Un militar y académico que nació un 24 de julio

El título de este artículo podría inducir a muchas personas a imaginarse que nos estamos refiriendo a Simón Bolívar. No es así, porque Bolívar supera las categorías de militar y académico. Herbert Raymond McMaster nació un 24 de julio del año 1962. Ostenta el grado militar de Teniente General en Estados Unidos, el cual es equivalente al de Mayor General en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. McMaster se graduó de la Academia Militar de West Point en 1984 y es Doctor (PhD) en Historia de Estados Unidos por la Universidad de Carolina del Norte. Su tesis doctoral se centró en un estudio de la estrategia estadounidense y el liderazgo civil-militar durante la guerra de Vietnam. Esa tesis recibió una acogida en el mundo militar de los Estados Unidos, por lo cual McMaster la transformó en el libro que se intitula Dereliction of Duty (Negligencia en el cumplimiento del deber) que publicó en 1997 siendo Teniente Coronel.

En esa obra, McMaster concluye que "la guerra en Vietnam no se perdió en el campo de batalla, ni en las portadas del 'New York Times', ni en los campus universitarios. Se perdió en Washington". El hallazgo investigativo de McMaster es la antítesis al pensamiento dominante, es decir, para él como académico, Vietnam no fue una derrota atribuible únicamente al "débil liderazgo del estamento militar" estadounidense. McMaster sustenta su propuesta en el constructo teórico que formuló: "Las operaciones militares por sí solas no pueden derrotar a una insurgencia, porque sólo el desarrollo económico y la acción política pueden abordar la mayoría de las fuentes de desafección. Si las operaciones militares no se llevan a cabo de acuerdo con objetivos políticos o se producen sin desarrollo económico, seguramente alienarán a la población (…) y fortalecerán (…) al enemigo".

Es indudable que McMaster se convierte en un referente en la teoría de la Guerra No Convencional, así denominada en este siglo XXI, o Guerra Especial como también se conoce en la Doctrina Militar desde que se aplicó incipiente y simultáneamente durante las operaciones militares genocidas que perpetró Estados Unidos en la guerra de Vietnam. Sin embargo, quizás ese academicismo impulsó al presidente Donald Trump a destituir ayer 22 de marzo de 2018, al general McMaster del cargo de Asesor de Seguridad Nacional. El general y doctor McMaster, es un académico militarista nacido en una fecha, similar a la que anualmente se celebra el natalicio del Libertador Simón Bolívar. McMaster pasa a la historia como otro despedido más de Trump. McMaster es promotor de una corriente de pensamiento guerrerista que en la República Bolivariana de Venezuela debemos investigarla con rigor epistemológico, como un insumo más para enfrentar los incesantes ataques cívico-militares que perpetra Estados Unidos en el contexto de una Guerra No Convencional.

La BBC de Londres califica a Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, como "un hombre de fina cultura y agudo pensamiento político [que] en menos de 20 años logró la independencia y libertad de cinco naciones, hoy seis: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá." Simón Bolívar, el Libertador, nació el 24 de julio de 1783. Luis Britto García, eleva a Bolívar a un sitial que también le corresponde, el de pensador e intelectual político-estratégico: "Bolívar concreta con su obra política y militar un preciso ideario geopolítico, conservacionista, de igualación social y de soberanía económica y financiera que conserva imperecedera vigencia".

Por su parte, el Mayor General Pascualino Angiolillo Fernández, Secretario General del Consejo de Defensa de la Nación (SECODENA) venezolana, en su libro de gran contribución académica que se intitula "LA UNIÓN DE NACIONES SURAMERICANAS (UNASUR): ALIANZAS MILITARES", magistralmente concluye: "La Unión de Naciones Suramericanas es una iniciativa que se inspira en el proyecto de nuestro Libertador Simón Bolívar para alcanzar la Unión de América Meridional al sur del río Grande, y de todos aquellos próceres y libertadores que participaron en aquellos pactos de alianzas entre las nacientes repúblicas, que procuraron mantener su independencia y autodeterminación apartándose del dominio de potencias extranjeras; que unieron sus fuerzas, al igual que las citadas ciudades del Corinto griego, para hacer respetar su soberanía e intereses coincidentes, y afrontar en forma colectiva y contundente las amenazas comunes presentes en la región".

El legado de Simón Bolívar se ubica en una dimensión científico-filosófica, que supera los aportes en teoría y praxis de cualquier producto del academicismo de la Nación-Militar del presidente Harry Truman.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1217 veces.



Luis Holder


Visite el perfil de Luis Holder para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: