Golpe Bajo-Golpe Baixo

La cuestión social en Latinoamérica y el Caribe por estos días está candente… Y resaltan en ese contexto Venezuela y Brasil, por lo que la inteligencia e intuición del periodista Ernesto Villegas-Poljak (Caracas, 1970) como resalta el prologuista Lic. Fernando Lugo, ex presidente de Paraguay, se impuso para entender la trascendencia de tres entrevistas a personajes relevantes en su desaparecido programa de opinión por multi-estatal TELESUR y volverlas a ofrecer en formato de libro, constituyendo un importante documento histórico; por lo que en este texto vamos a detenernos en los conceptos fundamentales, para decirlo con una expresión de Heidegger, del referido libro de Villegas (2016) "Golpe bajo" o Golpe Baixo" porque es un edición bilingüe de lo más interesante por ese valor agregado.

Pero, ¿qué hemos de entender por eso de conceptos fundamentales?, citemos a continuación un párrafo de Heidegger (2006) para encuadrar el comentario que nos disponemos realizar en esta entrega, léase:

"Por ‘conceptos fundamentales’ se entiende habitualmente las representaciones que nos delimitan un ámbito de objetos en su totalidad o según perspectivas particulares, pero rectoras. Así, el concepto ‘fuerza’ es un concepto fundamental en la ciencia de la naturaleza, el concepto de ‘cultura’ lo es en la historia, el concepto de ‘ley’, del derecho –y en otro respecto, también de la ciencia de la naturaleza-, el concepto de ‘estilo’ lo es de la investigación histórica del arte, más también de la ‘filología’, de donde incluso proviene, pues alude en primer lugar a la manera de escribir, por tanto del decir y del lenguaje, y finalmente inclusive también el ‘lenguaje de las formas’ de toda obra que procede de la historia del arte plástico y de la pintura, por tanto, de la ‘teoría del arte’ en general" (p. 39-40).

Las entrevistas a líderes sociales del gigante del Sur, Brasil, que el reconocido periodista venezolano Ernesto Villegas-Poljak oferta en su libro Golpe bajo-Golpe baixo permite aproximarse a las representaciones sociales de lo político y de cómo se mueve la dinámica social, ello como señala Heidegger desde la perspectiva fenomenológica-hermenéutica, describiendo así ciertos ámbitos de la totalidad socio histórica de Latinoamérica y el Caribe en el tiempo actual, según la perspectiva de protagonistas y testigos de la política en la región; constituye además un cuadro acerca de cómo se están antagonizando fuerzas sociales que, con sus actantes, imponen una determinada direccionalidad a la historia inmediata, ya que la historia es cambio pero no siempre hacia adelante y positivo sino hacia atrás o retrogradación y cuyo eje de interés central viene a ser lo siguiente: los grandes recursos naturales de Brasil, Latinoamérica en egenral; como destaca en el prefacio de marras el ya señalado expresidente paraguayo y actual senador Fernando Lugo y el periodista Pualo Pimenta.

En efecto, Lugo (ob cit) acota "… los gobiernos progresistas de América Latina, sobre todo en las últimas décadas, han inaugurado una primavera democrática en gran parte del continente" (p. 19), pero que, a su vez, se halla amenazada por intentos de golpes de Estado: "… la Venezuela de Chávez, el Ecuador de Correa y la Bolivia de Evo, y otros fueron consumados como en Honduras en 2009 y Paraguay en 2012" (ídem); ello constituye uno de los principales dilemas, pues, están en pugna dos modelos sociopolíticos que juegan racionalmente o a veces no tanto en el escenario social: el modelo económico liberal o neoliberal y otro alternativo, a saber, "… la construcción de una sociedad mucho más equitativa y justa"… (ídem).

Por su parte, Pimenta (ob cit) acota que: "La ola de golpes que ocurren en Suramérica, así como los intentos de desestabilizar los gobiernos de izquierda en el continente, democráticamente electos, deben ser comprendidos no de forma aislada, sino dentro de una percepción más amplia de intereses económicos imperialistas, especialmente sobre Brasil y Venezuela. Con el descubrimiento de petróleo en el estado de Prestal en la costa brasileña, se estima que Brasil pueda convertirse en la tercera reserva más grande del mundo, después de Venezuela –la mayor reserva del planeta- y de Arabia Saudita" (p. 12).

