón son varias, pero ninguna parece ser convincente. Una de esas versiones afirma que los billetes eran comprados porque el papel moneda es más valioso que el valor que tiene impreso (El diputado AN José Guerra lo afirmó así también) y que se vendía para reciclaje o para imprimir dólares falsos, pero que ahora los nuevos billetes no son de papel moneda y no tienen valor para reciclaje; otra versión que no es excluyente indica que el efectivo se adquiría para comprar los productos del contrabando, principalmente gasolina, cobre, oro, coltán y otros minerales, cemento, alimentos y otros productos subsidiados, pero que ahora muchos de esos productos están muy caros y el gobierno de Venezuela parece que por fin está ejerciendo algún control que mengua las grandes ganancias obtenidas en apenas meses atrás.

La primera razón no es muy convincente, fue obvia con las monedas de plata (el fuerte de 5 bolívares y demás monedas) o de níquel cuyo valor como metal llegó a ser muy superior al valor que representaban (recuerden los "tinoquitos") sin embargo, no es tan obvia con el papel moneda porque los que compraban el efectivo se concentraban en la compra de billetes de mayor denominación, y mal negocio hacían rechazando los de baja, más baratos y también de papel moneda. Habrá además que averiguar si realmente el papel de los nuevos billetes no es papel moneda. No se notaba el retorno del efectivo por la vía del pago del contrabando, que sí ocurría. ¿Para qué se almacenaba entonces tanto billete de alta denominación que se devaluaba todos los días? La segunda explicación parece más realista, las grandes ganancias se han reducido hasta perderse el interés en la compra del contrabando, pero de seguro que la compra continuará en pesos o dólares.

Pero existe una posible razón más inquietante y que tampoco es excluyente, y es que buena parte del efectivo que se almacenaba en Colombia, y también en Venezuela --y la reaparición de los billetes de cien mil son una prueba de ello-- era para crear crisis en Venezuela a partir de la corrupción de los funcionarios bancarios, militares, comerciantes, consejos comunales-CLAP y muchos civiles, todos de este lado de la frontera en abierta traición a los intereses del pueblo. Pero ahora el plan de arruinar a Venezuela para provocar un golpe parece que ya está culminado y esperan intervención o golpe en poco tiempo, o ambas cosas, y almacenar billetes que se devalúan todos los días es muy costoso para seguirlo haciendo cuando ya el objetivo está cumplido y el destino de la moneda nacional parece incierto. Es inquietante porque a esto se suma la toma de islas en el Orinoco por parte del ejército colombiano, algo que solo ha ocurrido en días recientes. Por otra parte --ya lo había asomado en otras líneas-- ahora que la crisis es inmanejable y el gobierno intenta frenar lo que aparentemente nunca quiso frenar, las actividades mafiosas de la frontera, donde contó hasta con aliados internacionales de izquierda, las mafias se han revelado y se unen o unirán a la conspiración contra el país disfrazada de una conspiración contra Maduro.

¿Y quienes vienen orquestando golpe e intervención para salvarnos? "Como ejemplo un botón" , personajes como Diego Arria. Las nuevas generaciones seguro no saben que fue gobernador en Caracas cuando ese cargo se otorgaba a dedo por la presidencia de la república. ¿Y cuáles fueron sus grandes logros? Imponer el uso de bolsas de plástico para la basura en sustitución de los pipotes de metal y comprar un grupito de ambulancias (no se supo cuántas) que parecían muchas porque recorrían Caracas a toda velocidad y a toda sirena aún cuando no había ninguna emergencia. ¿Y qué familia se enriqueció con la exclusividad en la importación y venta de bolsas que cumplían las normas técnicas impuestas? Sí, su familia. ¿Y qué hizo con tanto dinero producto de eso y otras cosas? Comprar dólares, invertir en el exterior y traicionar al partido Acción Democrática presentándose como candidato presidencial en competencia con el candidato oficial en una de las campañas más costosas de entonces. ¿Financiado por quién? Por él mismo. Tiene grandes capacidades. ¡Que venga pues a liberarnos!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4829 veces.



Íñigo Narvaiza


Visite el perfil de Íñigo Narvaiza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a269800.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO