"Es preciso encender el fuego del amor en un mundo que muere de frio"

Dispersos, individualizados, aislados y sin esperanzas se encuentran la mayoría de los seres que habitan esta hermosa tierra. Nos morimos de frio porque no encendemos la llama del amor colectivo.

Nuestro planeta está siendo depredado. Cada vez se talan más bosques; cada vez se pierden más especies animales; cada vez hay menos conciencia, que al cuidar al planeta nos cuidamos a nosotros como especie.

Cada vez somos menos humanos y más irracionales, cada vez nos llevan más a un bajo nivel cultural y a la guerra para desviarnos del sentido creador del ser humano, que no es otro que construir una nueva realidad trascendente para todos los seres humanos.

Al estar individualizados; al otro, lo convierten en enemigo. Nos mediatizan y somos piezas de un ajedrez de los que depredan al mundo, de las grandes transnacionales y corporaciones que extraen los recursos del planeta y nos roban la fuerza de trabajo con salarios y condiciones inhumanas, produciendo bienes, servicios y alimentos procesados químicamente afectándonos la salud y las condiciones de vida.

Por ello, las pruebas que nos da la vida, siempre serán situaciones a superar para crecer como seres conscientes y poder avanzar en construir más humanidad.

Es un abrazo de compromiso, nos decía el padre cantor Alí Primera. Es unir voluntades para encender la llama del amor, en este mundo que muere de frio.

Frio de un sistema que prevalece sin darnos cuenta. Donde el egoísmo y la maldad están como anti valores a seguir.

Abrir la mente a la esperanza y al futuro por venir es un acto de solidaridad revolucionaria. Nuestras propias acciones en conciencia será lo que marcará la pauta para que cambie nuestro entorno y desde allí aportar a la construcción de un mundo más humano. Son cualidades para generar confianza. Ser solidario y compartir conocimientos o momentos sociales en valores colectivos nos permitirán ir a otros estadios de evolución social.

Son sumas de logros colectivos para sentir plenitud individual. Es un proceso integrador y de encadenamientos productivos lo que construirá una nueva economía solidaria que venza al frio del sistema que nos individualiza y nos lleva a la guerra entre hermanos.

Ampliemos las relaciones a grupos humanos de encuentro social donde nuestros intereses y necesidades sean puntos de partida y no el final en sí mismo. Esos intereses y necesidades están en el otro que también quiere aportar y construir soluciones colectivas. Credibilidad en el futuro por venir y prosperar en paz es el inicio de lo que construyo con los demás.

Encienda el fuego del amor: la solidaridad es algo que brota por sí mismo. No somos enemigos. Somos la mano amiga que se integra, lucha y puede ayudar a realizar sueños y esperanzas de liberación de lo individual sobre lo colectivo. "eres y serás lo que debes ser; y serás lo que tu mente, tu bondad, tus deseos y tus actuaciones te permitan". Por ello, entrar en comunicación los unos con los otros y los otros con los unos", será de vital importancia para ese salto evolutivo que vendrá desde la recuperación económica del país en los días por venir.

Comandante Chávez aquí estamos sus hijos encendiendo el fuego del amor por un mundo más humano.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 422 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



David Vivas

David Vivas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a267641.htmlCd0NV CAC = Y co = US