Ese dato, que no es poca cosa lo vuelve a recalcar y señala de seguidas que: "El continente sudamericano posee muchas riquezas, tenemos petróleo, agua, gas y nuestras fronteras agrícolas son las únicas que todavía pueden ser expandibles de manera significativa, contrario a lo que existe hoy en Estados unidos y Europa, totalmente degradados. De esta forma, las campañas que tuvieron lugar durante la última década hasta el día de hoy, contra Lula, Dilma, Chávez, Maduro, Cristina Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa y todos los líderes de la izquierda suramericana nos imponen, en un primer momento, una agenda conjunta en defensa de las riquezas naturales de nuestro continente y una mayor integración de experiencias de comunicación para la reafirmación de los gobiernos populares…" (ibídem., p. 16).

La cuestión social en Latinoamérica de acuerdo a lo planteado por Villegas-Poljak (ob cit) muestra así la emergencia de nuevos actores sociales trastocados en partidos políticos mediatos, las empresas de la comunicación social que a través del lenguaje "construyen" la realidad social como hechos paralelos a los eventos "… reales logrando crear una representación mental cuyo elemento fundamental es la corrupción usada como arma política de ataque a los gobiernos y, a su vez, como escudo del propio actuar de los partidos políticos opositores que en última instancia su lugar lo han ocupado los medios de comunicación" (p. 28).

Por cierto, este aspecto llama la atención ya que por estos días Lula ha sido detenido y Dilma lo ha acompañado pero en todo ese entramado el Poder Judicial brasileño se muestra como parte de las actitudes corruptas de quienes administran justicia; pero, a su vez, señala Joao P. Stédile muestra una de las principales debilidades de ambos líderes, a saber, su pacto con la burguesía y falta de confianza en los sectores populares, no ser radicales y caer en la conciliación de clases, porque al final fueron traicionados por esos aliados oligárquicos; así mismo, destaca el hecho de que no fueron lo suficientemente contundentes en la condena de la corrupción, ni reconozcan abiertamente quiénes son sus supuestos colaboradores que cayeron en la corrupción, señalándolos con nombre y apellido; siendo como ha sido un factor causante de la crisis política brasileña; sino que en las entrevistas del libro que se comenta dan rodeos y se atienen a generalidades, cuando de todos es conocido que en las gestiones de ambos mandatarios sí hubo graves de actos contra la cosa pública; aunque Villegas acota que: "… la llamada Operación Lava Jato (autolvado), una compleja red de soborno y levado de dinero en torno a la estatal petrolera Petrobras que ha costado la carrera y la libertad a un importante número de políticos, funcionarios y empresarios" (p. 28).

En cambio, el líder sindical Joao Stédile, denuncia que el gobierno Temer-Cunha es un gobierno ilegítimo que está enlodado por una corrupción, ya se ve públicamente el costo financiero que le generó a los empresarios que invirtieron mucho dinero para conseguir los votos de los diputados" (p. 36).

Dilma Roussef, ya lo hemos dicho, al ser interrogada sobre la corrupción también da giros y no condena abiertamente los hechos y acota que:

"Yo no creo que la corrupción sea monopolio de Brasil" (ob cit., p. 74), agregando que son "mecanismos absurdos en relación con el rentismo y a la formación de situaciones anormales, de productos financieros (ídem); Lula Da Silva también es ambiguo y señala que: "El tema de la corrupción afecta a cualquier parte del mundo. Y si miras la historia de la humanidad, en varios momentos históricos el tema de la corrupción afecta. Entonces el PT es víctima de algo fantástico (…). Si dentro del PT alguien cometió un error, si alguien hizo algo indebido esa persona tiene que pagar por eso" (p. 96).

La trama de la corrupción debe tener muchos intríngulis, sin embargo, conviene que los líderes políticos de izquierda sean los más contundentes en señalar a quienes de su entorno en el poder caigan en esas conductas, la verdad es que no lo hicieron; sin embargo, de acuerdo a las últimas noticias quien va a pagar por la corrupción en Brasil va a ser el propio Lula; dado que la corrupción se ha tornado en un arma política, usada cínicamente por sectores de la oligarquía que tienen clara vinculación con los agentes del imperialismo, mismo que algunos creen que no existe, por cierto, sino globalización y empresas de clase mundial a la que los Estado nacionales deben adherirse.

Referencias

Heidgger, M (2006). Conceptos fundamentales. (Curso del Semestre del Verano, Friburgo, 1941). Alianza Editorial. S. A. Madrid.

Villegas-Poljak, H. (2016). Golpe bajo-Golpe Baixo. Edición Bilingüe-Edicao Bilingüe. Eidtorial Nosotros Mismos. Caracas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 222 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a261827.htmlCd0NV CAC = Y co = US