Rusia realiza las mayores maniobras militares de su historia

Rusia realizará las mayores maniobras militares de su historia (desde el año 1991) entre el 11 y el 15 de septiembre. Las maniobras fueron denominadas Vostok-18 o sea Oriente-18. Este masivo esfuerzo de entrenamiento será realizado en los polígonos de los distritos militares central y oriental del país, los cuales abarcan un área que va desde los Montes Urales hasta la costa del Pacífico.

Participarán en las maniobras casi 300 mil hombres, 36 mil piezas de equipamiento militar, más de mil aviones de combate, dos de las flotas navales de Rusia y todas sus unidades aéreas. Casi un tercio de todo el personal militar ruso participará en las maniobras Oriente-18. Los ejercicios incluirán operaciones de combate bajo un simulacro de ataque nuclear. Incluso las masivas maniobras militares realizadas por la Unión Soviética, Zapad-81 (Occidente-81) fueron realizadas a una escala menor.

Las maniobras Oriente-18 se llevarán a cabo al este de los Montes Urales. Moscú no está obligado a notificar a Occidente ni a invitar observadores de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa. No obstante, los agregados militares de los países occidentales serán bienvenidos para monitorear los ejercicios.

China y Mongolia han sido invitadas para participar. El grado de participación de Mongolia no ha sido aún dado a conocer. La contribución de China es muy significativa y consistirá en tres mil doscientos hombres y más de 900 piezas de equipamiento militar como también treinta aviones de combate de ala fija y helicópteros. Las fuerzas del Ejército Popular de Liberación ya están llegando a la región al este del Lago Baikal. Realizarán sus ejercicios en el campo de entrenamiento de Tsugol en la región rusa del Trans-Baikal entre el 11 y el 15 de septiembre.

Un alto mando conjunto será establecido con el objeto de coordinar las actividades. Se trata de la primera vez que China participa en un ejercicio interno y no en una operación combinada.

El pasado 27 de agosto el jefe del alto mando militar ruso, General de Estado Mayor Valery Gerasimov se reunió con el jefe del Departamento del Alto Mando de la Comisión Militar Central de China , Li Zuocheng en Moscú. Durante las conversaciones los funcionarios militares discutieron la expansión de la cooperación militar bilateral. No existe una alianza militar Moscú-Beiyin pero su participación conjunta en las mayores maniobras militares rusas de todos los tiempos deja en claro que ambos países son aliados no oficiales.

El experto chino de la defensa, Zhou Chenming, sostiene que los militares chinos "están muy interesados en aumentar los intercambios con las experimentadas fuerzas armadas rusas". Según este experto, "China también desea demostrar su apoyo al presidente Vladimir Putin quien está enfrentando diferentes retos diplomáticos, especialmente las críticas provenientes del Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, en torno a la "anexión" de Crimea por parte de Rusia.

Hasta ahora nada ha sido anunciado oficialmente, pero resulta lógico suponer que el Comandante en Jefe del Alto Mando de Rusia asistirá a las maniobras para presenciarlas con sus propios ojos. Aunque no se trata de una parte del programa oficial, el presidente chino podría también asistir junto con el presidente ruso.

Las maniobras militares ruso-chinas se han convertido en rutina pero nunca se habían realizado en semejante escala. El año pasado, Rusia y China realizaron una serie de maniobras militares conjuntas. Los ejercicios navales fueron realizados en el Mar Báltico y en el Mar de China.

Resulta más bien simbólico que estas maniobras coincidan con el Foro Económico Oriental a realizarse el 11 de septiembre en la ciudad de Vladivostok, Rusia, donde el presidente Putin se encontrará con su contraparte chino Xi Jinping. Ambos tienen bastantes problemas que discutir ya que las dos naciones están en el mismo bote –ambas resisten la política exterior norteamericana de presión directa y guerra de sanciones. Este año Washington ha hecho gala revocando la invitación a China para que participara en los ejercicios navales internacionales RIMPAC programados por Estados Unidos. La marina norteamericana ha aumentado su patrullaje en aguas adyacentes a las islas reclamadas por China, azuzando así las tensiones en la región. Estados Unidos está planeando realizar "con tozudo empecinamiento" operaciones navales en el área. Por otra parte, legisladores republicanos apoyan firmemente la idea de vender los cazabombarderos F-36 a Taiwán lo cual constituye un abierto desafío a Beiyín.

Rusia y China son dos grandes naciones unidas por la causa común de desafiar el actual orden mundial internacional dominado por Estados Unidos. La emergente alianza ruso-china es parte del pivote en Asia de Moscú. Durante el próximo mes de noviembre el presidente Putin asistirá a la Cumbre de Asia Oriental (EAS sigla en inglés) que cuenta con 18 miembros, como también a la cumbre Rusia-Asia a realizarse en forma paralela. Se trata de la primera vez que Rusia es representada por su jefe de estado. Las Cumbres de Asia Oriental constituyen el ámbito adecuado para tratar todos los desafíos a la seguridad de Asia Oriental.

El presidente de Rusia promocionará su proyecto de la Gran Eurasia conocido como la Gran Asociación Euroasiática, el cual apunta hacia la creación de un espacio común en la región y que comprendería a la Unión Económica Euroasiática (EAEU sigla en inglés) a la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO sigla en inglés) a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN sigla en inglés) y a los países comprometidos en la iniciativa china de Una Franja, Una Ruta. China no es el único país con el cual Rusia mantiene estrechos lazos. Sus relaciones con la ASEAN avanzan a pasos agigantados.

Se espera que también asistan al Foro Económico de Vladivostok el líder de Corea del Sur, Moon Jae-in y el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe. Según algunas estimaciones aproximadamente una siete mil personas participarán en el evento.

La relación de Rusia con China y otros estados asiáticos en torno a diferentes asuntos, ha crecido estos últimos años. Rusia no es una potencia orientada el continente asiático, sino más bien una potencia mundial con intereses globales que necesitan ser protegidos en todas partes. Las maniobras Oriente-18 y la sede rusa del Foro Económico Oriental son dos elementos de la estrategia Asia-Pacífico de Rusia.

 Traducción desde el inglés por

Strategic Culture Foundation Sergio R. Anacona

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 723 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N Y ab = '0' /internacionales/a269063.htmlCd0NV CAC = Y co = US