Comité Olímpico Internacional sucumbe ante la presión antirusa

Numerosas preguntas relacionadas con la prohibición del Comité Olímpico Internacional, COI a la participación de Rusia en las Olimpíadas de Invierno en Pyeongchang este año, siguen sin respuesta.

A los atletas rusos sin problemas les será permitido participar bajo la denominación "Atleta Olímpico de Rusia". Los rusos que obtengan medallas de oro serán "honrados" con la bandera y el himno olímpicos.

En las semanas anteriores a la decisión del COI los medios masivos de comunicación occidentales en idioma inglés estuvieron repletos de comentarios sumamente desinformativos los cuales apoyaban un castigo colectivo contra Rusia.

El New York Times y algunos otros periódicos activamente sugirieron de manera insultante la individualización de Rusia por lo que había aprobado el COI. Días antes de la planificada decisión del COI de fecha 5 de diciembre sobre el status de las Olimpíadas de Invierno en Rusia este año 2018 el susodicho "informante" Grigory Rodchenkov apoyó en el New York Times la formal prohibición

https://eurO2.safelinks.protection.outlook.com/?url=https%3A%2F%2Fwww.nytimes.com%2F2017%2F1252F0%2Fsports%2Folympics%2Frussiandoping.html&data=02%7C01%7Cmichaelaverko%40msn.com%7Cc7de84fe4ba34d2ac85108d53aad2689%7C84dfe7fe9f640afb435aaaaaaaaaaaa%7C1%7C1%7CO%7%7C636479437703839498&sdata=PZ22o%2BX114THYx%2Fh%2FpjTX6WSc21Kuwf04Gr10P%2BiBD1k%3D%reserved=0

en las Olimpíadas de Invierno de Rusia con solo atletas sin problemas participando como neutrales. Patriotas responsables en todo el mundo pueden criticar a sus respectivos países de manera justa y equilibrada que no pretenda de manera injusta humillar a su país. Tal manifestación es muy diferente al apoyo expresado en el New York Times por Rodchenkov.

Rodchenkov es básicamente un títere del New York Times. Ese periódico de control ha publicado una serie de entrevistas exclusivas con él. Contrariamente, Rodchenkov no ha estado estado voluntariamente dispuesto para un seguimiento de las críticas y no para un simple segmento. Sería periodística y legalmente apropiado revisar su "diario" completo, no editado, que supuestamente describe una directa participación del gobierno ruso en el dopaje deportivo. Hasta ahora, solo han sido publicadas citas escogidas con pinzas de aquella recolección.

Rodchenkov ha lanzado una serie de graves acusaciones acerca de una supuesta participación concertada del gobierno ruso en un esfuerzo por ocultar el dopaje ruso durante las Olimpíadas de Invierno de Sochi el año 2014. En cuanto a su ética personal, se trata de un médico fracasado que fue removido de su cargo relacionado con el deporte en Rusia por haberse involucrado en actividades ilícitas. Una vez detenido, las acusaciones de Rodchenkov contra otros apuntan hacia el desvío de la atención sobre las razones por las cuales fue puesto en libertad. Teniendo en cuenta eso, no resulta adecuado aceptar sus acusaciones sin pruebas concretas.

Acusar legalmente a Rodchenkov –como ha sido planteado—es una medida con ciertas limitaciones. Elementos dentro de COI y en la Agencia Internacional Anti Dopaje (WADA, sigla en inglés) lo han declarado "confiable". Por lo tanto Rodchenkov no sería el único a ser legalmente acusado. En todo caso, existe también la cuestión del factor influido por Occidente que es indolente ante todo lo ruso, de ahí que se hace difícil querellarse exitosamente contra Rodchenkov y sus colegas del COI/WADA.

En este contexto, la chovinista respuesta occidental aduciría con indiferencia que se trata de una actitud paranoica, irracional y conspirativa. Al profundizar la revisión, encontramos lo contrario, incluso un anti ético e impune apoyo que ha sido muy bien encubierto en la "prensa libre".

Durante las Olimpíadas de Verano del año 2016 en Rio de Janeiro el COI autorizó a las federaciones por separado decidir cómo sus respectivas disciplinas deportivas debían ser evaluadas. La Federación Internacional de Federaciones Atléticas (IAAF, sigla en inglés) impuso una casi completa prohibición contra los atletas rusos en las competencias de pista y campo en esa Olimpíada. La atleta rusa Darya Klishina fue la única excepción, tuvieron en cuenta que ella vivía en Estados Unidos. Con poca antelación al caso de Darya Klishina, hubo un grosero último intento para prohibir su participación. Aparte de Darya Klishina, otros atletas de pista y campo rusos sin problemas fueron impedidos de competir en la última Olimpíada de Verano.

Hasta ahora, la IAAF mantiene una política hacia los atletas rusos sin problemas para que participen como neutrales. Hace muy poco la IAAF reiteró esta posición.

Lo calculado del anuncio contribuyó a influir en la prohibición anti Rusia para las próximas Olimpíadas de Invierno.

En relación con Rusia, el presidente de la IAAF Sebastián Coe, es reconocido desde hace meses por tratar de compartir la experiencia de su federación con otras entidades deportivas. Coe ha demostrado poca o ninguna preocupación por los atletas rusos de pista y de campo sin problemas a quienes se les negó su participación en las Olimpíadas de Rio de Janeiro. No se trata que estos atletas no hayan sido nunca examinados fuera de Rusia, por lo tanto al procurar nuevos y adicionales exámenes, el comportamiento moralmente defectuoso de Coe queda en evidencia por su empeño en tratar de conseguir que Yulia Stepanova –acusada de dopaje—compitiera en Rio a diferencia de los atletas rusos sin problemas, incluyendo a la garrochista Yelena Isinbayeva y al vallista de talla internacional Sergey Subchenkov. El intento de Coe fue influenciado por la Stepanova y su ex marido para lanzar acusaciones insubstanciales contra los atletas rusos de pista y de campo durante un documental propagandístico en la televisión alemana.

Debemos tener presente que la Stepanova fue expulsada por dopaje en Rusia. Su aparentemente cambiada actitud ocurre con posterioridad.

La recientemente anunciada decisión del COI contra Rusia, se dice que se basa en nuevas "evidencias" obtenidas luego de las Olimpíadas de Verano del año 2016. Los dirigentes deportivos oficiales canadienses Dick Pound y Richard McLaren se encuentran entre los principales proponentes anti rusos. Estos dirigentes demostrarían su satisfacción si el gobierno ruso formalmente reconociera la falta por algo que no ha sido concretamente demostrado y sigue estando en la duda. De manera específica la acusación dice que los atletas rusos fueron dopados en masa a través de un esfuerzo clandestino apoyado por el Kremlin para lograr éxitos deportivos.

En esta dudosa acusación se sostiene que alrededor de mil atletas rusos participaron en ese programa. Profundizando el examen, uno descubre que esa cifra excede al número de atletas rusos que estuvieron disponibles para competir en las últimas Olimpíadas de Verano, de Invierno y en la Para Olimpíada. (A cuenta del extremo chovinismo occidental, Rusia fue totalmente marginada de la Para Olimpíada): Sin embargo, la inmensa mayoría de estos atletas olímpicos y para olímpicos rusos no eran culpables de cometer infracciones por dopaje.

Por una parte, se nos dice que el gobierno ruso planeó un sofisticado sistema clandestino para defraudar. Esta alegada operación encubierta pareciera sumamente torpe al no haber borrado sus huellas, como quedó de manifiesto al poner en libertad a Rodchenkov, como efectivamente lo hizo.

Resulta interesante que la decisión del COI de fecha 5 de diciembre del 2017 hace hincapié en la culpabilidad del Comité Olímpico de Rusia debido a sus defectuosos métodos de pruebas de anti dopaje pero no implica al gobierno ruso.

Hasta este momento, queda por verse en qué grado Rusia participará en las Olimpíadas de Pyeongchang. De Rusia han emanado diferentes mensajes sobre este particular. Está también la cuestión de que los atletas rusos sean sometidos a más y severas pruebas anti dopaje que a otros atletas.

Con eso en mente, sería hipotéticamente posible que atletas rusos sin problemas sean rechazados a diferencia de otros que no han sido igualmente examinados en extremo. Semejante escenario puede producirse bajo la premisa que un atleta ruso no haya sido examinado adecuada y suficientemente –aunque tal atleta haya sido típicamente examinado mucho más exhaustivamente que sus pares no rusos.

Se trata de pura estupidez creer que el dopaje en el deporte es un fenómeno exclusivamente ruso.

Cualquiera sea la participación rusa en Pyeongchang, los fanáticos rusos orgullosamente ondearán el tricolor al tiempo que en alta voz canten ¡¡ Rusia, Rusia ¡¡

De manera simbólica, estos actos servirán como un merecido dedo del medio para aquellos mojigatos fanfarrones como Dick Pound, quien ha sido particularmente un santurrón.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona



Esta nota ha sido leída aproximadamente 797 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a257893.htmlCd0NV CAC = Y co = US